Esp
viernes, 25 de mayo 2018
25/05/2018
Síguenos

Listado

Considerar los límites que impone la naturaleza es un deber en la actividad económica

El país atraviesa momentos de incertidumbre a causa de la llegada de fracking a Colombia y el debate radica en que dicha actividad  requiere  la inyección de 33 mil litros de agua y solo el 50% de este recurso se puede reutilizar.

frackingColombia tiene necesidades energéticas evidentes y para su desarrollo económico requiere del aprovechamiento de recursos naturales como el petróleo. La extracción de hidrocarburos en yacimientos convencionales ya no es suficiente para cubrir la demanda, y es en donde aparecen los nuevos planteamientos: “Con los yacimientos no convencionales se considera que podríamos subir entre cinco mil y siete mil millones las reservas de petróleo que tenemos. En este momento, con las reservas que hay probadas, hay posibilidad de seguir  exportando cinco o seis años más. Si no tenemos descubrimientos entonces no tendremos petróleo para nosotros, mucho menos para exportar y habrá que buscar importar o cambiar la matriz energética del país”, así lo expresa John Fernando Escobar Martínez, Doctor en Hidrogeología y docente en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia.  

Desde el 2012 se viene debatiendo la posibilidad de realizar el fracturamiento hidráulico de manera no convencional, pero en las zonas menos riesgosas del país. La técnica aquí se encuentra en su fase exploratoria en la provincia petrolífera del Valle Medio del Magdalena (VMM), sin embargo  en ciertos países del mundo ya está prohíbo parcial o totalmente el uso de formas no convencionales para la extracción del crudo, dado las sustancias químicas utilizadas, la probabilidad sísmica y  la alta  contaminación de acuíferos. Como ejemplo de ello se encuentran: Irlanda, Escocia, España, Argentina,  Australia y EE.UU. con restricción parcial. Y por otro lado: Alemania, Holanda y Bulgaria en su totalidad regional tienen prohibición total del método.

Considerando lo que argumenta John Fernando, que: “entre la minería y los hidrocarburos le aportan entre el 16 y el 20 % del Producto Interno Bruto (PIB) al país, resulta viable exponer como una necesidad económica el mejoramiento de yacimientos débiles en los territorios petroleros. Lo anterior no quiere decir que dentro del debate no cabe la idea de  explorar alternativas de combustión que no dependan de los combustibles fósiles. 

En vista de que la no extracción de petróleo genera en la economía deficiencias en términos de crecimientos y recursos para el estado, es básico decir que renunciar a la rentabilidad que deja el aprovechamiento de un recurso no es sencillo, se trata de una evolución que tendrá que realizarse tal vez más adelante. En cuanto a esto, Juan David Osorio, docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia se refiere a que “dadas las limitaciones tecnológicas que Colombia posee, otros países pueden tomar decisiones de no hacer la extracción de hidrocarburos por medio de tecnologías no convencionales. Aquellos países tienen tecnologías que les permiten cambiar la alta dependencia hacia esa extracción y nosotros tenemos una economía que aún depende de la extracción del petróleo. ¡Es un proceso ideal pero que difícilmente se puede lograr de un año a otro!”.
En este escenario, Jorge Barrientos Marín, Director del Departamento de Economía en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia dice: “Sí hoy Colombia dejara de producir petróleo, el poco que produce, tendría un shock- ingresos muy fuerte. Se producirá un déficit fiscal enorme, ese es el tema que está entrando en controversia: la sostenibilidad fiscal del país o de buena parte”.

fracking

Imagen tomada de: www.larepublica.co - Beleño ​Isis (22 de marzo de 2018). Fracking podría triplicar reservas de petróleo entre 5.000 y 6.000 millones de barriles. La República: https://goo.gl/8XzyGT

El papel de la comunidad 

En los últimos años algunas comunidades del Caquetá, Cesar y Casanare han protagonizado actos de resistencia a la implementación de este técnica, a modo de: marchas pacíficas en las principales ciudades del país, textos escritos redactados por expertos ambientales con dirección al Ministerio de Minas y Medio Ambiente, requiriendo la suspensión de la actividad hasta no tener estudios claros de los impactos ambientales que esto ocasionaría. Así mismo, se crearon las campañas “No al fracking en Colombia”, “Alianza Colombia libre de Fracking” y “100 + organizaciones en Boyacá firman que no quieren Fracking en el departamento” que han dado la vuelta al mundo por el alcance conseguido. 
En este contexto, los mecanismos de consulta popular han predominado y ahora son materia de discusión en la Corte Constitucional. El pasado jueves, 12 de abril de 2018, tuvo lugar en el recinto la audiencia pública T:6298958 -“Consultas populares locales sobre proyectos Minero energéticos”, en la que se habló acerca de la injerencia que tendría la sociedad para impedir o no, la explotación de recursos no renovables en sus territorios. Durante la misma, el Director de Foro Nacional por Colombia, Fabián Velásquez, aseguró que: “durante este período del boom de las extractivas, el gobierno no tuvo ningún interés en promover una política de participación ciudadana para el sector minero energético y por el contrario, hizo un esfuerzo de deslegitimar la participación ciudadana y las consultas populares alegando que no era competencia ni de las comunidades, ni las entidades territoriales tomar decisiones del sector extractivo, cosa que ya reiteradamente la Corte Constitucional lo ha planteado en forma opuesta”.

Armonía entre medio ambiente y la industria petrolera 

frackingProponer un trazo claro y público de los lineamientos pertinentes para desarrollar la actividad del fracking en Colombia, daría una respuesta a la disputa. Conforme a ello, Juan David propone que: “La comunidad que está en el territorio es la que pueden generar la alerta temprana en el caso de que se esté  presentado un problema. Esa alerta debe de ser escuchada por el Ministerio y no debe demorarse meses revisando si se está haciendo  la operación o no”. Mientras que John Fernando expone: “Lo primero que habría que hacer es que las agencias estén conectadas: la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y el Ministerio de Ambiente, deben tener una línea de acción conjunta. Lo segundo, Colombia debe preparar inmediatamente los requerimientos para el uso de hidrocarburos no convencionales y procesos de  fracturamiento, si no es así no será posible”.

Es así que, el debate se aviva cada día más en diferentes escenarios del mundo y son grandes los desafíos que enfrenta hoy Colombia. Hay quienes exponen un asunto irrefutable: el agua es necesaria para la supervivencia humana. Así mismo, las regalías generadas por la extracción del crudo en los territorios deben llegar a la población en infraestructura: proyectos viales, hospitales y saneamiento ambiental. Por otro lado, el análisis de costo- beneficio deberá ser realmente verídico, y habrá que precisar más sobre los riesgos y sus alternativas  de mitigación. Lo único cierto, es que todo esto no puede quedar en letra muerta.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación UdeA
No + filas
No + filas
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282 | Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias
NIT 890980040-8
Política de Tratamiento de Datos Personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2017