Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 22 de septiembre 2019
22/09/2019
Síguenos

Gente UdeA

UdeA Noticias
Gente UdeA

Ecología narrada por un ecólogo de zonas costeras

21/08/2019
Por: Lina Marcela Gallo Benítez - Comunicadora Corporación Académica Ambiental

“Ser ecólogo es más que un cuento; es hacer muestreos nocturnos, bajo el agua, colocar trampas, caminar por los montes más recónditos de Colombia: comprender que esto es lo que voy a hacer toda mi vida, que esto es realmente la vida”.

Juan Pablo Quintero.

Cuando Juan Pablo Quintero ingresó, en el 2007, a estudiar Ecología de Zonas Costeras en Turbo,  municipio costero de Antioquia, no tenía claro qué es la ecología y en qué se diferencia de la biología. Obedeció sus instintos y se embarcó en el plan de estudios que cambiaría su proyecto de vida. 

«Yo nací y viví la mayor parte de mi vida en Apartadó. Cuando empecé a estudiar en la UdeA viajaba diario a Turbo; hubo momentos difíciles, pero el cuarto semestre fue decisivo para mí». 

Y lo fue. Saliendo desde el muelle el Waffe en Turbo, Juan Pablo se embarcó en su primera salida de campo del curso de ecología de zonas costeras y estuarinas, acompañado de Paula Quiceno, docente de la Corporación Académica Ambiental y sus compañeros de clase. Atravesaron el golfo de Urabá durante dos horas y media en una panga rápida y arribaron a Sapzurro, corregimiento de Acandí, Chocó, donde es habitual que los estudiantes realicen sus trabajos prácticos.

Allí, con la aplicación de los conocimientos científicos, Juan Pablo encontró su vocación: «estaba ahí, bajo el agua, haciendo muestreos, dándome cuenta que lo que veíamos en clase no era un cuento: la ecología está en la vida, en cómo interactúa el animal con el medio y con el humano como un tercer actor». 

Ese estudio de las relaciones entre los seres vivos con el ambiente que los sustenta, sea biótico o abiótico, es decir, que permita o no que se desarrolle la vida, es justamente la definición más básica de la ecología. La biología, etimológicamente se refiere al estudio de la vida en todas sus expresiones.

«En pocas palabras, podemos decir que la ecología es una rama de la biología;, un biólogo tiene un campo de acción muy amplio, por eso tiende a especializarse en zoología, botánica, genética, biotecnología, ecología.», refiere Paula Quiceno.
 

Juan Pablo Quintero.

Un ecólogo de zonas costeras, como Juan Pablo, se especializa entonces en el estudio de esas relaciones en territorios marinos, costeros y la forma en que ambos interactúan y se afectan. Pero también está preparado para ejercer en ámbitos terrestres.

En aquella salida de campo en Sapzurro, Juan Pablo comprendió que toda acción humana impacta el medio natural y se trazó como propósito de vida «ser la voz de quienes no tienen voz», mediante labores de rescate de fauna en proyectos de gran impacto ambiental.  Esa es su ocupación actual.

«Desde la Universidad, nos dimos a la tarea de formar ecólogos de zonas costeras en un ámbito amplio que abarcara las zonas terrestres: bosques, ríos, quebradas», comenta Paula Quiceno. Son varios los ecólogos de zonas costeras como Juan Pablo, que se han adentrado en el territorio y han estudiado mamíferos, murciélagos, aves y demás especies que se ven afectadas por las acciones antropogénicas o humanas. 

«Juan Pablo siempre fue un chico muy inquieto con la fauna y preocupado por el tema de la conservación», recuerda Quiceno. 

La decisión de Juan Pablo es vital para la conservación de fauna silvestre en un país como Colombia, con alta diversidad biológica. La construcción de grandes infraestructuras y el crecimiento de proyectos urbanísticos ha generado la disminución de poblaciones naturales y ha llevado especies a estados críticos o de extinción. Una estrategia que la apunta a conservar las especies son los rescates.

El trabajo de grado de Juan Pablo para optar al título de ecólogo de zonas costeras se basó en el rescate de fauna silvestre en la central hidroeléctrica Porce III, ubicada en la jurisdicción de los municipios de Amalfi, Anorí, Gómez Plata y Guadalupe, en el departamento de Antioquia. 

Durante 40 días, Juan Pablo se encargó de ahuyentar, rescatar y liberar a especies que pudieran verse afectadas por el desmonte y el llenado del embalse. «Se intervinieron un total de 703 organismos representados en 93 especies; en total se logró liberar 695 individuos con un 99% de éxito en la actividad, y solo 1% de mortalidad».

Ir en lancha recogiendo animales fue una experiencia retadora para Juan Pablo; sin embargo, desarrollar el plan de rescate para este embalse nutrió su vocación de ecólogo y de animalista: «¿Quién protege a los animales? Nos falta aún hacer mucha educación ambiental con las personas, algunos ven una culebra y le van dando machete, en vez de eso pueden llamarnos, nosotros sacamos los animalitos con todos los métodos de cuidado, así ninguna vida corre riesgo».

Actualmente Juan Pablo trabaja en otra obra de gran envergadura, haciendo rescate de fauna, salvamiento, refaunación, inspección y verificando que los animales no sean lastimados en la construcción de la obra. 

«Al principio no entendía la ecología, me preguntaba ¿qué es eso? ¿para qué funciona? Hoy la entiendo como un proceso integrador, así pasa en la vida natural y en las obras y proyectos: cada componente, cada rama, debe conectarse con el otro, no podemos pensar de forma independiente desde lo civil, lo arquitectónico, etc., debemos pensar que todo es un conjunto y eso lo logra la ecología».

Extraña a Urabá, su tierra y conserva la intención de regresar y ejercer allí. Juan Pablo es así una muestra del 50% de los egresados de Ecología de Zonas Costeras que trabaja en su profesión por fuera de su territorio, pues el otro 50% trabaja en la zona. 

«Son más de 14 cohortes desde el año 1999, en todo este tiempo hemos logrado ser reconocidos en la región y lo más importante, que sean reconocidos nuestros egresados por su buen desempeño y sus aportes profesionales», menciona Quiceno. 

«La ecología de zonas costeras es un pregrado que despierta la curiosidad y es una carrera que aporta a la conservación y el cuidado del medio ambiente, necesario en Colombia», concluye Juan Pablo.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018