Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 27 de mayo 2020
27/05/2020
Síguenos

Listado

Virtualización educativa

Ventajas del uso de classroom dentro de la creación de actividades educativas virtuales 


Prof. Diana Melisa Paredes Oviedo
Instituto de Filosofía
Universidad de Antioquia

Prof. Ferney Alonso Rodríguez 
Estudiante de Maestría
Universidad Católica de Oriente.
 
Atendiendo la necesidad de avanzar en prácticas de enseñanza en el marco de propuestas curriculares flexibles dentro del Instituto de Filosofía, presentamos la herramienta Google Classroom como una metódica efectiva dentro de la planeación de clases virtuales para enfrentar la contingencia del aislamiento en que nos encontramos, debido a la aparición y posterior declaratoria de la COVID-19 como una pandemia.  Esta herramienta, a partir de su interfaz, puede ayudar a los docentes a construir actividades significativas que, parafraseando el profesor Moisés Esteban Guitart (2011),  rompan con el sedentarismo educativo, estén emocionalmente cargadas, cuenten con una adecuada mediación instrumental y se vinculen a la planificación de acciones o proyectos.

Según nos muestran Tarango Ortiz, Machin-Mastromatteo y Romo (2018) en su texto Evaluación según diseño y aprendizaje de Google Classroom, esta herramienta comienza a ser probada  en mayo de 2014 con un grupo de cien mil profesores de cuarenta y cinco países; fue lanzada oficialmente en agosto de este mismo año como una herramienta del GSuite de Google para organizaciones y estuvo disponible para el público en general a partir de marzo del año 2017.
 
Ventajas del uso de Google Classroom
De acuerdo a la profesora Mayra Vélez Serrano, Classroom es una herramienta gratuita de Google que integra en una interfaz otras aplicaciones de Google, como son Google Documents, Google Drive, Google Forms y Google Calendar; además de lo anterior, esta herramienta 

Permite ahorrar tiempo, organizar las clases y comunicarse con los alumnos. Ahora, la aplicación no tiene las mismas funciones de otra plataformas como Blackboard, pero es más intuitivo para utilizar, gratuito, y la aplicación puede bajarse a cualquier dispositivo móvil como el celular. Por otro lado, también resulta más atractivo para los estudiantes, ya que su plataforma se asemeja a una red social, como Facebook, con un muro o tablero, donde aparecen las asignaciones, comentarios del profesor y estudiantes, fechas importantes, anuncios tanto de los estudiantes como del profesor. Por tanto, Google Classroom es realmente una aplicación de enseñanza enfocada en la interacción social” (Vélez, 2016, p. 5)

Guevara, Magaña y Picasso (2019) en su texto El uso de Google Clasroom como apoyo al docente, señalan que esta herramienta permite a los profesores: a) crear y recopilar las tareas de sus estudiantes ya que la interfaz ofrece la carga de archivos, la visualización de los mismos en una misma pantalla y la opción de asignar una nota valorativa según un porcentaje asignado en el momento de crear la tarea. b) mejorar la comunicación en clase: los profesores pueden crear anuncios de clase y publicarlos desde un mismo lugar a todos los grupos que tenga creados, además, puedo hacer comentarios privados a los estudiantes sobre sus trabajos. c) organizar su espacio de trabajo: “Classroom crea automáticamente carpetas de Drive para cada tarea y para cada estudiante. Los estudiantes pueden ver con facilidad los trabajos que tienen pendientes en su página de tareas.” (Guevara, Magaña y Picasso, 2019, p. 7). b) Sincronizar sus clases con el calendario de Google: el docente puede programar en su calendario las clases o encuentros sincrónicos que necesite realizar con sus estudiantes. Una vez creado el evento, puede asignar una conferencia a través de Meet e inscribir su grupo de clase en la misma. A los estudiantes les llegará una invitación para unirse a la clase con un vínculo, sólo deberán dar clic al mismo para ingresar al encuentro. 

