Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 25 de junio 2018
25/06/2018
Síguenos

Listado

Soy UdeA en el mundo: Ana María Ayala en EE.UU.

Ana María Ayala Arboleda es estudiante de décimo semestre de Medicina Veterinaria en #AgrariasUdeA, ella compartió con nosotros su experiencia después de realizar un intercambio en la Universidad Estatal de Iowa de Ciencia y Tecnología, Ames, Iowa en EE.UU.

Mi nombre es Ana María Ayala Arboleda, tengo 23 años y soy estudiante décimo semestre de Medicina Veterinaria, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad de Antioquia. ¿Cómo empezó todo? ¡Empieza desde el principio de los principios! Ingrese al programa de medicina veterinaria en el 2011, con una idea totalmente diferente sobre lo que quería, solo tenía en mi cabeza que me gustaban mucho los animales, hasta que vi mi primera clase de medicina porcina, ahí quede más enganchada que nunca. Desde entonces, me sentía muy atraída por esta especie y fue así, como después de dos semestres comencé a ser miembro activo en el Grupo de Estudio sobre Porcinos de la Universidad de Antioquia. Después, en 2013 empecé a liderar dicho grupo y tenía bastante interés en investigación. A la par el GESPO tuve múltiples participaciones (asistente y expositora) en seminarios, congresos, cursos cortos, capacitaciones relacionados con producción porcina.

Pero no fue sino hasta el 2015, año en el que empecé a participar y ser voluntaria de la Unidad de Diagnóstico de la Facultad de Ciencias Agrarias, ahí me di cuenta de que lo mío era el diagnóstico, específicamente para monitoreo de producciones porcinas. Junto con la doctora Martha Olivera, del grupo de Investigación Biogénesis) y personal de dicha Unidad comenzamos a trabajar con algunos resultados obtenidos con pruebas ELISA.

Como resultado, logramos participar en el Congreso Internacional de Porciamericas 2016 y nuestro artículo fue seleccionado para publicación en la revista Porkcolombia. En dicho congreso, tuve la oportunidad de encontrar y conocer personas muy interesantes e importantes a nivel de producción de carne de cerdo, a nivel nacional. Algo que es bien interesante, es que un profesor bastante conocido en nuestra Facultad (Alberto Botero) me dijo una vez: “…es muy bueno participar de esos congresos, seminarios, etc., porque uno nunca sabe a qué mano derecha va a conocer en esos lugares, tu próximo jefe, un buen amigo, etc.”. Les puedo confirmar que este fue completamente mi caso, pues en ese evento conocí a una persona que me dio la conexión con Iowa State University of Science and Technology.

Y aquí comienza este recorrido…

 

1. ¿Por qué decidió realizar un intercambio académico internacional?

  • Oportunidades: aunque la UdeA cuenta con profesores excelentes, y la educación es de las mejores del país, no podemos negar que nuestro presupuesto para investigación es muy reducido. En dicho lugar no es la excepción, pero, se encuentran más oportunidades.
  • Experiencia: no solo a nivel profesional, si no aprender a desempeñarse como una persona integral en el exterior, tomando cosas positivas y aprendiendo de los demás.
  • Mejorar desempeño en segunda lengua: no es una mentira que el inglés nos conecta, yo sí que lo puedo confirmar tengo amigos de más de 30 países y adivinen cual fue la forma de comunicarnos… inglés.
  • Intercambio cultural: yo quería curiosear cómo era esa tal llamada cultura americana, pero lo que me encontré la ciudad de Ames, fue algo que no me esperada, es una de las ciudades universitarias con más riqueza cultural, puedes encontrar gente de cada país, continente… Y lo mejor, aprendes tanto de cada persona que te das cuenta de que, en definitiva, eso de ser conservador está muy pasado de época.
  • Acceso a tecnología: sé que los laboratorios de UdeA se encuentran equipados con máquinas excelentes y con personal de calidad, pero como en USA se maneja todo a grandes masas, se desarrollan tecnologías para hacer todo más eficiente y rápido, porque aquí el tiempo vale oro literal.
  • Calidad de educación, porque esta Universidad se encuentra catalogada como una de las mejores universidades públicas como les contare mas adelante.
  • ¡Viajar! Obvio a quien no le gusta darse un “paseo” a un lugar que no se conoce para experimentar cuanta cosa nueva y buena se atraviesa.

 

2. ¿Por qué eligió dicho país y Universidad?

Fue un proceso que me llevo a esta universidad, de hecho, no había buscado previamente pues mi objetivo era encontrar una producción grande de carne de cerdo (países objetivo eran México, Canadá o Estados Unidos), pero apareció esta oportunidad y ¡qué oportunidad!. Es así, como después de haber estado allí, esto es lo que tengo para contar con respecto a esta Universidad.

