Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 6 de diciembre 2019
06/12/2019
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Los premios

21/10/2019
Por: Eufrasio Guzmán Mesa, profesor Instituto de Filosofía UdeA

« ... El mundo y el gusto son injustos, se han hundido en las sombras del olvido excelentes creadores por haber tenido abiertas y publicas simpatías políticas a causas que habían sido objeto de un repudio general. Ese parece ser el caso de Peter Handke ... »

Los premios al trabajo literario no son concedidos con parámetros universales de calidad y las instituciones que los conceden ni siquiera aspiran a la objetividad. Se dice con frecuencia que las obras de lenguaje no pueden ser juzgadas con relación a otra cosa que a los cánones. Hay textos y gramáticas literarias atentas a las semánticas y sintaxis dominantes y son una suerte de referencia para premiar las obras. Es difícil establecer estándares objetivos de calidad basados en la aceptación o el éxito comercial.

Lea también: El lugar del arte en la vida social

Está por otro lado el tema del sesgo político; en particular los premios Nobel siempre han estado rodeados de una atmósfera de clara simpatía con posturas “políticamente correctas” y eso ha facilitado que reciban premios personas como nuestro Gabriel García Márquez, o que se le hubiera sistemáticamente negado a un escritor brillante y universal como Jorge Luis Borges. No hay premio que sea totalmente ajeno a la intriga.

En muchos casos se promueven candidatos y especialmente los editores tienden a invertir energías y dineros para lograr el premio para los títulos de su catálogo. En poesía en español la Editorial Visor ha sido reiteradamente cuestionada por la forma como interviene en la concesión de premios de poesía en lengua española. 

Hay que descartar entonces la objetividad total pues los factores políticos, sociales y los amigos gestores cumplen un papel central en estos procesos. Me atrevería a afirmar que los concursos literarios están en su gran mayoría tergiversados por la presencia de intereses y sesgos que pueden ser muy molestos, sobre todo para quienes mereciéndolos nunca los reciben.

Quienes han estudiado el tema del reconocimiento lo consideran tan importante como la alimentación y sin duda lo asimilaría al ejercicio del impulso jerárquico inherente a la naturaleza humana. Por ello hay personajes que en su afán de reconocimiento niegan de manera destructiva la honra y la imagen de escritores o poetas.

En Colombia, un excelente traductor, ensayista y poeta, jamás recibirá premios destacados pues ha sido no solo crudo y directo, sino que se ha ensañado agriamente contra poetas y escritores que en el pasado le tendieron la mano. Igual se sabe que hay premios que han sido asaltados por la misma camarilla o grupo y parecen organizados como puertas giratorias, creadores actúan de jurados unas veces y de candidatos otras.

Lea también: Ripio y literatura

Por supuesto que todo esto que acabo de decir no les quita valor a los premios, para los editores el reconocimiento se refleja en ventas y para los creadores es un cimiento que jalona toda la obra y le concede seguridad a quién lo recibe. Quisiera concluir afirmando que la dimensión política de un escritor o de un poeta es irrelevante, lo que importa son las fuerzas que sea capaz de conjugar, la capacidad de nombrar y dar voz a lo invisible. 

Sin embargo, el mundo y el gusto son injustos, se han hundido en las sombras del olvido excelentes creadores por haber tenido abiertas y publicas simpatías políticas a causas que habían sido objeto de un repudio general. Este parece ser el caso del premio Nobel dado al austríaco Peter Handke, algunos no lo consideran merecedor por la forma como se relacionó con el genocida Milosevic. Opino que la calidad de su trabajo lo sitúa por encima de esa polémica.

Este texto fue publicado en el periódico El Mundo el jueves 17 de octubre de 2019


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018