Para los estudiantes, la herramienta Classroom ofrece las siguientes ventajas: a) apuntarse a una clase sólo con un código: cuando el docente crea la clase, a esta se le asigna un código que comparte con sus estudiantes, éstos buscan la opción “apuntarse a una clase” y con sólo pegar el código quedan inscritos. b) facilidad en el envío de tareas: desde una misma ventana, podrán ver el título de su actividad, la descripción y los recursos para su realización. Las actividades que se asignen mediante contenido multimedia, pueden ser cargadas a la tarea, lo que facilita que se abra una ventana en primer plano para la reproducción de videos, por ejemplo. Dentro de esa ventana, los estudiantes pueden cargar los archivos y asignar el estado de “tarea completada” a la actividad. c) Descarga a tabletas y smartphones: esta herramienta se encuentra disponible para su descarga en el Play Google de Android y el IOS de Apple. Esta característica es sumamente benéfica porque desde su celular o Tablet los estudiantes pueden realizar sus actividades y acceder al contenido de las clases, lo que facilita el trabajo en un hogar donde sólo hay un ordenador y hay más personas que lo deban usar para estudiar o para realizar sus actividades laborales por la necesidad que se ha visto de implementar el teletrabajo. d) Estar al tanto de las calificaciones de sus trabajos y la retroalimentación de las actividades: cuando el docente asigna una nota  al trabajo del estudiante, puede poner un cometario privado sobre el mismo, lo cual ayuda a que el estudiante esté enterado de las dificultades que presentó y cómo puede abordarlas; también le será posible ver su progreso y comunicarse con su profesor para la realización de actividades de mejora. 

Como puede verse, la herramienta Classroom ofrece beneficios para el diseño de clases virtuales, la comunicación entre docentes y estudiantes y el acompañamiento formativo. Finalmente, precisamos algunos requerimientos técnicos para llevar a cabo el proceso de manera exitosa:
•    Para que el estudiante pueda matricularse en su grupo correspondiente debe tener conexión a internet, contar con una cuenta de correo electrónico en gmail y, finalmente, disponer de Smartphone, tablet y/o computador.
•    Deben ingresar desde su cuenta de Gmail a la aplicación de Google classroom desde su computador.
•    Si están usando smartphone o Tablet, deben descargar dicha aplicación desde el Google Play (en caso de que su teléfono sea Android) o el IOS (en caso de que su teléfono sea Apple). 
•    Al ingresar a la aplicación, en caso de que hayan recibido la invitación que previamente ha realizado el docente, deben matricularse a su clase correspondiente con el código que les sea proporcionado.

Bibliografía
Guitart, M. (2011). Del Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) al Aprendizaje Basado en la Acción (ABA). Revista de Docencia Universitaria, 9 (1), 91-107.
Guevara, L.,  Magaña, E., y Picasso, A. (2019). Uso de Google Classroom como apoyo para el docente. CONISEN. México: Sonora. Recuperado de: http://www.conisen.mx/memorias2019/memorias/5/P717.pdf
Tarango, J., Machin-Mastromatteo, J. y Romo, J. (2018). Evaluación según diseño y aprendizaje de Google Classroom y Chamilo. Revista de Investigación Educativa de la REDIECH. 10, (19). Recuperado de: https://www.redalyc.org/jatsRepo/5216/521658239005/movil/index.html

Vélez Serrano, Mayra. (2016). Google Classroom en la enseñanza: manual sobre las funciones básicas y mejores prácticas de uso. San Juan, Puerto Rico: Universidad de Puerto Rico. 


Notas sobre la flexibilidad curricular en el Instituto de Filosofía de la Universidad de Antioquia.


Prof. Helbert E. Velilla-Jiménez
Instituto de Filosofía
Universidad de Antioquia
 
En el texto Toward a Theory of Social Practices: A Development in Culturalist Theorizing (2002), Reckwitz  plantea que una práctica (Praktik) es un tipo de comportamiento que consiste en muchos elementos interconectados, como formas de actividades corporales, formas de actividades mentales, objetos y sus usos, formas de adquirir conocimiento y estados emocionales. Para Reckwitz, los individuos no sólo somos portadores de los patrones que regulan las prácticas,  sino también portadores de formas rutinarias de conocimiento, comprensión y deseo. La racionalidad que constituye las prácticas no está determinada por un único patrón debido a que es un tipo de comportamiento y comprensión  que emerge en diferentes lugares, tiempos y es realizado por diversas personas, quienes, según sus circunstancias, evalúan, mantienen y clasifican las normas prácticas que se integran a nuestras formas rutinarias de comportamiento, conocimiento e interacción con los otros. 

En la Ciencia de la Educación (Pedagogía) la educación es definida como una práctica. Por lo tanto, está compuesta por reglas prácticas (sociales, lógicas), está relacionada con diversos métodos para la obtención de conocimiento, formas de comportamiento y diversas personas involucradas. Asimismo, la práctica educativa cambia según los estados corporales y mentales de las personas y según las relaciones que establecemos con los objetos y los sujetos. 

El contexto actual nos ha llevado a cambiar nuestras prácticas, entre ellas, nuestra práctica educativa y, en particular, las prácticas de enseñanza.  ¿Qué cambia actualmente en nuestra práctica de enseñanza de la filosofía y cómo podríamos analizar y comprender el cambio que involucra, entre otros, el manejo de las plataformas virtuales? Para abordar esta pregunta, en la Ciencia de la Educación disponemos del concepto, ya muy usado últimamente, de Flexibilidad Curricular.

