Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 18 de enero 2021
18/01/2021
Síguenos

Listado

Aprendizajes y retos de Medicina UdeA para el año venidero

Retos de toda índole trajo consigo el 2020, un año que puso en evidencia el capital humano, científico, técnico y tecnológico con el que cuenta la Facultad, y que sirve como punta de lanza para la proyección e implementación de la ruta a seguir en el 2021. Conoce algunos de los aprendizajes y metas de esta casa de estudio.

Sin lugar a dudas, el 2020 fue un año de grandes retos y aprendizajes para los diferentes estamentos universitarios, pues la pandemia nos obligó, por ejemplo, en corto tiempo a implementar estrategias didácticas y pedagógicas para cumplir con nuestra misión: la formación de talento humano en salud. 

Para el jefe de Educación Médica de la Facultad, Luis Guillermo Duque, el mayor aprendizaje de este año está relacionado con la búsqueda de “alternativas para la enseñanza, particularmente, de las actividades prácticas y la adquisición de destrezas”.

Hecho que reconoce el decano Carlos Alberto Palacio, quien asegura ha sido “gracias al compromiso de docentes, estudiantes, equipo administrativo y empleados que la Facultad ha ido avanzando paulatinamente y conforme lo permite la emergencia sanitaria, en el retorno de las actividades académicas”.

Este compromiso se ha hecho visible, también, a través de múltiples acciones que han tenido un impacto social como el desarrollo científico de nuestros grupos, el fortalecimiento del modelo de telesalud y  telemedicina, así la consolidación de diferentes plataformas y redes de conocimiento, entre ellas: Aulas Abiertas, Perlas Clínicas y Saludando.

Para Camila Saldarriaga, gestora de Educación Continua, lo anterior es resultado del trabajo articulado entre las diferentes dependencias y áreas académicas de la Facultad, que ante la pandemia rápidamente comenzaron a generar contenidos de calidad e interdisciplinarios para garantizar la formación oportuna, pertinente e integral de los profesionales del sector. 

“El mayor aprendizaje fue identificar que el principal elemento de articulación de la comunidad médica es el conocimiento. Y, por fortuna, en la Facultad contamos con el talento humano y la estructura tecnológica para la transferencia de saberes y experiencias”, explicó Saldarriaga.

La capacidad de adaptación a la virtualidad y el uso efectivo de dispositivos tecnológicos también hacen parte de los logros de esta época. Así lo afirmó la directora del Instituto de Investigaciones Médicas, Jenny García, quien calificó como positivo el contacto constante y activo con la comunidad universitaria y la continuidad de las acciones de fomento y promoción de la docencia, la investigación y la gestión administrativa.

Entretanto, Paola Elejalde, jefe del pregrado en Atención Prehospitalaria, afirmó que durante este año la universidad pública cumplió con su misión y demostró la pertinencia y calidad de la formación que imparte.

Muestra de lo anterior, es la vinculación de más de 300 médicos, instrumentadores quirúrgicos, APH y residentes en las diferentes líneas y modalidades de la telesalud y telemedicina que desde el Hospital Digital se desarrollan para la atención de pacientes con sospecha o infección por Covid-19, VIH y otras patologías, así como afectaciones de la salud mental.

Para Julián Franco, coordinador de la Oficina de Relaciones Internacionales, el mayor aprendizaje ha sido “permitir e incentivar la movilidad internacional en casa, es decir, de manera virtual y a través de las plataformas web. También, ha sido un reto porque nos ha planteado una mayor articulación entre profesores y estudiantes, situación que nos ha exigido flexibilidad curricular”.

El 2021: un año para consolidar acciones y emprender nuevas metas

En cuanto a los retos que nos depara el futuro y la proyección para el 2021 están: la consolidación y ejecución del Plan de Acción de la Unidad Académica, socializado con todos los estamentos y nutrido con las propuestas y visiones de diversos integrantes. 

“Entre los principales retos que tenemos como Facultad está la implementación de la armonización curricular en los pregrados, que significa la revisión del plan de estudios y de los recursos que se deben destinar a la docencia. Además, co-construir una administración curricular acorde con la armonización y consolidar una unidad de evaluación”, explicó el jefe de Educación Médica.

En cuanto a la formación humanística e integral, desde la Oficina de Bienestar y Cultura se proyecta el nuevo año como una oportunidad para seguir “apostándole al trabajo colaborativo, al fortalecimiento de las acciones, rutas y estrategias encaminadas al apoyo psicosocial, pedagógico y familiar de la comunidad universitaria, haciendo hincapié en los estudiantes. Además, se espera robustecer el portafolio de actividades culturales, artísticas y de bienestar”. 

En términos de cualificación permanente, las metas son internacionalizar la oferta académica y para ello se “establecerán canales y convenios con instituciones de alta calidad con miras a masificar la divulgación y acceso de profesionales del mundo a nuestra oferta académica y de paso fortalecer nuestras actividades con la experticia y experiencia de aliados”, señaló la gestora de educación continua.  Conoce AQUÍ el portafolio para este 2021. 

Las otras metas a lograr tienen que ver con la participación activa de todas las dependencias en la generación de cursos y actividades de actualización y en el mejoramiento de la capacidad tecnológica, aunque estamos bien dotados, las dinámicas actuales nos exigen estar al día.

Finalmente, pero no menos importante, en cuanto a la articulación con otras unidades estratégicas como el Parque de la Vida, los retos serán la “gestión del conocimiento, la inclusión de la docencia y la investigación dentro de su quehacer, el fortalecimiento de su portafolio de educación continua y la ejecución de proyectos sociales en clave del fomento y consolidación de prácticas y hábitos que favorezcan la salud y la prevención de la enfermedad”, dijo Julieta Mosquera, coordinadora.

 Así las cosas, solo queda por decir que los aprendizajes obtenidos en 2020 más la experiencia de 150 años, con seguridad nos permitirán mantener esta casa de estudios abierta, activa, alerta a los cambios y, por supuesto, liderando la formación integral del personal de la salud en la región.

 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020