Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 10 de julio 2020
10/07/2020
Síguenos

Listado

Reconfigurar gastos ante la reducción y pérdida de ingresos

Mientras el escenario de incertidumbre actual no cambie y debamos esperar más tiempo en casa, los hogares se verán obligados a reconfigurar sus gastos para lograr mantener su economía en pie.

 

Por: Lourdes Cruz Cárdenas -Facultad de Ciencias Económicas-

ahorrosTeniendo en cuenta los riesgos financieros presentes para las personas producto de la crisis y la incertidumbre por no saber con certeza qué va a pasar en los meses venideros, consultamos al experto en microeconomía el profesor Osmar Loaiza Quintero de la Facultad de Ciencias Económicas –FCE– de la Universidad de Antioquia, para conocer qué transformaciones va a sufrir la economía personal de los colombianos en medio de la crisis actual.

De acuerdo con el profesor Loaiza, el efecto inmediato de la cuarentena fue deprimir el consumo de las personas, fundamentalmente en gastos suntuarios, es decir, aquellos asociados a lujos o que no son de primerísima necesidad. Asimismo, las personas que aún conservan su empleo mantendrán un nivel de consumo bajo, pues ahorrar, aunque poco, será una manera de asegurarse ante la incertidumbre económica que afronta el país.

De esta manera, las principales afectaciones para la economía personal se presentan en la reducción de ingresos o la pérdida de los mismos, y esto tienen que ver claramente con la pérdida de empleos, así como con la quiebra de algunas empresas, lo cual significa para Loaiza, limitaciones para las personas al momento de consumir en el corto plazo y dificultades para la recuperación económica donde el consumo, “se trasladará a un consumo de supervivencia”.  

Esta situación afecta en mayor medida a los trabajadores informales e independientes, así lo aseguró Edwin Torres Gómez, profesor de la FCE, experto en empleo y quién también se sumó al análisis; “estas personas no pueden acceder para los subsidios al cesante en caso de quedar desempleados y sus empleadores, tampoco pueden acceder a los subsidios a la nómina”, agregó. 

En tal sentido, estas personas tendrán que reorganizar sus rubros de consumo como lo refleja una encuesta realizada por el grupo de Macroeconomía Aplicada de la FCE, al cual pertenece el profesor Torres y que indica un aumento en el consumo de alimentos, al igual que en productos relacionados con aseo y salud personal, como la mayor prioridad para los encuestados.

cuentasAdicional, los cambios en la economía personal sugieren reducir gastos e inversiones en el mediano y largo plazo, lo que incluye aplazar la compra de vivienda, vehículos o similares y evitar hacer inversiones en activos riesgosos, es decir, “la reducción de ingresos de las personas y la incertidumbre los llevará a preferir liquidez y dinero en el banco, antes que endeudarse por inversiones de plazos amplios”, sostuvo Torres; además, las personas de estrato 1 y 2 donde se concentra los empleos informales, no tienen facilidad para el acceso al crédito.

Entretanto, el profesor Loaiza reconoció que la reconfiguración de los gastos con ocasión de la crisis económica, también ha llevado a que las personas evalúen el gasto en recreación y educación, que ya comienza a sentirse entre las instituciones de educación privada con el descenso de las matrículas, afectando la economía de otras personas.   

Por su parte, los costos que está generando la pandemia, implican un aumento en los costos de vida para los hogares que, como se viene analizado, se ven obligados a reorganizar sus finanzas personales. Un ejemplo, está en el transporte público; este medio parece quedar relegado en tanto las personas deben evitar aglomeraciones al momento de usar dicho sistema; así que, indicó el profesor Loaiza, “las personas reducirán el presupuesto dirigido al transporte público de mediana o alta capacidad, hacia soluciones de transporte privadas” y, en consecuencia, “el gasto de los hogares en transporte absorberá una parte más alta de los ingresos con respecto a la situación previa a la epidemia”.

Pero, no debemos subestimar los altos costos sociales que esto pueda traer, pues el medio ambiente también está siendo impactado por los cambios que ha traído la pandemia y al utilizar en menor medida el transporte masivo, aumentará la congestión en las calles y los efectos sobre la polución.

Ahora bien, mientras el escenario de la incertidumbre no cambie y debamos esperar más tiempo en casa, “esto implicará una demora mayor en la reactivación del consumo y un declive de la inversión privada que afectará una recuperación económica pronta”, precisó Loaiza. 

En ese sentido, los cambios en la manera de operar los negocios pueden servir para reducir algunos costos y abrir la posibilidad a otros mecanismos de trabajo, como sucede con la modalidad de teletrabajo, el comercio online o las actividades de call center. Estos cambios, manifestó Loaiza, podrían persistir después de la cuarentena, aunque dijo, “realmente no veo muchas posibilidades de transformaciones positivas generalizadas en términos de los ingresos de los hogares a raíz de esta coyuntura”. billetera

Sin embargo, la solidaridad puede ser un nuevo componente de la economía personal como parte de la respuesta a las dificultades que conlleva el desempleo y la caída de los ingresos en el hogar, pero para el profesor Loaiza, “los medios más efectivos para enfrentar este flagelo serían los auxilios de desempleo, aunque la alta informalidad laboral es un obstáculo en este sentido”.

Finalmente, el índice de condiciones económicas de los hogares ha disminuido en 33,2 puntos porcentuales, pasando de -39,8% en marzo a -73,0% en abril, según la Encuesta de Opinión del Consumidor –EOC– abril 2020, realizada por Fedesarrollo. Esto sustenta la reducción de ingresos que han tenido los hogares y también sus decisiones de consumo, donde la compra de bienes durables como se menciona al inicio, serán los más golpeados, por lo menos hasta que los consumidores retomen la confianza frente a la situación económica actual que, en medio la crisis, puso al descubierto las fragilidades financieras de los colombianos.  

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020