Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 4 de junio 2020
04/06/2020
Síguenos

Listado

Coronavirus - El cuidado de la casa común

María Patricia Arbeláez Montoya
Médica, Epidemióloga
mariapatriciaa@gmail.com
Medellín, Marzo 22 de 2020

 

El coronavirus que nos afecta actualmente es el “SARS-CoV-2” nombre proveniente de las iniciales palabras en inglés Severe Acute Respiratory Syndrome - Coronavirus 2, lo que traduce un Síndrome de Enfermedad Respiratoria Aguda Severa. Hace parte de la familia de los coronavirus que afectan tanto humanos como algunos animales salvajes. Estos virus fueron identificados desde los años sesenta como causa de resfriados comunes. En las últimas dos décadas el “SARS CoV – 1” causó cuadros respiratorios severos en el medio oriente: el MERS y el SARS, pero no llegaron a ser como la pandemia del COVID-19, que ha llegado a 173 países hasta la fecha.

Las características del virus le permiten entrar a nuestro organismo por las mucosas de los ojos, la nariz o la boca, cuando tenemos contacto directo con las secreciones de personas enfermas (mocos, saliva, lágrimas) o con los aerosoles que se produce al toser o estornudar a una distancia menor de dos metros. También, por el peso que tiene el virus, cae a las superficies y sobrevive en el plástico o el acero hasta por 72 horas, por ello las principales medidas de prevención son el uso de la mascarilla en quienes tienen síntomas respiratorios y el lavado de manos y la limpieza de las superficies con agua y jabón.

La enfermedad después del contacto con el virus se puede manifestar entre 7 y 14 días por lo cual se establece en 2 semanas el período de aislamiento. El virus se puede transmitir aún antes de iniciar los primeros síntomas. Los niños y jóvenes pueden tener la enfermedad sin síntomas, pero si transmiten el virus. Por esa alta contagiosidad debemos aislar a las personas mayores ya que en ellas la enfermedad tiene mayor letalidad.

Es un virus que ya vivirá entre nosotros, pero que esperamos su transmisión sea lenta para no desbordar la capacidad de los servicios de salud. Esto se logra con las medidas de contención que se han promulgado, entre las cuales están: la identificación de casos importados, de lugares donde se está transmitiendo el virus, por ejemplo, Italia, España y USA, el seguimiento de los contactos que hayan ocurrido y las recomendaciones de aislamiento social.

Estas medidas requieren de una gran responsabilidad individual y colectiva, que privilegie la preservación del bien común. Es también un llamado a la solidaridad con las personas que ven afectada su subsistencia y con las personas que continúan laborando por el bienestar de todos.

Para nuestras instituciones es un llamado a la justicia social, el derecho al trabajo que se ve  vulnerado en estas crisis o a las condiciones de trabajo digno que demanda por ejemplo el talento humano en salud y la obligatoriedad en proporcionar las condiciones de diagnóstico y acceso a los servicios de salud.

Esta pandemia nos compromete con el cuidado de la casa común, como creación tenemos una pertenencia a un universo que compartimos con una inmensa cantidad de seres vivos, desde la flora de microorganismos que nos habita, hasta las grandes especies animales y desde una mirada ecosistémica, en la que dependemos unos de otros para vivir. Tenemos necesidades básicas que cubrir y es la complejidad de nuestro ser espiritual, mental, físico y social que demanda en nuestra integralidad una conciencia sagrada por defender la vida.

No sólo es la epidemia del coronavirus, son el hambre, el acceso al agua, la mala calidad del aire, la carga de muchas otras enfermedades infecciosas, la falta de seguridad alimentaria, que conlleva a tantos padecimientos crónicos, la angustia y las desigualdades, entre muchos otros problemas, que contrasta con el pánico de la muerte repentina de muchos, con la muerte lenta en condiciones indignas de otros tantos.

El cuidado de la casa común como lo expresa el Papa Francisco, en la encíclica “Laudato Si”, demanda una responsabilidad moral de cada uno de nosotros y de la sociedad en su conjunto, incluyendo nuestros gobernantes. Esa responsabilidad se traduce en relaciones de justicia social, de justicia ambiental y de lo que ahora conocemos como justicia cognitiva, el conocimiento que se está poniendo como ciencia abierta para controlar esta epidemia, es un signo de los tiempos.

Es la solidaridad, la generosidad, la responsabilidad en el cuidado de si, de los otros y de lo otro, que se manifiesta en la humanidad como signo de esperanza, como testimonio de que todos somos responsables de cuidar nuestra casa común; la casa común que Dios nos dio.

 

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020