Según Stenhouse (1991), el currículo comunica las principales características de un propósito educativo –y formativo– y es susceptible permanentemente de revisión crítica para poder ser implementado en la práctica. Precisamente, esa revisión crítica del currículo, en el marco de un contexto antropológico y sociocultural, nos puede ayudar justificar nuestras decisiones sobre los objetivos formativos y de aprendizaje, contenidos, formas de enseñanza y evaluación. La Flexibilidad Curricular  está relacionada con los cambios en las prácticas de enseñanza, y consiste en la adaptación y accesibilidad del currículo a las diversas necesidades y capacidades de los estudiantes (Jonker et al., 2020).  

La Flexibilidad Curricular la podríamos aplicar (1) al contexto antropológico y sociocultural de los estudiantes, que tiene que ver con sus relaciones con los espacios y los artefactos, sus emociones y con la pregunta clave sobre los propósitos de formación (Bildung); y (2) a las decisiones didácticas (Objetivos, contenidos, métodos y medios) en las prácticas de enseñanza del Instituto de Filosofía.

Los cambios podrían reflejarse en los diseños de programas de cursos y en la planeación de clases y  podrían adaptarse a necesidades como: 

•    El uso de plataformas virtuales de aprendizaje (facilitan resolver los problemas de la presencialidad a través de otras alternativas como la comunicación sincrónica/asincrónica, la secuenciación de los contenidos, duración de las unidades, plazos flexibles para la evaluación, etc.):

o    Classroom, Teams, Moodle.

Debemos tener en cuenta que muchos estudiantes no cuentan con equipos y conectividad para acceder a plataformas virtuales y a sesiones sincrónicas. Es importante incluir en nuestras prácticas otras alternativas como:

o    Whatsapp, grupos de Facebook, YouTube, correo electrónico, Podcast etc. 

•    Enfoques didácticos que orienten las prácticas de enseñanza en una modalidad virtual (estos incluyen orientaciones metódicas que tienen que ver con las formas, métodos y medios para la enseñanza y el aprendizaje):

o    Enfoque del aprendizaje basado en problemas (ABP)
o    Enseñanza en grupo enfocada en la exposición y el trabajo colaborativo
o    Enfoque basado en tareas (task-based)
o    Enseñanza individual

•    Formas de evaluación de los aprendizajes que nos permitan valorar el proceso y los resultados de aprendizaje según las capacidades de respuesta de los estudiantes:

o    Tareas
o    Foros
o    Cuestionarios
o    Formulación de proyectos
o    Exposiciones
o    Fotos narradas para Windows
o    Videoclips explicativos
o    Portafolios

•    Objetivos de aprendizaje que tienen que ver con la apropiación, por parte de los estudiantes, de la estructura conceptual de los temas de los cursos.

•    Objetivos formativos que tienen que ver con el logro, por parte de los estudiantes, de habilidades y capacidades personales que los contenidos y los métodos pueden promover:

o    Habilidades como la argumentación e interpretación de problemas. 
o    Capacidades como la autoderminación, codeterminación y solidaridad con los otros. 

La clave para lograr una articulación de estos elementos se encuentra en la justificación de su selección a partir de la relación necesaria, como lo propone Klingberg (1989), entre las condiciones, los objetivos, el método y los contenidos. El primer paso es identificar las condiciones de los estudiantes, sólo de esta manera podemos justificar la importancia pedagógica y filosófica de nuestras decisiones didácticas. Este primer paso sugiere decisiones didácticas adaptadas a necesidades, por este motivo, probablemente, en un mismo curso debamos utilizar diversas formas de enseñanza, medios y evaluación. 

La Flexibilidad Curricular no se aplica sólo a contextos de aprendizaje virtual, sino que es un elemento fundamental en la construcción de los currículos universitarios. De hecho, según Severiens, Wolff y van Herppen (2014) las Instituciones de Educación Superior actualmente se enfrentan a la diversidad de sus estudiantes con respecto a su edad, domicilio, hábitos culturales, experiencias personales, motivación, expectativas profesionales, conocimientos digitales y educación previa, a ello hay que agregarle, en nuestro contexto colombiano, variables como la desigualdad económica y educativa, el conflicto armado, la manipulación mediática, entre otros.

La presencia de estas variables en nuestro contexto universitario y en el Instituto de Filosofía exige Flexibilidad Curricular, por lo tanto se requiere de un trabajo curricular conjunto entre el nivel administrativo, el cuerpo docente y los estudiantes. Por supuesto, esta forma de trabajo evidencia muchos problemas principalmente en contextos virtuales, como la desarticulación de puntos de vista sobre la flexibilidad causada por una combinación de múltiples necesidades (Tucker & Morris, 2011), las habilidades limitadas de los estudiantes para autorregular sus rutinas de estudio y entrega de trabajos (Ariely, 2008),  y la marcada desigualdad social que los currículos pueden generar (por ejemplo, acceso a un computador e internet). 

