Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 25 de enero 2021
25/01/2021
Síguenos

Listado

Crecimiento económico: el cómo será la clave para un ejercicio sostenible

El crecimiento económico es una condición necesaria para el desarrollo, pero insuficiente, por lo que su transformación está mediada por la forma cómo crece una economía, cómo innovan sus empresas y personas, así como por la voluntad política de un país para que este ejercicio sea sostenible. 

 

Por: Lourdes Cruz Cárdenas -Facultad de Ciencias Económicas-

Las formas de crecer en términos económicos pueden apelar a los procesos educativos y culturales de una comunidad, pero también, a la conciencia que con el tiempo han tomado las empresas frente a sus acciones para transitar hacia un paradigma del crecimiento económico moderno. Uno donde las Naciones Unidas a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible –ODS– ya hicieron énfasis y que con la crisis actual se evidencia su importancia de cara al futuro que sigue reclamando por el cuidado y la gestión de los recursos naturales para el bienestar de todos los seres vivos.

crecimiento-economicoEn tal sentido, las fórmulas tradicionales y convencionales del crecimiento económico asociadas a la acumulación de capital físico, el tamaño poblacional (incluyendo la formación de capital humano) y la dotación de recursos naturales, no cambiarán; por el contrario, expresó el economista Cristian Camilo Castrillón Gaviria, dejarán de ser en sí mismas el eje central del debate por el cual las economías van a crecer y el factor eficiencia e innovismo, según los autores Robert Solow y Deirdre McCloskey, será clave.

Lo anterior, explicó el también profesor de la Facultad de Ciencias Económicas –FCE– de la Universidad de Antioquia, incluye variables como, instituciones que garanticen el crecimiento económico, la manera cómo las empresas y las personas innovan, el incremento y eficiencia en la productividad, así como la articulación de las personas al mercado laboral considerando el cambio técnico que se da actualmente; pero sin duda, expresó:

“El medio ambiente será el tema central sobre el cual el paradigma del crecimiento económico nuevo empezará a construirse y mientras más rápido aprendamos y hagamos una transición lo más indolora posible hacia el cambio, los costos sociales serán menores”. 

Situación que las empresas entienden, pues son ellas las que están evolucionando y transitando a sectores más sostenibles, de hecho, comentó el economista, “el empresario entiende esto más rápido que los mismos trabajadores, incluso que los mismos gobernantes”.

Para el PhD. En Administración, Juan Vélez Ocampo, profesor del Departamento de Ciencias Administrativas de la FCE, el papel de las empresas debe centrarse en hacer esfuerzos para localizar el desarrollo sostenible teniendo en cuenta no sólo sus propios intereses, prioridades y capacidades, sino las necesidades y expectativas de sus grupos de interés. 

En otras palabras, agregó el académico, “las acciones de sostenibilidad deben incluir una comprensión de las necesidades de las compañías y de su contexto, sería ingenuo que la sostenibilidad sólo incluyera elementos ambientales y sociales dejando por fuera las expectativas de crecimiento económico de las empresas”.

medio-ambientePor lo tanto, en el caso de Colombia y América Latina, dichas expectativas de crecimiento pueden encontrar en desarrollos como las energías renovables no convencionales; el uso de nuevos transportes con combustibles limpios, transporte eléctrico o público; la revolución digital, el teletrabajo, la educación pertinente para estos escenarios y la adecuación del comercio y la industria ante los desafíos; la bioeconomía; el sector salud y la economía circular, la fuente para nuevas formas de crecimiento económico, sostenibilidad y nuevos empleos. 

Sin embargo, advirtió el profesor Vélez, la construcción de un modelo económico más sostenible no debe recaer únicamente en las empresas o en los Estados, pues sostuvo, “la construcción de un futuro más sostenible requiere de acciones y alianzas para el desarrollo (ODS17) y de decisiones empresariales que tengan en cuenta criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo –ESG– por sus siglas en inglés. Un aprendizaje heredado de los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM– activos entre los años 2000 y 2015 y orientados especialmente a acciones estatales para la reducción de la pobreza y las inequidades”.

En este punto, señaló el profesor Castrillón, también es importante el papel de las instituciones y mercados financieros para proveer de fondos prestables o créditos a empresas que apuestan por prácticas innovadoras y responsables con el medio ambiente, pues la fórmula para su cuidado no la tiene ningún gobierno, pero dijo, “nosotros como sociedad y a través del empresario innovador y amigable con el medio ambiente, podemos generar el motor del crecimiento económico y a su vez, los gobiernos deberán crear los incentivos correctos para potenciar estas prácticas”.

Finalmente, la transición hacia un paradigma económico innovador y sostenible puede tomar de 25 a 50 años, pues su tardanza depende de la voluntad política de los gobiernos y la necesidad de enfrentar los métodos convencionales de producción para articularlos a una agenda medioambiental, y en tal sentido, un diálogo permanente entre la educación y el sector empresarial permitirá dimensionar qué competencias y capacidades se tienen que desarrollar.

De manera que, agregó el profesor Castrillón, el mismo aparato productivo y el sector económico van reconfigurando y dando molde a los procesos educativos, por lo tanto se requieren procesos de aprendizaje donde el estudiante sepa hacer, se adapte a los cambios técnicos y adquiere un alto nivel de disciplina y responsabilidad para que su transición al entorno laboral pueda ser más rápida o en ocasiones inmediata.

Imágenes tomadas de: www.pexels.com.co

 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020