Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 24 de marzo 2019
24/03/2019
Síguenos

Listado

Mi experiencia de movilidad académica a la Universidad Técnica de Ambato- Ecuador

Por: Lizeth Elena Orrego Restrepo- Estudiante de Lic. En Lenguas Extranjeras-Seccional Oriente


Mi interés por las lenguas extranjeras y por la enseñanza me ha llevado a inquietarme por otras culturas en otros contextos. Las más de las veces he podido nutrir mi curiosidad a través de la fotografía, la lectura, la televisión o las anécdotas de personas cercanas que han viajado o que vienen de otros lugares. Sin embargo, mientras cursaba el séptimo semestre de la Licenciatura en Lenguas Extranjeras en la Seccional Oriente pensé en tener, como parte de mi formación profesional, una experiencia académica e intercultural en otro país. Con esto en mente, comencé a estar atenta y a buscar oportunidades para realizar una movilidad internacional; además, empecé a diligenciar algunos de los documentos requeridos en estos casos como lo es el pasaporte. Así fue como un día recibí un correo institucional con información para la convocatoria de la Beca Paulo Freire, un proyecto impulsado por la Organización de Estados Iberoamericanos, y cuyo propósito consiste en promover la movilidad internacional de maestros en formación tanto de escuelas normales como de universidades y otros centros educativos que preparan a los futuros docentes. Habiendo leído la convocatoria comencé a buscar una universidad con un programa afín al mío poniéndome en contacto con ellas y con la oficina de relaciones internacionales de la UdeA para reunir la documentación requerida y postularme. Durante este proceso encontré que otro compañero del programa también se encontraba interesado en postularse y acordamos ayudarnos tanto como nos fuera posible. Con mucho ánimo, compromiso y optimismo escribimos correos a diferentes dependencias e instituciones, realizamos llamadas y nos informamos una y otra vez hasta reunir la documentación requerida en la convocatoria que fue aprobada para ambos. Ahí comienza nuestra experiencia en Ecuador, un hermoso país que desde el principio me impactó con su consigna “Ecuador Ama la Vida” y que nos acogió durante un semestre académico. Son muchas las anécdotas y experiencias vividas en este tiempo y muchos los aprendizajes que tuve, de los que espero compartir un poco en esta ocasión.


Lo Académico

La Universidad Técnica de Ambato-Ecuador, ubicada en la municipalidad de Ambato-Provincia Tungurahua, nos acogió durante septiembre de 2018 y febrero de 2019 como sus estudiantes. Allí realizamos dos cursos: Cultura y Sociedad del programa Pedagogía de los Idiomas Nacionales y Extranjeros, y Enseñanza de Inglés a Niños del programa Idiomas, ambos pertenecientes a la facultad de Ciencias Humanas y de la Educación.
En el marco del curso Cultura y Sociedad se desarrolla el primer ejercicio de las prácticas pre-profesionales que consiste en 40 horas de observación en instituciones educativas, las cuales son repartidas en 10 horas por cada nivel, a saber, inicial, básica, bachillerato y superior. Así, tuvimos la oportunidad de visitar varias instituciones, tanto públicas como privadas, y conocer de primera mano algunos aspectos de la educación ecuatoriana. Mi primera impresión es que Ecuador y Colombia tienen sistemas educativos semejantes con problemas parecidos en lo relacionado con la enseñanza de una lengua extranjera; entre otros asuntos, hay un número muy elevado de estudiantes por cada grupo, no hay suficientes recursos para promover y practicar las diferentes habilidades de la lengua extranjera y los profesores carecen de capacitación y formación constantes tanto en el saber específico como investigativo. Sin embargo, me sorprendió conocer que el ministerio de educación, además de soportar económicamente a las escuelas públicas, entrega un uniforme (de los dos que emplean), ofrece los libros necesarios para desarrollar los cursos y da refrigerio diario a cada uno de los estudiantes. 

A su vez, el curso de Enseñanza de Inglés a Niños que pertenece al sexto semestre del programa Idiomas promueve la vinculación la cual consiste en enlazar los conocimientos adquiridos en la universidad e implementarlo para fortalecer a las comunidades en algunas parroquias (el equivalente para corregimiento en la división política colombiana). Desde mi experiencia, el curso fue desarrollado dando un rol central a la práctica de las metodologías y estrategias abordadas en clase. A menudo, tuvimos ejercicios llamados demo-clases en los que los estudiantes propusimos diversas actividades a nuestros compañeros que luego comentábamos ofreciendo sugerencias o destacando aspectos relevantes. Ambos cursos destacaron principalmente el aspecto práctico sobre el teórico. 

En cuanto a la evaluación, el curso Cultura y Sociedad promovió la participación activa de los estudiantes ya que, a través de numeras actividades, la docente se propuso ofrecernos escenarios en los que pudiéramos aprender el contenido de la clase (este curso estuvo centrado en el contenido y no en el aprendizaje de la lengua, aunque era en primer semestre). De ahí que los ejercicios prácticos se hicieran también presentes, por ejemplo, realizamos una coreografía con música de la cultura de algún país angloparlante. El aspecto evaluativo en el curso de Enseñanza de Inglés a Niños se dividió en dos parciales; al final de cada uno, se llevó a cabo una prueba de selección múltiple que recogía todos los temas revisados hasta ese momento del curso. Me llamó la atención que la docente nos propuso formular las preguntas que aparecerían en el examen final, mediante ese ejercicio sentí que fomentaba un rol activo y formativo en el proceso evaluativo.  

