Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 8 de julio 2020
08/07/2020
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Ciencia Opinión

Nos salvamos por un pelo

02/06/2020
Por: Ignacio Ramón Ferrín- Profesor del Instituto de Física

¿Qué hubiera pasado si este último objeto estuviese en una trayectoria de impacto con nuestro planeta? En cuestión de horas los astrónomos tendrían que calcular el lugar del impacto. En comparación, la pandemia de la covid-19 es un asunto lento y hasta cierto punto controlable. La caída de un asteroide es un asunto inmediato e incontrolable.

La mañana del 15 de febrero de 2013, el bólido de Cheliábinsk impactó la ciudad homónima, en Rusia. Fotografía de uso libre Константин Кудинов

Nuestro planeta está siendo bombardeado por fragmentos cósmicos de asteroides y cometas. El 30 de junio de 1908 un fragmento de unos 90 m. de diámetro impactó en una región desierta de la taiga siberiana, denominada Tunguska, tumbando 80 millones de árboles en un radio de aproximadamente 40 km. Y 104 años después, el 15 de febrero del 2013, otro fragmento penetró la Tierra sobre la región siberiana de Chelyabinsk, hiriendo a 1700 personas y dañando edificios en un radio de 30 km. 

Estos dos eventos fueron desintegraciones en la atmósfera, equivalentes a la explosión de 1600 y 33 bombas de Hiroshima, respectivamente. Pero hubo otro impacto adicional hace muy poco. El 18 de diciembre del 2018, un meteoroide, con un poder de impacto de 12 bombas de Hiroshima, chocó con nuestro planeta en la península de Kamchatka. Es una casualidad que los tres impactos ocurrieron en Siberia y en regiones muy desoladas. ¿Hasta cuándo vamos a tener esa suerte? 

Acabamos de salvarnos «por los pelos» de dos impactos semejantes en intensidad. El 17 de marzo pasado, astrónomos del Observatorio de la Montaña Púrpura en China, descubrieron un asteroide y lo reportaron al Centro de Pequeños Planetas de la Unión Astronómica Internacional, el cual le dio la denominación de 2020 FD2. Lo terrorífico es que había pasado 2 días antes por su mínima distancia respecto a la Tierra, a tan solo 0.72 distancias a la Luna, o 52 radios terrestres. Como su tamaño estimado era de unos 25 metros, su poder destructivo era mayor que el impacto en Chelyabinsk.

Pero esto no fue todo. Dos días después, el 19 de marzo, astrónomos del mismo observatorio descubrieron otro asteroide, y lo reportaron al Centro de Pequeños Planetas, el cual  lo denominó 2020 FL2. Su diámetro era de unos 19 metros, idéntico al objeto de Chelyabinsk. ¡Y su mínimo acercamiento a la Tierra era de tan solo 0.37 distancias a la Luna o 19 radios terrestres! En este caso el mínimo acercamiento tendría lugar 4 días después, el 23 de marzo. Un pequeño desplazamiento de unos miles de kilómetros, y hubiera impactado la Tierra. 

Cuando supe esta noticia, se me pusieron los pelos de punta y la piel de gallina. 

La Nasa tiene un programa de búsqueda de asteroides potencialmente peligrosos, usando grandes telescopios en Hawái y Chile. Pero estas dos piedras se colaron sin ser detectadas. ¡Por un pelo pudieron haber chocado con nuestro planeta, sin previo aviso! ¿Qué hubiera pasado si este último objeto estuviese en una trayectoria de impacto con nuestro planeta? En cuestión de horas los astrónomos tendrían que calcular el lugar del impacto. 

Cierto, el 75 % de nuestro planeta está cubierto de agua. Pero en el pasado los eventos de Tunguska y Chelyabinsk no ocurrieron sobre agua sino sobre áreas poco habitadas. El asteroide 2020 FL2 fue descubierto cuatro días antes del impacto, Ti – 4 días. ¿Y si 2020 FL2 fuese a caer sobre una zona muy habitada como la costa Este de los Estados Unidos, o el centro de Europa o de la propia China? La Nasa y el Centro de Pequeños Planetas tendrían 24 horas para determinar el lugar del impacto. La información se la pasarían al presidente de los Estados Unidos, y este tendría que llamar al presidente del país al cual le tocó esa lotería en Ti – 3 días. 

¿Cómo avisar a la gente que una explosión equiivalente a de 50 bombas de Hiroshima le va a caer encima dentro de Ti - 2 días? ¿Cómo va a ser esa estampida de personas? Caos total. ¿Cuántos millones de personas van a morir instantáneamente? —Después se descubriría que el presidente habría dilatado en 24 horas la notificación, para permitir que los miembros de su partido escapasen primero—. 

En comparación, la pandemia de la covid-19 es un asunto lento y hasta cierto punto controlable. La caída de un asteroide es un asunto inmediato e incontrolable.

Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020