Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
martes, 22 de octubre 2019
22/10/2019
Síguenos

Sociedad

UdeA Noticias
Sociedad

Traducción e interpretación en Colombia, en el limbo

12/09/2019
Por: Juliana Echeverri Valencia / Juan Felipe Zuluaga Molina - Escuela de Idiomas

Quienes piensan estudiar o han estudiado en un país cuya lengua principal no es el español, deben traducir los diplomas, calificaciones y otros documentos al idioma de la nación de acogida. En Colombia, este trabajo solo lo puede realizar un traductor e intérprete oficial.

Imagen de Gerd Altmann.

La figura de traductor e intérprete oficial, a pesar de su historicidad, es reconocida desde 1951 por el Estado colombiano. Pero, ¿qué es un traductor / intérprete oficial? En pocas palabras es a quien se acude para un trámite relacionado con una lengua extranjera, con miras a tener validez frente a un Estado o una institución, tal como reza en el Decreto / Ley 382 de 1951 y el Decreto 2257 de 1951.

Para ser merecedor de este título, el proceso formal consiste en realizar un examen mediante el cual se evalúan la competencia oral —interpretación— y la traducción escrita— en español y en la lengua elegida por el candidato. La Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, y la Universidad de Antioquia son las instituciones que expiden el certificado.

Anteriormente, una vez aprobado el examen, el traductor e intérprete oficial debía presentar el certificado para registrar su sello y firma, en el ahora inexistente directorio de traductores / intérpretes oficiales de la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, —MRE—, donde los ciudadanos consultaban los traductores que eran reconocidos por la entidad. 

El Ministerio inhabilitó dicho directorio con la expedición de la Resolución 10547 en diciembre del 2018. Que eliminó todo tipo de referencia entre los traductores / intérpretes oficiales y, así mismo, introdujo un nuevo proceso para la apostilla y legalización de documentos traducidos, que consiste en la autenticación de la firma del traductor por medio de su afiliación a una notaría, es decir, un procedimiento que le da al notario la responsabilidad de dar fe de la calidad del traductor al cual autoriza. 

Al no existir un listado de traductores e intérpretes oficiales acreditados y al dejar en la Resolución 10547 la ambigüedad de que sea un “traductor”, a secas, quien se inscriba a las notarías para servir de perito bilingüe, ¿cómo se garantiza que sean exclusivamente los traductores e intérpretes oficiales que aprobaron los exámenes quienes se están inscribiendo para llevar a cabo estas labores?

Imagen de Gerd Altmann.

Con motivo de esta realidad expuesta: el histórico limbo en el que se encuentran los traductores e intérpretes oficiales en Colombia y en busca de entender mejor a este conglomerado de profesionales y este mercado tan activo e importante en el desarrollo de escenarios en los que se encuentran dos lenguas/culturas; se realiza un proyecto de investigación para analizar, desde la sociología de las profesiones, la situación actual y las nuevas necesidades de los traductores e intérpretes oficiales del país. 

El proyecto Una mirada a la situación actual de los traductores e intérpretes oficiales en Colombia, liderado por el grupo de investigación TNT —Traducción y Nuevas Tecnologías— de la Escuela de Idiomas de la Universidad de Antioquia, busca analizar patrones de interacción entre traductores e intérpretes oficiales y su profesión y aspectos como las relaciones sociales, la estructura, el desarrollo y el comportamiento colectivo de este grupo, además de asuntos políticos, demográficos y socioculturales —género, estatus, edad, entre otros—. 

Para llevar a cabo este estudio se han realizado diferentes actividades. Entre ellas, se retomó el registro de los traductores e intérpretes oficiales que aparecían en la página web del Ministerio antes de ser inhabilitada, donde se encontraban unos 900. Se realizó una encuesta a 210 de esos traductores y, en este momento, se desarrollan una serie de entrevistas con diferentes traductores que hacen parte la muestra.

Hasta este momento se han encontrado algunos elementos estadísticos importantes de esta actividad:

  • 6 de cada 10 traductores e intérpretes oficiales son mujeres
  • 7 de cada 10 viven en Cundinamarca
  • 3 de cada 10 nacieron por fuera de Colombia
  • 5 de cada 10 están por encima de los 50 años
  • 7 de cada 10 lo son en inglés-español-inglés
  • 9 de cada 10 terminaron un estudio de pregrado
  • 9,5 de cada 10 son activos en la prestación de servicios y, en caso de que no lo estén, en su mayoría se encuentra por encima de los 65 años
  • Más del 60% del volumen total de traducciones o interpretaciones oficiales se hace hacia una lengua adicional y al español
  • 9 de cada 10 no están asociados a ninguna agremiación profesional en Colombia ni en el mundo
  • 4 de cada 10 dedican de 1 a 10 horas a la semana para realizar tareas relacionadas con la traducción e interpretación oficial y 3 de cada 10 dedican más de 30 horas

Los investigadores encontraron algunos nodos o puntos de encuentro problemáticos que sería importante seguir explorando y que imponen nuevos retos:

1.    La constante preocupación por la calidad de las traducciones y de los traductores
2.    La difícil, pero acuciante y necesaria tarea de estandarizar los procesos en traducción e interpretación oficial
3.    La necesidad de formación y/o de establecimientos de nuevos criterios para el mantenimiento de la certificación como traductores e         intérpretes oficiales
4.    El evidente posicionamiento o alto prestigio de los traductores e intérpretes oficiales sobre los traductores no oficiales
5.    La alta injerencia de lo transnacional en el proceso de traducción
6.    La falta de colectividad y su efecto en la realidad de la actividad profesional
 

Estos hallazgos parciales invitan a reflexionar sobre la actividad profesional y, sobre todo, permiten hacer un llamado de atención para que se observe con más detalle lo que ocurre alrededor de los profesionales que hacen parte de esta actividad. 

A la luz del panorama antes presentado quedan algunas preguntas: ¿qué efectos tiene o tendrá la Resolución 10547 en la actividad del traductor e intérprete oficial en Colombia y en el mercado?, ¿qué futuro se avizora para la traducción e interpretación oficial? 

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018