Esp
viernes, 22 de septiembre 2017
22/09/2017
Síguenos

Opinión

U de A - Buscador UdeA Noticias - WCV(JSR 286)

Acciones
UdeA Noticias
Opinión

Una difícil reconciliación

13/09/2017
Por: Judith Nieto López, PhD, profesora Facultad de Medicina, UdeA

"...es pensable que el punto final de una larga temporada de violencia puede darse una vez seamos capaces de revisar el pasado con la verdad, sin omisiones ni alteracionees; una vez permitamos, con espíritu de reconciliación, revisar lo que ocurrió..."

El paso que dan las Farc con el desarme es una
bendición y más para los pueblos rurales
que es donde está la gente pobre del país
y que ha sufrido las vicisitudes de la guerra.

Padre Antún Ramos, expárroco de Bojayá


Si se adelanta una mirada al país a partir del momento en que el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército Popular (FARC - EP) firmaron el acuerdo de paz discutido, pensado y escrito en La Habana, se puede apreciar cómo uno de los sentimientos que se ha hecho más visible entre una parte considerable de los colombianos es el del odio; basta con apreciar la polarización actual de la sociedad, rasgo que ha llevado a que la nación, rota y colmada de prejuicios, parezca estar incapacitada para sentir y valorar el momento histórico por el que hoy transita.

Claro que es imposible hacer a un lado el enorme dolor padecido por parte de la población, especialmente rural; sufrimiento causado por el prolongado conflicto, cuyas cifras en años de violencia ejercida no es necesario repetirlas, dada la reiteración de estas, sobre todo desde el día en que se firmó lo pactado en Cuba. Sí, el dolor seguirá presente durante muchos años, es imposible omitirlo. Pero lo que debemos intentar remediar es el odio exacerbado; un odio que se siente aún más mientras el posconflicto avanza y cuando en poco tiempo debe iniciar el proceso de reincorporación de los miembros de las FARC a la vida civil.

Por todo ello, para Colombia la urgencia del momento consiste en pensar y, en lo posible, en dar el paso a la reconciliación, para “atraer y acordar los ánimos desunidos” (RAE, 1994, p. 1742). Esta definición puede suscribirse como un apremiante llamado al momento por el que pasa el país y desde el que se levanta el futuro que vivirán niños, jóvenes, adultos y ancianos. Momento que tiene el imperativo de disminuir —y, en lo posible, acabar— el rencor y calmar la cólera, que han sido incentivados por quienes se resisten a la aplicación de lo acordado con la guerrilla que ahora depone sus armas; la guerrilla que por tantas décadas actuó de manera siniestra en el país.

Una sociedad es capaz de reconciliarse cuando, sin rencores, sin prevenciones y sin diatribas puede volver al pasado para revisar lo que allí ocurrió y buscar el porqué. En tal sentido, es pensable que el punto final de una larga temporada de violencia puede darse una vez seamos capaces de revisar el pasado con la verdad, sin omisiones ni alteracionees; una vez permitamos, con espíritu de reconciliación, revisar lo que ocurrió. Así, la firma de la paz, la concentración en las zonas veredales, la entrega de armas y la integración a la vida civil de los combatientes de las FARC es un llamado a todos los colombianos a considerar la reconciliación como una aspiración, para pasar sin atropellos la frontera marcada por quienes se resisten, quienes creen que, dados los alcances dolorosos del conflicto prolongado padecido, pensar en una reconciliación es algo difícil.

El momento nacional es una oportunidad para “atraer y acordar los ánimos desunidos”. Hacer caso de esta especie de imperativo puede ser una alternativa valiosa que nos evitaría continuar contemplando el helado lienzo de rencor pintado en el pasado de la historia colombiana, y solo a dos colores, que parecen conservarse sin deterioro alguno.

Referencias
Morales, C. (2017), “Voces del Sí al desarme”, El Espectador, Bogotá, p. 24.
RAE (1992), Diccionario de la lengua española, RAE, Madrid.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos.  Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia. Escriba y envíenos sus columnas de opinión al correo electrónico: udeanoticias@udea.edu.co

Portal U de A - Redes Sociales - WCV(JSR 286)

Acciones

Portal U de A - Datos de Contacto (Noticias) - WCV(JSR 286)

Acciones
Correo del contacto
[57+4] 219 60 02

Portal U de A - Comentarios de Facebook - WCV(JSR 286)

Acciones

Portal UdeA - Iconos Footer - WCV(JSR 286)

Acciones
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación UdeA
No + filas
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282 | Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias
NIT 890980040-8
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2017