Esp
martes, 26 de septiembre 2017
26/09/2017
Síguenos

Listado

El silencio de la Universidad

Por : Carlos Vásquez Tamayo - Profesor Instituto de Filosofía


Voy caminando por el bloque 10, giro obligado por arreglos y baches. Los muchachos se arremolinan, parecen por momentos anclados en la pasividad.

Algunos se reúnen en el suelo, comen allí, se dedican a leer o conversar. Lo que salta a la vista es que no hay espacios adecuadosy suficientes para ponerse a estudiar.

Hacerlo en parejas o en pequeños grupos es un deleite, a veces una necesidad. También puede ser gozoso leer al aire libre. Yo lo hacía en mi época de estudiante: el parque teatro de las esculturas, la zona deportiva, los amistosos prados o los rincones discretos.

La universidad está llena de parajes, pequeños oasis para dejar que el alma respire. Pero el estudio, más formal y concentrado, parece entre nosotros condenado al exilio. Y es entonces cuando recae todo el peso sobre la biblioteca: salas llenas de rumores y charlas sin tregua.

Pero si la biblioteca es un silencio concertado, me digo. Un lugar hecho para callar. Por lo pronto pulula en ella un ruido que no se deja apagar. De ser el sitio más recogido se ha ido convirtiendo en la estancia de las habladurías.

La biblioteca es la casa del silencio. Y ese silencio lo hacemos todos y hay que cuidarlo. Si bien somos una comunidad destinada a la palabra ella es ante todo la sombra del silencio que guarda.

Hay que poner los ojos en la biblioteca para que, de nuevo, sea posible en ella cultivar el conocimiento que es el reposo del oído.

Todos los caminos llevan a la biblioteca. No en vano está en el centro, es el corazón, anuda y desanuda todas las andanzas. Un lugar para demorarse, concentrarse, olvidar los afanes, entrar en la inteligencia.

Siento que ese edificio tiene algo sagrado. Por ello hay acciones que lo contradicen y maltratan: comer, beber, dormir, charlar. Es terrible que uno sienta que allí es imposible concentrarse.

Ella es el recinto para lectores ensimismados, seres sumidos en su perplejidad. La biblioteca entrega el don de la soledad, uno se recoge allí en la cavilación juiciosa y profunda.

Entre tanto, ¿por qué no piensan los planificadores del espacio en un lugar para el estudio más abierto, locuaz, compartido?

Es hora de hacer un pacto por la biblioteca, que sea para todos el silencio de la universidad.

Portal U de A - Redes Sociales - WCV(JSR 286)

Acciones

Portal UdeA - Iconos Footer - WCV(JSR 286)

Acciones
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación UdeA
No + filas
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282 | Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias
NIT 890980040-8
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2017