Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 29 de mayo 2020
29/05/2020
Síguenos

Listado

El desempleo en Colombia no cede y la Reforma Tributaria deberá repensarse en medio de la crisis

“En realidad, la implementación de la reforma ha socavado la estabilidad institucional y, por el contrario, no ha tenido efectos sobre el desempleo”, señala Cristian Sánchez Salazar, experto en economía política y mercado laboral.

 

Por: Lourdes Cruz Cárdenas -Facultad de Ciencias Económicas-

desempleoColombia arrancó el año 2020 con una tasa de desempleo del 13% que, con relación al año anterior, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE –, se ubicaba en el 12,8%, una reducción poco significativa considerando que la reforma tributaria que inicio en 2018 pretendía disminuir esta cifra.

La situación no es fácil y más si tenemos en cuenta el momento económico y social actual que enfrenta el país, pues la tasa de desempleo en Colombia, antes de la pandemia, se debatía en torno a los problemas de creación de empleo en una situación económica normal, lo que sin duda cambiará luego del periodo de aislamiento. Sin embargo, hoy es importante analizar este tema e identificar los efectos del diseño de la Reforma Tributaria sobre este indicador y, repensar el desempleo como un factor relevante en la implementación de los planes de choque que, junto con las medidas económicas tomadas por el Gobierno Nacional, impulsen la reactivación económica en el país.

De esta manera, resulta oportuno revisar cuáles son los factores que han incidido para que la tasa de desempleo en Colombia no ceda y, por el contrario, se mantenga en dos dígitos. En primer lugar, el profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia, Cristian Sánchez Salazar, expone que: “los incentivos de la Reforma Tributaria para promover sectores con alta demanda de empleo son débiles”, es decir, según el experto, los incentivos otorgados en la reforma tributaria, no responden a la regulación debida en algunos mercados o bien, tendientes a promover aquellas actividades generadoras de empleo y que son intensivas en mano de obra, sino a grupos de interés o de presión, donde no hay suficientes justificaciones técnicas para promover exenciones y gabelas.

Por ejemplo, como dicta la  Reforma Tributaria – Ley 1943 de Diciembre 28 de 2018 – en sus principales incidencias contables y financieras,  y que se extiende a la  Ley de Crecimiento, ley 2010 de 2019 implementada por el Gobierno Nacional, las grandes inversiones en el campo tendrán exención en impuesto de renta durante 10 años, por inversiones cercanas a los 800 millones de pesos y un monto mínimo 10 empleados, lo que significa promoción y  apoyo a sectores intensivos en capital como el agroindustrial, que generan menos empleo por capital invertido, desconociendo que, en el caso del campo, hay mayor productividad cuando las unidades agrícolas son pequeñas y, en particular, son las que más empleo generan, explica Sánchez. 

En este sentido, “los subsidios, exenciones y gabelas, aumentan la ineficiencia estatal, la fiscalización del recaudo se hace más tediosa y complicada y no existe claridad técnica en torno a la tributación cuando lo urgente es financiar el Estado para arreglar un poco la Hacienda Nacional” agrega el experto. En realidad, la implementación de la reforma ha socavado la estabilidad institucional y, por el contrario, no ha tenido efectos sobre el desempleo, añade.

Ahora bien, son sectores intensivos en capital los que han jalonado la economía de Colombia recientemente, pero no son un factor para el crecimiento del empleo en el país, puesto que requieren mayor capital – tecnología, maquinaria y personal capacitado para realizar las funciones que estén acordes a la actividad económica –, más que un alto flujo de mano de obra, por eso, la relación entre crecimiento económico y empleo no es tan clara. En este caso indica el profesor que, “sectores como el financiero y de servicios han crecido recientemente, pero su relación capital/trabajo es más alta que en otros sectores como el agropecuario”.

Cabe resaltar que, en general, mientras más capital se invierta mayor tecnología se debe implementar y los recursos humanos deberán estar más capacitados, es decir, según el experto, “no se trata de estar en contra de las grandes inversiones o empresas, pero el Gobierno en su momento debía de tener más elementos técnicos para construir la reforma”.