Iowa State University está catalogada como (RU/VH) – como uno de las universidades que más productos científicos genera, esta calificación es dada por “The Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching”. *Centro de investigación que busca mejorar la calidad de educación.

Es miembro de Association of American Universities (AAU), la cual consiste en 62 universidades líderes en investigación en Norte América.

VDL: Líder nacional en protección animal y salud humana, servicio completo de laboratorios, recibe entre 75 mil a 85 mil casos cada año, conduciendo 1.25 millones de pruebas anuales. Ofrece servicios como necropsia, bacteriología, serología, histopatología, virología, parasitología, diagnóstico molecular y toxicología. Completamente acreditado por la American Association of Veterinary Laboratory Diagnosticians.

EE.UU. es el segundo productor a nivel mundial de carne de cerdo y el mayor jugador en el mercado de carne de cerdo. Es segundo en importación y exportación de este producto.

Escuela de Medicina Veterinaria establecida en 1879.

 

3. En caso de haber necesitado el conocimiento de una lengua extranjera, ¿cómo fue la experiencia previa de aprendizaje y certificación, y la experiencia estando en el otro país?

Obviamente si iba a ir a Estados Unidos, tenía que saber hablar inglés. Puedo decir que nunca he sido la más mala, pero tampoco sentía que fuese suficiente. Fue entonces que tome la decisión de tomar clases personalizadas con un profesor suizo; me ayudo un montón, porque, aunque él supiera hablar español muy bien, me veía obligada a escucharle y hablarle en inglés todo el tiempo. Leía en inglés, realizaba talleres, y me encantaba entretenerme con la aplicación “Duolinguo” y un podcast en Spotify llamado “Espresso English Podcast”. Este último y las clases con el profesor fueron excelentes, porque aquí entre nos el inglés que nos enseñan en las aulas es demasiado formal y diferente de lo que hablan los americanos realmente.

Debía presentar algún certificado sobre segunda lengua, para lo cual usé el otorgado por la Universidad de Antioquia.

Ahora sí, como fue la experiencia, debo confesar que en principio me daba mucho miedo hablar, pero, si no hablaba cómo se supone que me iba a comunicar, entonces me dije a mi misma, sino hablas y te equivocas, ellos que son los que saben, no te van a corregir y no vas a aprender cómo hacerlo. Así que sin pena y sin más, comencé a hablar y hablar como una lora.

Me ha servido mucho, en especial aquí en Ames, como encuentras personas que son de tantas nacionalidades, pueden aprender a diferenciar diferentes acentos (hindúes, asiáticos, británicos, latinos incluso en diferentes lugares en EE.UU. se pueden encontrar diferentes acentos y formas de pronunciar una misma palabra, cosas que solo se aprenden estando sumergido en el ambiente en sí).

 

4. ¿Cómo fue el proceso previo para irse?

Fue un proceso de meses, pero sinceramente todo pasó demasiado rápido. Comenzó con la inquietud de irme para otro país, entonces me acerqué a la oficina de Relaciones Internacionales de la #AgrariasUdeA donde me contaron que justo se encontraban en convocatorias, me guiaron sobre los requisitos, pero fueron claros en que yo era la encargada de encontrar con que institución hacer el intercambio. Entonces, empecé a consultar por las empresas más grandes ubicadas en los países anteriormente mencionados, mandé muchos correos, etc. Casi logro conseguir algo en Canadá, pero no pude, entonces recordé aquel contacto que les comenté al principio, le escribí y al día siguiente ya tenía respuesta de dos universidades, Iowa State University y University of Minnesota.

Por cosas de la vida, continué el proceso con Iowa State University, de la mano con la doctora María José Clavijo, profesora asociada al departamento de Medicina Veterinaria. Un lunes en la tarde tuvimos una charla por Skype y entonces comenzó el proceso del visado. Para la cual me asignaron J1. Sí, tuve que viajar a Bogotá para realizar todo el proceso de aceptación. Y salí triunfadora.

Al mismo tiempo, debía comenzar a preocuparme sobre dónde iba a vivir, pues resulta que existe una página llamada “Craigslist” en la que la gente postea clasificados, y allí, encontré una oferta sobre un cuarto en renta. No lo dudé tres veces, y contacté a la persona, desde entonces se firmó un contrato por 5 meses, periodo de tiempo que permanecería allí.

Pero otra cosa bien importante que tenía que tener en cuenta, era que para poder irme necesitaba reunir suficientes fondos, pues debía pagar seguro de estancia, tiquetes, todo el papeleo de la VISA, entre otras cosas. Mis padres me dieron todo su apoyo, fueron ellos quienes, a través de un préstamo, hicieron posible esto. También la Universidad de Antioquia me brindo algunos recursos y así, después de muchos procesos, compras y organización, despegué para Ames el 30 de junio de 2017.

