Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 30 de octubre 2020
30/10/2020
Síguenos

Listado

Ingeniemos: Exoesqueletos, equipos que mejoran la calidad de vida

Freddy Luna Molina ha hecho posible el milagro de levantarse y volver a caminar para cientos de personas que habían perdido la esperanza de hacerlo. Es un héroe sin capa, un líder y batallador a la hora de ayudar a los demás con sus inigualables equipos. 

        

Por: Carlos Arturo Betancur Villegas
arturo.betancur@udea.edu.co

Fredy Leonardo Luna Molina creció en una familia sin muchos recursos económicos. Sus padres se vieron en constantes aprietos para criarlo a él y a sus seis hermanos, por lo que tener juguetes era un privilegio que no podían darse muy seguido. Por eso Freddy se fabricaba sus propios artilugios, construyendo máquinas y vehículos con materiales que reciclaba o encontraba en cada rincón de su casa para compartirlos con sus hermanos.

Con el correr de los años su creatividad se mantuvo intacta y su ingenio era cada vez más agudo, por eso ingresó a la Universidad de Antioquia para estudiar Ingeniería Mecánica, carrera que le permitió cumplir uno de los sueños que traía desde muy joven y que nunca abandonó; fue así como su talento para crear lo impulsó a mirar otros escenarios que antes no contemplaba y que le fueron dando claridad a esa ilusión de seguir inventando. 

La historia de Freddy no concluye con su pregrado, esa fue solo una parte; pues, aunque quería crear máquinas o partes de máquinas, también deseaba dejar huella en el mundo, ayudar a los demás. Y aunque su mente vagó por innumerables escenarios, fue un compañero quien le dio luz cuando un día cualquiera le dijo: “Freddy, tengo un profesor en situación de discapacidad. Tiene una silla de ruedas, pero le resulta incómodo dar las clases y alcanzar el tablero. ¿Por qué no piensas en cómo ayudarlo?”.

Freddy no tuvo que pensarlo mucho. La idea de ayudar a personas con discapacidad le pareció genial, y se puso “manos a la obra” para llevarla a cabo. De modo que empezó a trabajar en su tiempo libre en prototipos de exoesqueletos a pequeña escala, pues la plata no le sobraba y los materiales los compraba con el poco dinero que ahorraba. 

Hizo muchos prototipos, casi todos fallidos, hasta que por fin “dio en el clavo”. Después de eso pidió plata prestada a sus amigos más cercanos para poder desarrollar un prototipo a escala humana y probarlo. Cuando terminó su primer exoesqueleto de tamaño humano, salió a la calle a buscar una persona en silla de ruedas para probarlo. Después de mucho buscar encontró a Duván, un joven vendedor ambulante que perdió la movilidad de sus piernas tras caer de un árbol. Fredy le solicitó que le ayudara a probar el prototipo y lo llevó a su taller, donde Duván, por primera vez en muchos años, pudo erguirse y caminar. 

“Seguí trabajando con población en condición de discapacidad y venteros ambulantes, me presenté a los concursos de emprendimiento Titanes Caracol y “Una idea para cambiar la historia”, de History Channel, en el 2016. En ambas competencias pasé a la final, mi historia salió en televisión en todo el mundo, ¡y de ahí mi vida cambió por completo!”, cuenta el ingeniero Freddy Luna.

Su participación en los concursos tuvo un efecto mágico: empezaron a buscarlo de diferentes países para que diseñara equipos para personas en discapacidad. Este ingeniero mecánico se conmovió al darse cuenta de que había mucha gente en el mundo abandonada a su suerte, buscando ayuda; quizás algunos en el olvido por sus condiciones financieras. Por ello se comprometió a crear exoesqueletos más económicos, al alcance de la población. Hasta ahora ha impactado aproximadamente a dos mil personas y ha entregado 400 equipos en todo el mundo.

La empresa de Freddy se dedica al diseño y fabricación de dispositivos médicos de bajo costo para cualquier grupo poblacional. Esta compañía se ha convertido en un referente a nivel mundial. Personas de diferentes países lo contactan para buscar asesoría con respecto a los desarrollos y sus respectivos precios, con el fin de obtener uno para familiares que poseen alguna discapacidad. Además, la innovación de sus equipos le ha permitido hacer alianzas con otras compañías que desean incorporar la tecnología que Freddy aplica en cada uno de los exoesqueletos. 
 
En el mercado mundial, equipos como los que hace Freddy pueden llegar a costar hasta 90 millones de pesos, cifra imposible de pagar para personas de bajos recursos. Por ello, los equipos que fabrica Exotechno S.A.S, tienen valores que van desde $2,4 millones hasta $16,7 millones de pesos. El ingeniero Luna Molina también ha donado exoesqueletos para las teletones realizadas en el país; pero no puede hacerlo seguido, pues debe mantener en pie su empresa y cumplir con los compromisos laborales y legales. 

“No es fácil obtener patentes de invención ni el registro del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), pagar impuestos y abogados. Pero lo peor ha sido enfrentarme al sistema de salud del país, ¡que es un caos!; no tiene expectativas de mejorar, por eso no me voy a detener”, expresa este joven empresario, que en tres ocasiones se ha reunido con el presidente de Colombia, Iván Duque, a quien le ha parecido que la propuesta es innovadora; no obstante, Freddy Luna no ha obtenido respaldo por parte del Estado después de dichas citas. 

Las referencias que se manejan en los equipos de la empresa Exotechno S.A.S son: asistentes de levantamiento y asistentes de marcha con modelos estáticos y móviles, en ambos casos mecánicos y electrónicos. Y como lo expresa el ingeniero Freddy Luna Molina: “Lo importante de todo esto es que muchas personas han vuelto a levantarse, ponerse de pie, abrazar y besar a sus seres queridos viéndolos a los ojos. Esas escenas son bellas y motivadoras”, manifiesta este joven héroe, quien todos los días se levanta pensando en cómo mejorar el mundo.


*Asistente de Comunicaciones 
Unidad de Comunicaciones
Facultad de Ingeniería
01/09/2020

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020