Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
martes, 18 de febrero 2020
18/02/2020
Síguenos

Listado

Culminó el ll Diplomado en Justicia Restaurativa.

La Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, la Procuraduría General de la Nación, el Ministerio de Justicia la Personería de Medellín, el Consejo Superior de la Judicatura, el Instituto de Estudios del Ministerio Público, la Cámara de Comercio de Bogotá, el INPEC, la Defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Medellín, Bienestar Familiar, la Fiscalía General de la Nación y el PNUD culminaron con el Segundo Diploma en Justicia Restaurativa en Medellín.

El 15 de diciembre de 2017 en Bogotá la PGN había firmado junto con diversas entidades, el “Pacto por la humanización de los sistemas de privación de la libertad en Colombia a través de la Justicia Restaurativa”. El proyecto fue coordinado por la Procuraduría Delegada para la Defensa de los Derechos Humanos y fue supervisado por el IEMP, logrando capacitar 170 personas del programa que fue creado mediante la Resolución 336/2017. En su segunda versión el Diplomado llegó a Medellín con el apoyo de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia.

El programa de Justicia Restaurativa tiene por objeto establecer líneas de trabajo para impulsar la implementación de los mecanismos de Justicia Restaurativa contemplados en el ordenamiento jurídico como los son: la conciliación pre procesal, la conciliación en el incidente de reparación integral y la mediación.

Este Diplomado apostó por que los servidores capacitados en Cultura de Justicia Restaurativa “conocieran e identificaran las herramientas con competencias en enfoques restaurativos, sensibilizados y actualizados en Justicia Restaurativa”. La formación en Justicia Restaurativa se propone generar un verdadero cambio social a partir de la capacitación, la innovación y la investigación.

La propuesta para el desarrollo del programa fue remitida por la Coordinadora académica de este Diplomado, la Abogada y Especialista en Mediación de Conflictos, Profesora Isabel Puerta, el cual se desarrolló entre el 24 de julio y el 29 de noviembre de 2019, con una duración de 120 horas y  con la participación de (72) asistentes, entre los cuales había profesionales adscritos a la Procuraduría General de la Nación, INPEC, Defensoría del Pueblo, logrando certificar a 45 personas que cumplieron con el requisito del 80% mínimo de asistencia al encuentro académico.

La creación de este Diplomado se generó en el marco de la Justicia transicional y para la reparación efectiva del daño causado a las víctimas y a las comunidades, la Justicia restaurativa cumple el objetivo de lograr en la cotidianidad, una verdadera convivencia y cohesión social entre ofensores, víctimas y comunidades, establecidos así por la Justicia retributiva.

En el proceso se contó con la participación profesores con un amplio recorrido en el campo de la justicia, como el experto en Justicia Restaurativa Dr. Julio González Zapata Abogado, profesor de Criminología de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia; la Dra. Diana Restrepo, Doctora en Derecho Penal, integrante de la corriente abolicionista de la prisión y experta en Justicia Restaurativa y por supuesto del Dr. Juan Guillermo Sepúlveda Arroyave, criminólogo crítico, reconocido por la OEA como generador de Confianza, Master en prevención y seguridad de la Universidad Autónoma de Barcelona, UAB, España y Director del Programa de Justicia Restaurativa de la Procuraduría General de la Nación.

Fueron varios los mensajes que los docentes trataron de dejar en las personas que asumieron este compromiso con la academia y las nuevas formas justicia, pero entre estos se  destacó la imperante necesidad de cambiar el modelo de justicia actual por uno que, en lugar de encontrar un culpable para hacer caer sobre él todo el peso de la ley, busque la manera de reparar el daño generado a la parte afectada -las figuras víctima y delincuente se desdibujan un poco- y la reincorporación de infractor.

El Procurador Regional de Antioquia, el Dr. Luis Fernando Bustamante Zapata, contó que  la   definición de Justicia Restaurativa está contenida en el artículo 518 de la Ley 906 de 2004: “todo proceso en el que la víctima y el imputado, acusado o sentenciado participan conjuntamente de forma activa en la resolución de cuestiones derivadas del delito en busca de un resultado restaurativo, con o sin la participación de un facilitador”. Según el procurador, el objetivo de este diplomado fue difundir y socializar la importancia de la cultura y la justicia restaurativa en los funcionarios públicos que tienen que ver con el sistema penal colombiano, con la esperanza de que sea aprovechada y apropiada.

El Ministerio de Justicia y del Derecho, tal y como está consignado en los Lineamientos de política para la aplicación de la Justicia Juvenil Restaurativa en Colombia, destaca la importancia del diálogo entre las partes, factor que se contrapone a los típicos monólogos que se escuchan en procesos judiciales, donde prima exclusivamente el ejercicio del litigio y las partes involucradas no encuentran espacio para hablar.