Por estos motivos, en lugar de asumir la Flexibilidad Curricular como una adaptación, la podríamos asumir como la posibilidad de revisar críticamente nuestras prácticas de enseñanza para responder a los desafíos, como la deserción estudiantil, que nos impone una pandemia. La UNESCO (2015) señala que la educación, incluso cuando las comunidades lo han perdido todo, sigue siendo una prioridad para las familias. Por ello, la Flexibilidad Curricular enfocada en el acompañamiento a estudiantes con necesidades, hoy también debe ser nuestra prioridad.

Para finalizar, podríamos tener en cuenta algunos hallazgos y sugerencias importantes de la investigación de estudio de caso de Jonker, März y Voogt:

1.    Pensar muy bien qué significa flexibilidad.    
a.    La Institución debería definir regulaciones con características flexibles.
b.    Los encargados del diseño curricular deberían decidir cuidadosamente la forma en la que se lleva a cabo la comunicación online del plan de estudios. Especialmente, para lograr accesibilidad, la comunicación asincrónica parece más apropiada que la sincrónica.

2.    Organizar reuniones con todas las partes interesadas para comunicar las intenciones de la innovación curricular y su justificación, así se evitarían puntos de vista desarticulados.

3.    Ofrecer apoyo a profesores y estudiantes para que puedan trabajar adecuadamente en un currículo  mixto flexible (2020, p. 80).

__________________________________________

1 La bibliografía sobre evaluación de los aprendizajes, enfoques didácticos y plataformas virtuales es abundante en las bases de datos. No obstante, muchas de las investigaciones descuidan problemas pedagógicos importantes sobre la justificación antropológica y sociocultural de la selección de contenidos, métodos, medios y formas de evaluación.  A ello hay que agregarle que hay un apogeo de las ventas del software educativo, cuyos objetivos formativos e imágenes de ser humano implicadas, deben ser criticadas para evitar ideales de formación que reducen al ser humano a unos rasgos culturales y cognitivos absolutos.
2   Este estudio realizado con estudiantes del MIT es especialmente interesante. Ariely manipuló tres variables de la flexibilidad: en la primera, a los estudiantes se les asignó una tarea y se les pidió que establecieran sus propios plazos para entregar tres trabajos; en la segunda variable se les dijo a los estudiantes que no había plazos que cumplir, sólo que en la última clase tenían que entregar sus trabajos; y en la tercera variable se asignaron fechas obligatorias para la entrega de los tres trabajos. En los resultados se encontró que los estudiantes con las tres fechas obligatorias obtuvieron los mejores resultados, el grupo de estudiantes sin fecha límite (excepto la entrega en la última clase) obtuvo los peores resultados, y el grupo al que se le permitió establecer sus propios plazos se ubicó en el medio. En estos resultados se obtuvieron dos hallazgos: 1. Deben haber grados de flexibilidad y 2. (y más importante) ofrecer a los estudiantes recursos para estructurar sus rutinas, les ayudó a tener éxito.

 

Referencias


Ariely, D. (2008). Predictably irrational: The hidden forces that shape our decisions (1st ed). Harper.
Jonker, H., März, V., & Voogt, J. (2020). Curriculum flexibility in a blended curriculum. Australasian Journal of Educational Technology. https://doi.org/10.14742/ajet.4926
Klingberg, L. (1989). Einführung in die allgemeine Didaktik: Vorlesungen (7. Aufl). Volk u. Wissen.
Reckwitz, A. (2002). Toward a Theory of Social Practices: A Development in Culturalist Theorizing. European Journal of Social Theory, 5(2), 243–263. https://doi.org/10.1177/13684310222225432
Severiens, S., Wolff, R., & van Herpen, S. (2014). Teaching for diversity: A literature overview and an analysis of the curriculum of a teacher training college. European Journal of Teacher Education, 37(3), 295–311. https://doi.org/10.1080/02619768.2013.845166
Stenhouse, L. (1991). An introduction to curriculum research and development. Heinemann Educational Books.
Tucker, R., & Morris, G. (2011). Anytime, anywhere, anyplace: Articulating the meaning of flexible delivery in built environment education: Articulating the meaning of flexible delivery. British Journal of Educational Technology, 42(6), 904–915. https://doi.org/10.1111/j.1467-8535.2010.01138.x
UNESCO. (2015). Education in emergencies. UNESCO. https://en.unesco.org/themes/education-emergencies.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020