Por otra parte, la migración comenzó a cobrar fuerza en la cifra de desempleo en Colombia, sobre todo con la llegada masiva de la población venezolana al país. Ellos son mano de obra que dependen de una incorporación progresiva al sistema laboral por parte de los distintos sectores económicos y del Gobierno mismo, esto implica para Sánchez, coordinación con el sector público en materia de política pública, pues no se trata sólo del empleo, sino de empleo decente: seguridad social, salud, parafiscales, entre otros.

En segundo lugar, las reformas tributarias tienen diferentes objetivos, uno de ellos es generar incentivos para regular los mercados y otro, es aumentar el recaudo para financiar los programas diseñados por el Estado. La Reforma Tributaria actual, de acuerdo con el profesor Sánchez, promueve exención en impuesto de renta por 5 años, por inversiones con un mínimo monto cercano a los 400 millones de pesos y 10 empleados, para el sector de la economía naranja, uno de los más impulsados por el Gobierno para generar empleo, en tanto demuestren inversiones en el campo creativo como: las artes, la tecnología o la innovación; sin embargo, agrega, “sino se especifican cuáles rubros, cualquier empresa y sector casi que puede acudir a exenciones tributarias”.

En este caso, no es posible precisar la contribución de la economía naranja en materia de empleabilidad con estas opciones, aunque la reforma tributaria preste especial atención a este grupo, pues las inversiones estipuladas anteriormente requieren capital, y su relación con la cantidad de empleados, no es representativa. Es importante entonces, que los incentivos se diseñen a partir de justificaciones técnicas adecuadas, de modo que se estudie la efectividad de  estos beneficios y no resulten susceptibles de reparo.

En el último lustro, sectores como –construcción, servicios, hotelería, comercio y restaurantes–, le han aportado al aumento del empleo en Colombia. Estos sectores han incrementado su participación recientemente abarcando un número importante de mano de obra, pero requieren de inversión para que su crecimiento sea constante, pues otros sectores que aportaron al empleo como el industrial y el agrícola, “son sectores muy volátiles, que presentan alta competitividad local e internacional y las inversiones de capital las hacen en grandes empresas o en agroindustria: pocas generadoras de empleo” manifiesta Sánchez.  

Otro elemento que interviene en el análisis, es la carga tributaria que tienen las empresas, actualmente se estima que esta carga se encuentra en una cifra cercana al 33% y  ha venido disminuyendo en los últimos tres años, sin embargo, el también profesor  de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia, Remberto Rhenals Monterrosa aclara, “ese 33% corresponde a la tasa nominal del impuesto de renta de las empresas, lo que importa, es la tasa efectiva del impuesto de renta que, para el conjunto de las empresas en Colombia, puede ser un poco más del 20%”, aún por debajo del 33% y continúa diciendo que: “en estas condiciones, no es claro que pueda ser la responsable del aumento reciente en la tasa de desempleo”. Esta diferencia, se debe a los beneficios tributarios otorgados a algunas empresas más que a otras o a ciertos sectores, más que a otros.

Así, la desigualdad y la falta de claridad en los beneficios tributarios representados en incentivos otorgados para algunas empresas, requiere de una evaluación real de los beneficios y el impacto positivo sobre el empleo en el país, para que, mano de obra y capital sean valorados en conjunto.

De esta manera,  el profesor Rhenals, dice que entre los factores que inciden negativamente sobre el empleo están, los aumentos excesivos del salario real por encima del aumento de la productividad e igualmente, las políticas que distorsionen los precios relativos de los factores, abaratando relativamente el capital, en este sentido explica, “si dos bienes son sustitutos y uno es relativamente más barato que el otro, se demanda el que es más barato; lo mismo sucede con el capital y el trabajo”. Asimismo, complementa que “la forma de asignación de los subsidios sociales puede contribuir al desempleo y la informalidad, sobre todo con el escaso dinamismo de la actividad económica actual que amplificaría estos factores”.