En ambos grupos tuvimos la oportunidad de encontrarnos que nos acogió gentilmente. Nuestros compañeros estuvieron pendientes de nosotros y se mostraron interesados en aprender de nuestra cultura y experiencias, así como de enseñarnos y explicarnos su cotidianidad. Las actividades de clase se convirtieron en oportunidades para interactuar con ellos y entender mejor la dinámica de la vida universitaria. También pudimos realizar actividades de integración conjuntamente, por ejemplo, a principios de noviembre es tradicional celebrar el Día de los Finados, en esta ocasión muchas personas van a los cementerios y vistan las tumbas de sus seres queridos. Además, preparan la colada morada y las guaguas de pan las cuales comparten entre familiares y amigos. Esta es una actividad tan popular que las instituciones detienen sus actividades para realizar esta festividad. En nuestro caso fuimos invitados a tomar colada morada con nuestros compañeros de curso Teaching Children donde pudimos compartir en un escenario no académico.  

Lo Cultural

Lo cultural es, a mi manera de ver, el aspecto más sensible. En primera instancia podría decir que encontré la cultura ecuatoriana y colombiana bastante parecidas. Sin embargo, al detenerme un poco a pensar en cómo estas se parecen, encuentro que cada uno de ellas tiene una identidad bastante particular que ha construido y defendido en el tiempo. Por ejemplo, la moneda usada llamó mi atención durante toda mi estadía, no solo porque debí aprender a tratar con los dólares estadounidenses, sino porque las personas, sobre todo las mayores, recuerdan como la transición de sucres (la antigua moneda del Ecuador) a dólares les costó un esfuerzo enorme. Respecto a la comida, en especial, la plaza de mercado fue para mí una fiesta de colores, sabores y texturas, al ser Ambato una ciudad central se distingue por ser muy comercial y contar con el privilegio de estar abastecida durante todo el año con toda clase de productos. Para mí fue extraño ir a al mercado y encontrar que las cantidades que se venden son, en general, ofrecidas por el vendedor sin que el comprador tenga mayor oportunidad de objetarla cantidad, de manera que si siete tomates cuestan $1, no es común que se acepte el trato 4 o 3 tomates por 50 ctv. Así mismo el transporte público, que en Amabto, cuesta cerca de 30 ctv. me hizo reflexionar acerca de los sitios donde “paran” los buses en mi país, pues allí hay paradas específicas y solo en ellas se detiene el bus para dejar y subir pasajeros.
Los paisajes del Ecuador son encantadores. Cualquiera de sus regiones; sea sierra, costa, insular o Amazonía, ofrece un escenario único donde se celebra la vida y la diversidad. Ecuador está bien conectado por un sistema de carreteras que facilita llegar a cualquier rincón del país. Paisajes asombrosos como la laguna del Quilotoa con sus aguas color azul. Los majestuosos volcanes que se levantan imponentes y recuerdan lo poderosa que es la naturaleza, pero también los soñadores y ambiciosos que podemos ser los seres humanos. Según algunas leyendas indígenas, los volcanes también tienen sus historias de pasiones y desastre, se dice, por ejemplo, que Chimborazo y Carihuairazo estaban enamorados de la misma mujer, Tungurahua. Chimborazo y Carihuairazo se enfrentaron quedando ganador Chimborazo por lo que se erigió más alto mientras que el otro fue aplastado. En la Amazonía ecuatoriana, que dista unas 3 horas de Ambato, tuve la oportunidad de visitar por, primera vez, un zoológico de animales de la selva amazónica; así mismo pude caminar por las costas del Pacífico que me recibieron a 6 horas de Ambato para mostrarme por primera vez el cielo juntarse con el mar en la lejanía. Todos estos lugares y paisajes siguen guardados en mi memoria y me han hecho pensar que también aquí, en mi tierra Colombia, hay lugares sorprendentes que es justo visitar, conocer y admirar.   

Lo personal

Los viajes transforman. Los viajes enseñan. Sobre todo, si nosotros nos encontramos con disposición de aprender cuando alistamos maletas y tomamos rumbo a un sitio lejano, extraño, nuevo. Creo que esta experiencia me acercó a lo que quiero tanto profesional como personalmente, es decir, me recordó mis sueños, cómo quisiera yo mejorar algo y cómo quisiera que me recordaran. Visitar Ecuador fue, de cierta manera, visitarme y rehacerme en el marco de una nueva rutina, interactuando con nuevas personas y compartiendo mi experiencia, mi historia y mis intereses con ellas. 
Sin lugar a dudas, como lo mencionaba la Dra Adriana Reinoso, vicerrectora de la UTA, luego de que uno viaja la primera vez, sigue haciéndolo; debido al gran impacto que esta experiencia puede generar en la vida. Ahora siento más posible la idea de moverme alrededor del mundo y cumplir mi sueño de continuar mi formación profesional en el exterior con la intención de servir a mi región y mi comunidad. Entiendo que esto demanda esfuerzos, sin embargo, he podido experimentar que con constancia en el trabajo y con metas claras es posible conseguirlo.
Finalmente, quiero aprovechar este espacio para animar a otros compañeros de la universidad que, como yo, se sienten atraídos por conocer otros lugares y hacer del aprendizaje de lenguas extrajeras una verdadera experiencia intercultural. Quiero decirles que no se cansen de buscar oportunidades y que estén listos en el momento que esta surja para tomarla. Poder viajar y conocer otros lugares sin lugar a dudas nos hace más sensibles a nuestra formación personal y profesional.   

 

Visita al Volcán Chimborazo

 
Edificio Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación-Campus Huachi- Ambato
 

Compañeros de 6to semestre del programa Idiomas, antes de la celebración de navidad en la FCHE
 

Representación de un baile tradicional en un país de habla inglesa

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018