Con las puertas abiertas para estudiantes y empleados de la Universidad de Antioquia, el Gimnasio Multifuncional es una alternativa de ejercicio disciplinado que no tiene ningún costo y sí muchos beneficios para la salud y el espíritu. Usarlo es muy sencillo.

Lisset y Alberto están sudorosos, con las mejillas coloradas. No se conocen pero a veces comparten el turno de ejercicios en el Gimnasio Multifuncional de la Universidad de Antioquia.

Ella es estudiante de Historia. Él es empleado de Servicios Generales. A ella, una amiga le comentó que podía asistir, sin ningún costo, al gimnasio que había en la universidad. A él le habían dicho lo mismo, pero creía que era un error, que tal vez ese espacio sólo estaba disponible para grupos deportivos establecidos.

Sin embargo, un día se animaron a averiguar qué tenían que hacer para usar el gimnasio. Lisset había visto una fila junto a la cafetería de Deportes, pero no sabía de qué se trataba. Entonces, se animó a preguntar y le dijeron que era para reclamar el ficho del gimnasio. “Me contaron que había que ir a las ocho de la mañana el día de la semana que uno quisiera hacer ejercicio para reclamar el ficho. Fui un miércoles hace cinco meses, y desde entonces vengo al gimnasio tres veces por semana, en horas en que no tengo clases”.

Alberto, al principio le dio pereza hacer la fila y más bien continuó con sus labores, pero al día siguiente se animó y reclamó su turno. “Me pidieron el carnet y ya. Traje mi sudadera y fui al gimnasio a la hora que yo había escogido: de cuatro a cinco de la tarde”, y agrega que eso del horario varía según su tiempo libre y  la disposición del gimnasio, pero que en todo caso el turno asignado siempre es para una sesión de una hora.

Mónica Rentería, deportista de karate y monitora del multifuncional, dice que el gimnasio está abierto para personas como Lisset y Alberto, que no necesariamente están vinculadas a los deportes pero que desean tener un acondicionamiento físico, mantenerse saludables y, por qué no, favorecer un poquito la vanidad personal.

De acuerdo con la monitora, “cuando alguien llega por primera vez al gimnasio se le hace una evaluación para saber qu&e acute; rutina de ejercicios se le puede ofrecer, luego se le acompaña en un calentamiento para ver cuánta resistencia tiene y qué tipo de ejercicios puede soportar; después, durante las cinco sesiones siguientes, rota por todas las máquinas y se varía la rutina dependiendo del propósito que cada uno tenga: bajar de peso, fortalecer músculos, recuperarse de una lesión, etc. Y ahí sí, después de ese proceso, ya esa persona se ‘suelta’ y continúa haciendo ejercicios en los días que vaya, que ojalá sean tres por semana para que no pierda el acondicionamiento inicial”.

Ese proceso lo vivieron, cada uno en su momento, Alberto y Lisset. Después se amañaron y siguieron madrugando para reclamar el ficho. Él va los martes, miércoles y viernes, y ella los lunes, miércoles y jueves. Ambos reconocen que aunque el gimnasio de la universidad es pequeño, ya es mucho cuento que cada quien pueda hacer ejercicio disciplinadamente cerca de las clases o del trabajo, como bien tienen derecho a hacerlo todos los estudiantes y todos los empleados del Alma Máter.

Horarios del Gimnasio del Multifuncional disponibles para práctica libre.

Lunes: 2, 3 y 4 p.m.
Martes: 10 y 11 a.m.; 2, 3, 4 y 5 p.m.
Miércoles: 1, 2, 3, 4, 6 y 7 p.m.
Jueves: 10 y 11 a.m.; 2, 3, 4 y 5 p.m.

Viernes: 1, 2, 3 y 4 p.m.


Atrás


Programa de Salud - Estrategia de Atención Primaria en Salud, Calle 70 # 52-72 - Of. 505 - 605
Tel (+574) 219 8927 / Correo electrónico: saluda@comunicaciones.udea.edu.co / Medellín - Colombia