 

5. ¿Cómo fue la experiencia del intercambio? 

Muy bien, esta es una de las cosas más interesantes que tengo por contar. Empecemos por la vivienda, el costo de la habitación era de 400 dólares americanos por mes, lo cual incluía: servicios, uso de la indumentaria de la casa, internet y televisión por cable, además estaba sólo a 5 minutos de la Facultad de Veterinaria.

Debía conseguir algunos muebles para mi habitación, cosas muy básicas como cama, colchón, un escritorio y una silla para esta. Tuve la fortuna de conocer a una persona colombiana, Alexandra Henao, fue un ángel conmigo, ella me explicó todo, cómo era estilo de vida en Ames y antes de llegar ella ya me tenía listo un colchón y una cama. Entonces ya solo debía preocuparme por un escritorio y la silla, pero fue muy sencillo de resolver.

No es que quiera criticar, ni juzgar, pero los americanos tienen un estilo de vida muy ligado con tiempo, como dije antes, el tiempo es oro para ellos, si algo deja de funcionar simplemente lo desechan y consiguen otro (alto no se escandalicen tanto, su poder adquisitivo se los permite), pero aquí viene la parte feliz, resulta que entre esas cosas que la gente deja a disposición de otras (las botan literal) hay cosas que son útiles, y que los estudiantes sin tanto dinero como yo, podemos reutilizar. Pues ahí, encontré de chepazo una silla, muy buena. Con respecto al escritorio, hay diferentes grupos en Facebook, como “for swap or sale in Ames”, en el que la gente postea cosas para vender por un precio mucho menor por ser usado, ahí conseguí mi escritorio, solo por 10 dólares americanos.

Alimentación, me gastaba más o menos 80 dólares al mes, eso puede ser menos o mas dependiendo de los gustos de cada persona y que tanto este dispuesto a sacrificar, yo no era de las que más me sacrificaba al comer, (jaja), y unos 40 dólares saliendo con mis amigos a probar lo restaurantes locales, que por cierto todos tienen el mismo sello americano, hamburguesas, perros, ensaladas, pizzas, papas fritas y todo en proporciones despampanantes.

El trasporte se debe pagar tiene un sistema de buses llamado Cyride, el cual te cobre 1.25 dólares por cada viaje o puedes pagar una mensualidad que sale más económica unos 40 dólares. Como yo tenía la tarjeta de la Universidad el trasporte me salía gratis con solo mostrar mi ID.

Por fortuna fue una práctica paga y por ende pude sostenerme por 5 meses seguidos, sin pasar ningún tipo de pena.

 

6. ¿Qué aprendizajes le deja esta experiencia tanto para su vida personal como para su futuro profesional?

Demasiados, el solo hecho de tener contacto con personas de tantas partes del mundo, me ha hecho sentir que la tolerancia, el respeto y la habilidad por comprender al otro son las cosas más maravillosas en el mundo que podemos tener. Porque lo que a nosotros nos parece lo impensable, esto mismo es tradición en otra parte del mundo. Debo decir que, antes de juzgar debemos conocer la historia de cada persona, de esa manera nos haremos ricos culturalmente, y nuestras mentes se podrán expandir a tal punto que ni el físico nos va a importar.

Con respecto a nivel profesional, todo, literal todo fue de lo mejor, yo antes pensaba que era una tesa en investigación, pero después de que esos tesos de Iowa State University me dieron tres vueltas, me di cuenta de que estaba por el camino, pero que me faltaba. Ahora puedo decir que tengo bases excelentes para seguir la investigación en mi Alma Mater.

Finalmente, además de esta parte de la investigación, me encantó de los americanos que no discriminan entre puestos, cada uno de los miembros en sus organizaciones es parte esencial del equipo del trabajo, lo más importante para ellos es cumplir, no están sometidos a horarios, ellos confían en tu conocimiento, nadie está encima de ti. Porque saben que cada persona es capaz de ser autosuficiente, y si tiene dudas, pues, pregunte que ellos se las resuelven con mucho gusto.

 

7. ¿Qué consejos le daría a los estudiantes interesados en realizar un intercambio académico internacional?

Que le pongan muchas ganas, insistan e insistan y pues, si es un país de habla diferente, a ponerse pilas a estudiar muy bien, porque de eso dependerá que tanto aprendamos de cada experiencia. Tener todo muy bien planificado, esto a mi me tomo meses antes de y gracias a ello, tuve un muy buen desarrollo. Para concluir esta historia, lo que permite que nos superemos es soñar en grande sin miedo al fracaso, porque en él es que se encuentran las mejores posibilidades, donde se conocen a las mejores personas y donde finalmente, nos encontramos a nosotros mismos. ¡Nunca dejen de soñar y luchen por sus metas!

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282 | Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias
NIT 890980040-8
Política de Tratamiento de Datos Personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2017