Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 19 de diciembre 2018
19/12/2018
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Academia Ciencia

Aire contaminado, parte del paisaje

08/10/2018
Por: Jennifer Restrepo de la Pava- Periodista

Un estudio del grupo Manejo Eficiente de la Energía alerta al Área Metropolitana sobre la urgencia de replantear medidas para el mejoramiento de la calidad del aire.

Foto: Felipe Uribe Morales.

La contaminación atmosférica en el Valle de Aburrá es constante. Las condiciones climáticas en marzo y octubre empeoran la situación. Pese a las soluciones temporales, si no se modifican algunas normas y procedimientos, el aire contaminado seguirá siendo parte del paisaje.

Falencias en la norma que orienta la revisión técnico-mecánica en los Centros de Diagnóstico Automotriz – CDA y mayor contaminación debido a la mala calibración de automotores, son algunos de los hallazgos del estudio Articulación Universidad-Empresa-Estado para establecer los factores de emisión reales de fuentes móviles en el Valle de Aburrá, con el propósito de tener una radiografía basada en datos reales, sobre las emisiones contaminantes por kilómetro recorrido, de vehículos livianos y motocicletas, en los municipios que integran el Área Metropolitana. 

Investigadores del grupo Manejo Eficiente de la Energía – Gimel, de la Facultad de Ingeniería, desarrollaron un patrón local de velocidad contra tiempo, llamado ciclo de conducción, que mide con pruebas dinámicas (variables de conducción y carga), las emisiones contaminantes en tiempo real.

Dicho estudio, realizado durante el 2017 a solicitud del Área Metropolitana, midió emisiones reales por kilómetro recorrido, en ocho vehículos livianos, cuatro a gasolina y cuatro a diésel, y ocho motocicletas de modelos nuevos y antiguos, de mayor circulación en el Valle de Aburrá. 

Las pruebas dinámicas tuvieron en cuenta topografía, agresividad al conducir, estado de la malla vial, trancones, carga del automotor y tecnología vehicular. Midiendo monóxido y dióxido de carbono, hidrocarburos totales, óxidos de nitrógeno y material particulado. 

El director del proyecto y profesor de la Facultad de Ingeniería, John Ramiro Agudelo Santamaría, señaló que el estudio es un soporte técnico para la toma de decisiones y en la incorporación de medidas para la disminución de la contaminación atmosférica.

«El ciclo de conducción es novedoso porque abarca condiciones de tráfico de acuerdo con la topografía, según la inclinación de las laderas y carga del vehículo, por ejemplo. Simulamos una subida a Castilla o al Tesoro, eso no lo tiene el ciclo europeo», destacó Agudelo. 

• En el Valle de Aburrá por cada 3 habitantes hay un carro particular o moto. Actualmente, circulan cerca de un millón 600 mil vehículos: 599.121 autos, 62.143 taxis, 23.048 buses, 34.204 camiones, 16.551 motos 2T y 835.775 motos 4T. Se calcula que para el 2030, esta cantidad se duplique.

• Entre 2010 y 2015, en el Valle de Aburrá se incrementaron las motos en un 153% y los automóviles un 62%. En el 2015, las emisiones contaminantes por fuentes móviles alcanzaron los 3 millones 281 mil toneladas, según el AMVA.

CDA, no pasaron la prueba

Según la Resolución 910 de 2008, los CDA miden la emisión de contaminantes con una prueba estática, cuando los automotores están en reposo, sin tener en cuenta ciclos de conducción reales y de carga, como en la prueba dinámica.

En las pruebas dinámicas, algunos vehículos emitieron hasta 8 mil partes por millón de hidrocarburos, mientras que, en las estáticas, aplicadas en los CDA, mostraban emisiones por debajo de 200 partes por millón de hidrocarburos. 

«Detectamos falencias en la prueba estática. Se subestiman las emisiones de monóxido de carbono y de hidrocarburos totales. No se consideran las emisiones de óxidos de nitrógeno en la estática porque son muy bajas, pero en la dinámica son elevadas y pueden detectar fallas en los catalizadores», señaló el profesor.

La aplicación de pruebas dinámicas obligaría a los CDA a incorporar tecnología costosa. Por esto, evalúan alternativas como la prueba ASM (Acceleration Simulation Mode) o modo de simulación de aceleraciones, que imita condiciones de aceleración propias de los ciclos de conducción dinámicos. 

Otros hallazgos

La exigencia del cumplimiento de estándares internacionales para el ingreso al país de automotores nuevos debe ser mayor, y los programas de reposición del parque automotor más estrictos. 

La homologación de vehículos nuevos de acuerdo con la región de circulación es fundamental. Un carro nuevo mal calibrado o mal recalibrado, puede contaminar más que uno viejo bien mantenido.

«Una moto mal calibrada, sin importar el cilindraje, puede emitir la misma cantidad de material particulado por kilómetro recorrido que un vehículo liviano, entre nueve y diez miligramos», recalcó el ingeniero. 

La subdirectora ambiental del Área Metropolitana, María del Pilar Restrepo Mesa, destacó que «el estudio se está dando a conocer al Gobierno Nacional. Algunas recomendaciones hacen parte del Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire y se están gestionando en la Mesa permanente de calidad del aire».

Hasta enero de 2019 se extenderá la segunda fase del proyecto, que busca medir las emisiones reales por kilómetro recorrido en vehículos pesados. Se han medido emisiones en 10 vehículos pesados: 4 buses, 2 volquetas y 4 camiones. Actualmente, se valoran 14 buses y 2 camiones de la Universidad de Antioquia, y se planea medir otros 6 camiones.

La primera fase del estudio se realizó con la financiación del Área Metropolitana y cofinanciación de la Universidad de Antioquia, en sinergia con Ecopetrol, Renault-Sofasa S.A., Incolmotos-Yamaha y Auteco. Para la segunda fase, que es la que está en estudio, se integraron Ecopetrol, Andemos, TCC, Coordinadora Mercantil, UMO y la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín. 

• De acuerdo con el Área Metropolitana, en el 2018, las emisiones de PM2.5 alcanzarían las 2.402 toneladas y las emisiones de dióxido de carbono, 4 millones 884 mil toneladas.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018