Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 20 de enero 2019
20/01/2019
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Cultura

Oriente: lítico homenaje a la Alma Máter

11/12/2018
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periódico Alma Máter

215 rocas componen Oriente, la escultura del artista Hugo Zapata que desde el mes pasado hace parte del museo abierto del Campus. Un homenaje a los 215 años de la Universidad de Antioquia.

En la piedra está lo elemental y lo complejo. Es instrumento, testigo y depositaria, un lienzo en el que el tiempo y la materia han plasmado narraciones ancestrales, de apariencia atemporal, pero llenas de vida.

«La Tierra escribía, mucho antes de que el hombre aprendiera a escribir, de ahí la variada morfología planetaria», dice Hugo Zapata Hurtado, cuyo trabajo artístico ha consistido en escuchar, leer, oler y palpar las trazas condensadas en cristales, rocas y granitos. Las piedras lo buscan, lo encuentran y le hablan. Él, les hace preguntas, aunque han sido más las preguntas que ellas le van dejando. Preguntas con y sin respuesta: «A veces la pregunta es la respuesta», cuenta.

De estas conversaciones surgió 'Oriente', la escultura que desde noviembre hace parte del museo abierto del Campus de la Universidad de Antioquia. Se trata de un cúmulo de pórfidos en basalto instalados de manera estratégica hacia el punto cardinal que le da nombre, ubicación que genera particulares luminosidades y destellos. Los pórfidos —rocas compactas y duras, formadas por una pasta vítrea oscura y granulada— están sembrados sobre un espejo de agua de diez metros de diámetro, construido en granito negro. Cada pieza mide entre 120 y 150 centímetros. Son 215 pórfidos, un número que rinde homenaje a la edad de la Universidad: 215 años.

El basalto es la expresión del fuego, el amo de los subsuelos marinos. En el color negro que lo reviste, fulguran tonos púrpura, verdes, grises y aún azules, dependiendo del observador. Acompañando la solidez de las piezas, aparece el espejo de agua, que permite el reflejo del cielo.

Hugo Zapata Hurtado, escultor. Foto: archivo personal.

Una de las influencias que reconoce el escultor es el legado de los Incas, quienes hacían espejos estelares a partir de rocas de granito con oquedades en las que se asomaban a ver las estrellas. Observando la rutilancia —resplandor en el cielo— en relación geométrica con estos espejos, determinaban las épocas de lluvia y, por ende, cuándo debían sembrar.

No todas las rocas tienen origen terrestre, algunas caen en la Tierra después de un largo viaje por el universo. En esta obra escultórica se destacan las interacciones elementales que desentrañan los lenguajes de la piedra, aquellos que van guiando al escultor hasta que encuentra su fantasía cromática y las texturas inesperadas que llevan en su interior.

«Son formas orgánicas y a veces formas intervenidas. Me he valido de todos los elementos: el agua, el viento y el fuego, para interpretar o permitir que la piedra hable —dice Zapata— pero aunque el centro de mi obra es la materia lítica, elementos como el agua, el yeso, el vidrio, están también presentes».

En las características de la piedra develadas por el escultor y arquitecto quindiano, se identifican runas, símbolos, elementos geográficos, sorprendentes por sus colores, pero ante todo, por evidenciar que la naturaleza genera arte.

«En la historia del arte reina una idea kantiana de que este surge del hombre. En la obra de Hugo Zapata hay una elaboración de la naturaleza y él la devela. En ese sentido, su propuesta abandona el antropocentrismo del arte y contempla el poder de la naturaleza para crearlo», aprecia el historiador y filósofo Carlos Arturo Fernández.

Ninguna piedra es igual a otra, cada una tiene fragmentos de la historia y del universo. El maestro camina por cañadas, ríos y montañas. Estas tienen un orden y le dicen en qué consiste. De ahí nace su idea plástica, que sin embargo, termina siendo orgánica.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018