De hecho, la pandemia ha obligado al Estado y las instituciones encargadas de monitorear las condiciones socioeconómicas de la población, a analizar y contrarrestar la información del número de habitantes empleados, desempleados e informales, para crear ayudas que contengan los efectos generados a razón del aislamiento y que afectan el empleo y la economía de los más vulnerables en el país. Además, esta crisis podría derivar en una situación alarmante para el mercado laboral.  

Para aproximarnos a las cifras de empleo formal e informalidad en Colombia, estos dos expertos relacionan los siguientes datos, a partir del conjunto de empleados formales en Colombia, de modo que exista un acercamiento un poco más claro al panorama del último año: en términos de  población empleada asalariada –con contrato escrito o verbal– y considerando que cumplen las condiciones de ley, representarían el 57,4%, aproximadamente 6.892.000 empleados en las 23 ciudades y áreas metropolitanas, y a nivel nacional representaría el 49,7%, cerca de 11.135.000, sin embargo, “las cifras pueden esconder situaciones donde el cumplimiento de las leyes laborales sea parcial”, señala Rhenals. Para el caso de la informalidad, de acuerdo con el profesor Sánchez, esta cifra pasó de cerca del 60% hace 10 años al 48% el año pasado.

Bajo este panorama, Rhenals menciona, la inflexibilidad del mercado laboral y las políticas excesivas de protección del empleo, que generalmente tienen buenos propósitos como la estabilidad laboral, pueden producir efectos contrarios a los buscados en materia de empleabilidad, por ejemplo, “altos costos de despido, hacen que los empresarios sean más reacios a contratar trabajadores, si es muy complicado dar por terminado un contrato de trabajo, cosa que los empresarios saben, entonces no serán propensos a contratar y esto no contribuye a disminuir la tasa de desempleo”.

En conclusión, lograr que más personas se incorporen al sistema laboral en condiciones óptimas de empleabilidad, va a depender del análisis y la evaluación detallada de los incentivos tributarios dispuestos por el Gobierno en la reforma tributaria, los objetivos diseñados para su funcionamiento y los resultados arrojados en términos de desempleo luego de la emergencia sanitaria actual, de modo que, no se dispersen con los intereses políticos de algunos grupos económicos, ya que como indica Sánchez, “de por sí con un déficit primario alto y con presiones y demandas sociales infinitas, no es fácil conciliar tributos y gasto público en un país con enormes dificultades en materia social”.

Pero también, sería necesario incorporar tributos que están quedando por fuera de la reforma debido al mal llamado “lobby”, y que pueden incidir en que no se cumpla con el objetivo del recaudo público, es el caso de, las bebidas azucaradas y otros que requieren regulación técnica como, el impuesto a las bolsas plásticas y la regulación al sector extractivo tipo petróleo, por afectar fuentes hídricas. 

Sin embargo, queda también la pregunta de dónde sacar más recursos para financiar el Estado y es que implementar reformas tributarias cada dos años, le ha costado a Colombia en crecimiento económico y estabilidad institucional, lo cual genera incertidumbre, por eso, Sánchez expresa, “las reformas tributarias son pactos sociales y aquí no se han considerado de manera decidida aspectos como la desigualdad y la vocación productiva del país”.

Finalmente, la clave puede estar en la capacitación y educación de la mano de obra menos calificada, que como quedó en evidencia es un número importante que el sistema laboral puede absorber para disminuir la tasa de desempleo y brindar calidad de vida a la población colombiana, pues las empresas deben extender la capacitación para sus empleados y el Gobierno, incentivar estos procesos para que quienes lo potencien, reciban beneficios tributarios y así, contribuir con la recuperación económica que se avecina para el país. Una idea que, en principio, como finaliza Sánchez, es oportuna, tanto para las empresas como para la sociedad, pues, “la educación es una variable que tiene, en definitiva, impactos positivos sobre los salarios, la productividad y la formalidad laboral”

*Imágenes tomadas de https://pixabay.com/es/

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020