Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 19 de febrero 2020
19/02/2020
Síguenos

Listado

Entrevista a Sebastián Velásquez

El pasado mes de noviembre, la Secretaría de Cultura de Neiva y la Fundación Tierra de Promisión anunciaron el ganador de la XVII Bienal de Novela ‘José Eustasio Rivera’. Fue Sebastián Velásquez, egresado de nuestro Instituto de Filosofía, el seleccionado con su novela: “Un pedazo de tierra” o “Los muertos”, nombre con el que la presentó al concurso. 

Velásquez, quien realizó una maestría en literatura de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey y otra maestría en Escritura Creativa de la Universidad de Iowa (USA), escribió también la novela “El Paquete” publicada en el 2018 por el Fondo Editorial EAFIT y reside actualmente en Madrid, España con su esposa e hijos.

En entrevista para el Instituto de Filosofía, Sebastián habló acerca de su formación filosófica, de sus aspiraciones como escritor, del abordaje que hace en su novela del peso que tienen en sus personajes los conflictos de la modernidad, la industrialización y la mecanización de la cultura y del significado que tiene el reconocimiento de la XVII Bienal de Novela ‘José Eustasio Rivera’, entre otros temas.


¿Qué elementos de su formación filosófica usa en la creación de historias? 

-S.V. En un primer nivel, creo que la filosofía me ha servido para familiarizarme con conceptos e ideas que, espero, han enriquecido un poco mis posibilidades de conocer y de pensar. Luego, debo decir que la expresión de mi formación filosófica se resume en lo que bien podría preguntarse cualquier vecino: ¿Qué sé? ¿Qué soy? ¿Para qué? Creo que cualquiera de mis personajes se pierde en interrogantes que difícilmente podrá responderse. Seguidamente entonces, puedo decir que de la formación filosófica, con certeza, o de sus secuelas, me interesan la duda, las paradojas, la relativización de valores, el cinismo, la confusión, el moralismo e incluso el performance mismo de la erudición, la solemnidad y, cómo no, de la soberbia. Reconocer estas posibilidades me parece muy positivo a la hora de crear, de pensarse uno mismo y el mundo. Y es que a mí, finalmente, lo que me gustan son las palabras, eso que dicen y no dicen, y en ese sentido todo lo anterior ocupa un lugar en la creación de mis historias y la forma como se enfrentan los personajes a sus situaciones vitales. A mi juicio, el gran poder de la literatura está en transmitir ideas, conceptos y visiones de mundo, pero siempre desde la intensidad emocional, esto es, desde un sustrato sentimental más o menos común a la experiencia humana.

¿Qué le ha aportado la Filosofía a su formación? 

S.V. Creo que el mayor aporte de mi paso por el Instituto de Filosofía fue que sembró en mí la aspiración a leer, escribir y pensar con cierto rigor y precisión. Y bueno, digo “aspirar” pues, está claro, esto no necesariamente ocurre, y no necesariamente eso está mal. Parecerá una obviedad pero el rigor y precisión que requiere el arte no tienen mucho que ver con el rigor y precisión que requiere el pensamiento argumentativo, y entonces pasar del lenguaje filosófico al lenguaje artístico, por ponerlo de alguna manera, implica a su vez tener que desaprender, qué aprender a desaprender. De otro lado, haber pasado por la Universidad de Antioquia, en general, fue una de las experiencias más formativas de mi vida, con todos sus aciertos y desaciertos. Finalmente, otra obviedad, a mi formación personal y a mi formación como escritor todo lo que he vivido les ha aportado, y para bien o para mal, ha sido formativo: en cuanto experiencia posible, narrable; en cuanto conocimiento de algunas de las muchas capas de la realidad.

¿Cómo permea la Filosofía su quehacer como escritor?

S.V. En las otras preguntas más o menos ya respondí. Solo añado que la filosofía, como bien podría ser el cocinar o el trabajo físico, tienen un efecto en el trabajo creativo. En este caso concreto, al ser la materia de la filosofía y de la literatura la palabra escrita, pues se presenta un terreno común, y pese a los procedimientos tan distintos que efectúa cada uno de estos lenguajes, a ratos aspiran a las mismas finalidades.

En "Los Muertos” o “Un pedazo de tierra" habla de la migración en Estados Unidos y sus vicisitudes ¿Cómo se acercó a esta temática?

S.V. El título original de la novela es “Un pedazo de tierra”. “Los muertos” fue parte del seudónimo para participar en el concurso, y algunas notas de prensa mencionan ese título, entre otras imprecisiones. Es cierto que parte de la novela ocurre en Estados Unidos y que algunos de sus temas se refieren a la migración y sus viscisitudes, aunque también busca hacer paralelos con el expatriarse, el huir, el hacer turismo, etc. Sin embargo, no es esa la forma como yo quisiera resumir mi novela. Antes que eso, preferiría hablar de los conflictos de la modernidad, la industrialización, la mecanización de la cultura y el peso que tiene todo esto sobre los individuos; e incluso, antes que eso, preferiría hablar del exceso de narrativas que nos rodean y de las convenciones culturales que incentivan la mentira, la frivolidad y la uniformidad. Ese, idealmente, sería solo el telón de fondo de la novela. En primer plano están los personajes y sus dramas internos, las carencias, la culpa, el amor, el desamor, la ignorancia, el desencanto, la vanidad, la religiosidad, el sinsentido, la soledad, etc.

¿Qué significa para usted el reconocimiento de la XVII Bienal Internacional de Novela José Eustasio Rivera?
 
S.V. Obviamente para mí es una gran alegría y una gran afirmación, y no solo por el reconocimiento, la publicación o la plata, sino porque también reivindica socialmente un trabajo de muchos años, de encierro, intuiciones y muchas incógnitas. Y además de eso, ha sido un azar muy bonito. Desde la primera vez que leí La Voragine, hace casi 20 años, se convirtió en mi novela colombiana favorita. Esta resume parte de mis búsquedas artísticas, e incluso vitales. Tanto así que “Un pedazo de tierra”, en su búsqueda de la selva, tiene referencias directas y veladas a La Vorágine, y una versión anterior de mi novela tenía como epígrafe la frase final: “Ni rastro de ellos, los devoró la selva”. Hace años, cuando experimenté la condición de inmigrante en Nueva York, fui un par de veces a la dirección exacta en la que vivió y murió José Eustasio Rivera, pocos años después de publicar su gran novela, aunque nunca encontré nada especial ni supe finalmente a qué iba yo: era un edificio como cualquiera, otra fachada. Así pues, ganar precisamente este premio me parece un destino hermoso para mi novela, casi un acto poético.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

S.V. Tengo muchos proyectos. Lo difícil es sacar el tiempo y la fuerza para materializarlos. Pero bueno, por lo pronto seguir aprendiendo a escribir.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018