Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 29 de octubre 2020
29/10/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias

Con el grito amordazado

26/05/2020
Por: Judith Nieto López, escritora y profesora Escuela de Microbiología UdeA

«... Sin lugar a dudas, las informaciones —y las desinformaciones— que han llevado a que hoy en el mundo, casi sin excepción se hable del coronavirus, dan cuenta de que el miedo y sus manifestaciones sirven de acicate para nutrir relatos promovidos con la fuerza de la imaginación...»

 

Tan histórico como el hombre es el temor a la muerte; lo que ha llevado a que, desde sus comienzos, la humanidad viva en una infatigable lucha por evitar y, si es el caso, negar esta inminencia.

Para ello, el mismo hombre ha inventado cuanto recurso ha sido posible para detener esta realidad que irremediablemente llega a poner fin a aquello que un día tuvo principio.

Así, tan urgente como el afán de vivir, es la brega por no morir, por evitar el deceso; anhelo al que se han afiliado los más caros intereses de la ciencia, hoy erguida en cumbres impensables e inesperadas, como la pretensión de no envejecer y de no deteriorarse, según rezan los mandatos de la ilusión de la eterna juventud.

Tras esta aspiración se mueven mercados e individuos; unos y otros en el intento de ganar la batalla siempre vencida por la muerte, realidad que triunfa por doquier al dejar atrás este inútil esfuerzo.

Además de señalar que inevitablemente la vitalidad y pretensiones de la inmortalidad descienden con la edad, pues la extinción, realidad ineludible como la de la vejez y la de la enfermedad, suele deslizarse entre los hilos frágiles del cuerpo cuando es transgredido por inconvenientes de la salud.

Así como la muerte tiene su momento preciso para todos y cada uno, de igual manera, la enfermedad reserva sus instantes y los cuerpos elegidos por esta sin discriminación alguna. Y cuando se le ataca mediante terapéuticas concedidas por el saber y la ciencia, sus síntomas  desaparecen, pero no para siempre, pues es innegable que el cuerpo tiene memoria.

Entonces, habrá nuevos y agudos síntomas y, con estos, un día se producirá la muerte, impostergable, así haya quienes se obstinen en negarla. Un buen ejemplo literario para dar cuenta de la represión, de la negación de la muerte, está en La muerte de Iván Ilich, de León Tolstói.

El ejemplo del silogismo que había estudiado en la lógica de Kizevérter: “Cayo es hombre, los hombres son mortales, luego Cayo es mortal”, le pareció toda su vida correcto con relación a Cayo, pero no con relación a sí mismo (….).

“Cayo era mortal; en efecto; le correspondía morir; pero, en lo que a mí se refiere, (…) a Iván Ilich, con todos mis sentimientos e ideas, es algo distinto. No puede ser que deba morir. Esto será demasiado horroroso” (Tolstoi, 2009, pp. 47-48).

“No puede ser que deba morir”, parece gritar el protagonista de la novela de Tolstoi, quien en otra parte de la obra dice que esto que le espera no lo puede entender, pero que no se trata de entender, se trata de aceptar que la muerte vendrá inevitablemente. Esto no lo hace distinto a Cayo, quien por ser hombre tendría que morir.

 La enfermedad persiste y una especie de batalla contra los males que afectan el cuerpo y el alma ha sido la lidia histórica adelantada por el hombre, ‘beneficiado’ por la técnica que tiene a su favor el capital y por los emporios industriales siempre abiertos a afianzar el consumo del prodigio entregado por la ciencia, mediante el señuelo de la inmortalidad que esta parece portar. Es la misma inquietud que hoy se impone al cuerpo cuando se debate contra una patología de la que quiere y necesita liberarse.**

Sin lugar a dudas, las informaciones —y las desinformaciones— que han llevado a que hoy en el mundo, casi sin excepción se hable del coronavirus, dan cuenta de que el miedo y sus manifestaciones sirven de acicate para nutrir relatos promovidos con la fuerza de la imaginación.

¿No será que la aprensión y el afán por mitigar la “propagada” gripa del momento sea una manifestación más del horror a morir? Sin duda, solo que ¡del Hades no habrá escapatoria!
_________________

Referencias

Nieto, J. (2016). Todo enfermo es un hombre, Bucaramanga, Ediciones UIS.

Tolstói, L. (2009). La muerte de Iván Ilich, Bogotá, Norma

** Fragmento tomado de Todo enfermo es un hombre (2016). Bucaramanga: Ediciones Universidad Industrial de Santander.  Uno de los diez mejores libros académicos de 2016, según El Espectador.com, pp. 71-74.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020