“El Derecho Penal es una máquina de generar dolor deliberadamente”

La Justicia Restaurativa es un asunto novedoso, pero no nuevo, que es un modelo conocido por civilizaciones muy primitivas y es algo en lo que coinciden diferentes autores y teóricos del asunto. Hemos tomado las experiencias de algunos pueblos originarios de Australia, Nueva Zelanda y algunos norteamericanos para aprender a tramitar conflictos bajo un diálogo que involucre tanto al ofensor y al ofendido, como a la comunidad en general.

También se trataron los retos que, en especial a la Justicia Penal, trae la aplicación de la Justicia Restaurativa, sin decir que es este el único campo del derecho en que pueden ser aplicados sus programas, sino que es un evento que puede resolver problemas de la sociedad en distintas instancias como: los conflictos escolares, familiares y de vecindad, etc.

En el Diplomado se habló de una Justicia Restaurativa parcial o para pequeños problemas, un fenómeno determinado por el injerto de un modelo de justicia en una cultura completamente ajena a la que la concibió y en un momento histórico político bastante complicado. Para el profesor Julio este modelo de justicia es inseparable de las fuertes críticas realizadas al Derecho Penal por parte de la criminología crítica y especialmente del abolicionismo, doctrinas en las que los optimistas soñaban con tramitar todos los asuntos de la justicia retributiva a través de la restaurativa.

La criminología crítica parte de un supuesto que dice que el Derecho Penal es el mecanismo de control social más discriminatorio, selectivo y desigual. Nils Christie, un sociólogo y criminólogo noruego que, según el profesor González, tiene un pie sobre la criminología crítica y el otro sobre el abolicionismo, dice que uno de los más grandes problemas del derecho penal era ese “secuestro” del conflicto por parte del estado a los interesados. Christie fue de los autores que hace una crítica que abre la posibilidad de resolver los conflictos de otras maneras.

Luigi Ferrajoli, jurista italiano y acérrimo crítico del abolicionismo, asegura que si comparamos las penas generadas por el sistema penal con las generadas por los delitos, las primeras constituyen una masa de sufrimientos y barbaries muchísimo más grande. El hecho de que los castigos contemplados por el Derecho Penal sean al mismo tiempo los crímenes más graves de lesa humanidad y que la violencia ocasión del castigo de un delito sea fría y premeditada, son algunos de los motivos por los cuales autores como Nils Christie llaman al derecho penal una gran máquina de dolor deliberado.

El dolor que implica el derecho penal para una sociedad no se ve de ninguna manera retribuido puesto que no logramos la sensación de seguridad, ni logramos que el delincuente se reintegre, ni protegemos a las víctimas, porque con este sistema sólo producimos una reacción al daño ya producido, es por todo lo anterior que en diversos sectores de la criminología crítica y del derecho penal se llegara a pensar -con gran optimismo- en la justicia restaurativa como la oportunidad de resolver los problemas que siempre ha tenido la justicia retributiva.

Lo restaurativo como la base preventiva del Sistema Penal Colombiano

Juan Guillermo Sepúlveda, Director del Programa de Justicia Restaurativa de la Procuraduría General de la Nación se encargó  a lo largo del Diplomado de socializar los orígenes de esta política en el marco del proceso de paz, para evitar el delito y la reincidencia.

La apuesta es por el cambio de paradigma, la terminación del conflicto armado por medio del diálogo abrió la puerta para pensar en la solución de los conflictos más allá de lo punitivo. Nos permitió desbrozar el bosque de la realidad nacional y poder ver la corrupción, el medioambiente, la inseguridad ciudadana, la violencia intrafamiliar, entre otras, además, descubrimos una vez más, que en Colombia hay varias justicias.

Más allá de la Justicia Retributiva(JRt), se adhieren la Justicia Transicional(JT) y la Justicia Restaurativa (JRs). Esta última tiene como objetivo ser democrática en sus contenidos, por eso se caracteriza por ser incluyente, descentralizadora, participativa, que busca generar confianza, resolver los conflictos que originaron el delito, humaniza la administración de justicia y previene la reincidencia.

Por ello este tipo de justicia se propone de manera transversal aportar a la paz nacional influyendo positivamente en la convivencia carcelaria, familiar, barrial ciudadana y la paz urbana. Lo que se buscó fue romper con el círculo vicioso de la reincidencia criminal, por ello-con apoyo de Naciones Unidas-la JRs invita a trabajar por un sistema penitenciario más eficaz y justo.


Facultad de Derecho y Ciencias Políticas: Espíritu Crítico y Compromiso Social
Correo electrónico: derechoypolitica@udea.edu.co
Síguenos en Facebook,​ en Twitter y en YouTube

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018