Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 2 de julio 2020
02/07/2020
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Sociedad Vida

Violencia contra líderes y niños, flagelo sin aislamiento

27/06/2020
Por: Yénifer Aristizábal- Periodista

La violencia contra defensores y defensoras de derechos humanos, además del reclutamiento infantil, no ha dado tregua pese a la cuarentena. Investigadores de la Universidad de Antioquia alertan sobre lo que viene pasando con los líderes, niños y adolescentes.

El 26 de julio de 2019, ciudadanos y organizaciones sociales salieron a las calles para marchar en defensa de los líderes sociales. Un año después la violencia contra estos sigue siendo preocupante. Foto: cortesía Hacemos Memoria.

El pasado 3 de junio Colombia sumaba 121 líderes sociales asesinados en 21 departamentos, según datos consolidados por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz —Indepaz—. Para Fredy Chaverra Colorado, investigador del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia —IEP—, las causas de esta dolorosa cifra deben enmarcarse en el complejo contexto de transición de la implementación del acuerdo de paz, además en cómo los liderazgos sociales «se han ido apropiando localmente de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial —PEDT— y, particularmente, del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos —PNIS—».

El que la extinta guerrilla de las Farc-EP —otrora actor clave y, en ocasiones, hegemónico en estos territorios— dejara su control, ha generado una reacomodación de múltiples grupos armados ilegales que han elevado la confrontación y victimización.

La contienda entre distintos grupos al margen de la ley, en territorios habitados por estos líderes, se debe al propósito de ocupar y controlar corredores estratégicos para rentas ilegales como el cultivo y procesamiento de hoja de coca, la tala ilegal de madera y la minería criminal; dichos corredores operaban desde el tiempo de las Farc-EP.

«Es una suerte de posconflicto fragmentado: en algunos territorios se ha vivido una estabilización de la percepción de inseguridad al continuar con un solo actor y en otros hay confrontaciones porque el Estado no llegó con oferta interinstitucional o no tuvo la capacidad de hacerlo y, conforme se iban desplazando las Farc, también llegaban los otros grupos armados», explicó el politólogo.

Durante la cuarentena

Pese a la pandemia y el aislamiento obligatorio, de acuerdo con la Fundación Ideas para la Paz —FIP—, las agresiones contra líderes y defensores de derechos humanos aumentaron un 10 % y los homicidios contra esta población un 53 % durante los primeros cuatro meses del año, respecto al mismo periodo en 2019.

Los grupos armados han jugado un doble papel en los territorios: ordenando y reforzando el aislamiento con el pretexto de evitar la propagación del virus, mientras aumenta el riesgo para los liderezgos comunales. «Establecen controles de movilidad, incluso de higiene entre las personas que entran o salen de las veredas», contó Chaverra. Lo paradógico es que esto ocurre en territorios fuertemente militarizados como la región del Bajo Cauca antioqueño, donde se desarrolla la campaña militar y policial Aquiles, que cuenta con más de 6000 uniformados.

En la actualidad, recalcó Chaverra, hay una ausencia «reforzada» del Estado en los territorios donde están los líderes sociales y los firmantes del acuerdo de paz con las Farc-EP, lo que los expone a un riesgo mayor. «Todo ha parado durante la cuarentena, menos el asesinato de líderes sociales y de exguerrilleros de las Farc. El Gobierno tiene una pasividad muy fuerte con esto, no ha tenido la capacidad de responder de una forma multidimensional al problema».

Niños: «armas» de guerra

Se estima que, por la suspensión de las clases presenciales, especialmente en zonas rurales, la vinculación de niños y adolescentes a los grupos al margen de la ley aumentó en un 113 %, según cifras consolidadas en mayo por la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia —Coalico—.

Germán Valencia Agudelo, docente e investigador del IEP, explicó que el reclutamiento afecta principalmente a los niños, niñas y adolescentes campesinos, indígenas y afrodescendientes, que para los grupos ilegales son vistos como «fuerza de trabajo barata, dócil y moldeable».

En el Bajo Cauca, por ejemplo, los casos de reclutamiento «están disparados». Así lo advirtió Jesús Aleán Quintero, defensor de derechos humanos es esta subregión antioqueña, aunque desde el 16 de marzo no se cuenta con datos consolidados, fecha en la que se suspendieron las clases presenciales debido a la covid-19. «A un menor de edad lo pueden inducir más fácil y seducir con dinero o lo someten: lo amenazan con la muerte de la familia —agregó Aleán—. Usted no ve un sicario de 30 años, usted ve jóvenes sicariando, transportando droga o armas. La dinámica de la guerra es diferente ahora».

Valencia Agudelo aseguró que la pandemia expuso con agudeza esta problemática social. «Los problemas no solo están en el cuerpo humano —dijo—, también en el cuerpo social». Para el docente e investigador, con urgencia se deben generar políticas públicas focalizadas en los niños y en ciertos territorios.

 

Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020