Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 9 de agosto 2020
09/08/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Un S.O.S para la carrera administrativa

05/12/2019
Por: Rosa Angélica Zapata Gutiérrez, empleada administrativa UdeA

« ... La posibilidad de participación en un concurso abierto de méritos no solo es un derecho constitucional de todo ciudadano, también es la oportunidad para que las personas vinculadas a las instituciones puedan acceder a los ascensos de una manera más asertiva y no debería ser una limitante el número de plazas ofertadas... »

Por lo general, la estima social de los funcionarios es sobremanera reducida cuando la exigencia de una administración experta y el predominio de las convenciones de status son débiles”  (Max Weber)

En virtud de la actual convocatoria de méritos que está en proceso, quisiera traer a colación otra afirmación del padre de la Sociología Moderna, Max Weber: “El progreso de la burocracia ha destruido estructuras desprovistas de todo carácter "racional", en un sentido especial del término. Queda como tarea determinar cuáles han sido esas estructuras”.

La vigencia y efectividad de la carrera administrativa para la modernización del Estado y la democratización social es uno de los asuntos contemporáneos de mayor vigencia en la gestión del talento humano de las organizaciones públicas.

El debate se basa en la discusión a partir del surgimiento y consolidación del Estado moderno, caracterizado por la existencia de cuerpos burocráticos establecidos en los sistemas de carrera profesional, al igual que por la construcción del Estado de derecho que dio fin a los sistemas patrimonialistas del Medioevo, limitando así el poder de los gobernantes y el sometimiento; además de la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos para acceder a la función pública.

Todo lo anterior, permite que los cargos sean otorgados a partir del mérito de los aspirantes a esos cargos.   También implicó una garantía efectiva de derechos a los ciudadanos, siendo ésta la tarea esencial de la burocracia. (Disponible en: https://revistas.udem.edu.co/index.php/opinion/article/view/116/100).

En Colombia, el Departamento Administrativo del Servicio Civil fue creado en 1958 a través de la Ley 19, con el fin de que la administración pública pudiera contar con un organismo encargado de administrar el personal al servicio del Estado. Se creó también la Comisión de Reclutamiento, Ascensos y Disciplina que pasó a ser luego la actual Comisión Nacional del Servicio Civil.  

En el caso de la Universidad de Antioquia, la última Convocatoria de Méritos que se llevó a cabo efectivamente fue administrada por la Comisión Nacional del Servicio Civil a finales del año 1995. Un año antes, la oficina de Relaciones Laborales, hoy Talento Humano también llevó a cabo una convocatoria interna bajo la ley 27 de 1992 que permitió también la vinculación de algunos empleados.  La Ley 27 más tarde se convirtió en la Ley 443 de 1998 y a la postre en la Ley 909 de 2004.

Actualmente quienes corrimos el riesgo de concursar y acceder de esta forma a los cargos somos aproximadamente 200 empleados de carrera administrativa, puesto que en esa ocasión si hubo una oferta generosa de plazas por parte de la administración central de la Universidad. Algunos de nuestros esforzados compañeros ya están jubilados.   

Recientemente se publicó en los medios la oferta de 43 plazas para concurso de méritos, con los cargos asistenciales. Aunque sé perfectamente que “una sola golondrina no llama invierno”, me atrevo a decir que esta oferta es irrisoria en consideración al tiempo transcurrido desde la última convocatoria de méritos finiquitada exitosamente hace 24 años. Se sabe que hay dos etapas más que le siguen a ésta para los demás cargos que van a ofrecer.  

Hay una frase de la teoría burocrática que dice que “la capacidad para aceptar órdenes y reglas como legítimas exige un nivel de renuncia que es difícil de mantener” Disponible en: (https://es.slideshare.net/guest36e3e43/teoria-burocrtica).   

A propósito de esta frase, quisiera hacer un llamado de S.O.S. a la administración central de la Universidad de Antioquia y a los compañeros representantes de los empleados pertenecientes a las asociaciones sindicales, para que se cuestionen acerca de la importancia de mantener y rescatar la carrera administrativa, porque se ve y se percibe claramente que la están dejando acabar.

Si bien hace 24 años fuimos vinculados aproximadamente 200 empleados, gracias a la Ley de Carrera Administrativa, en la actualidad, la Alma Máter como ente público y formadora de profesionales, debería ser un ejemplo para la sociedad y un motor de oportunidades para la excelencia profesional misma a través del concurso abierto de méritos.

La posibilidad de participación en un concurso abierto de méritos no solo es un derecho constitucional de todo ciudadano, también es la oportunidad para que las personas vinculadas a las instituciones puedan acceder a los ascensos de una manera más asertiva y no debería ser una limitante el número de plazas ofertadas.

El aspecto más relevante de un concurso abierto de méritos es que las personas que están en condición de provisionalidad y temporalidad puedan obtener la vinculación definitiva y cortar con la zozobra que les causa ese tipo de contratación. También es importante tener en cuenta que las personas que prestan sus servicios a través de la CIS o la Fundación Universidad de Antioquia, o que están en calidad de practicantes, están también ansiosos por acceder a la vinculación con la Universidad de Antioquia. 

Por último, quisiera resaltar la siguiente frase de Montesquieu:  “La descomposición de todo gobierno comienza por la decadencia de los principios sobre los cuales fue fundado”.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020