Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 18 de noviembre 2019
18/11/2019
Síguenos

Sociedad

UdeA Noticias
Sociedad

Adiós a una pionera de la psiquiatría en Colombia

22/10/2019
Por: Pedro Correa Ochoa, periodista Dirección de Comunicaciones UdeA

Homenaje a la médica de la Alma Máter y primera mujer siquiatra de adultos en Antioquia, Luzmila Acosta de Ochoa. Con una trayectoria profesional de más de 50 años, así como un particular enfoque de atención de enfermos mentales, Acosta contribuyó notablemente a la siquiatría colombiana.   

La vocación profesional de Luzmila Acosta estuvo trazada por una sensibilidad especial y un «amor grande por los enfermos, pero especialmente por los enfermos mentales», como ella misma lo resaltó. Esa vocación, que hoy representa una huella en la historia de la psiquiatría en Antioquia, se consolidó, en gran parte, durante sus años de formación en medicina en la Alma Máter, institución de donde la doctora Acosta se graduó, en 1956, como la primera médica siquiatra de adultos del departamento.

Su constante y destacada trayectoria profesional —que de manera simultánea supo tripular con los roles de esposa y madre de cuatro hijos—, inició a finales de la década de los cincuenta, justo cuando en la franja noroccidental del Valle de Aburrá se abrieron las puertas del Hospital Mental de Antioquia, en reemplazo del Manicomio Municipal, que hasta entonces había operado en el barrio Aranjuez.

La doctora Luzmila, que recién había llegado de Estados Unidos —donde se especializó en salud mental y ocupacional en la Universidad de Meryland—, fue encargada de un pabellón de hombres enfermos.

En esa labor no solo dio muestras, precisamente, de una aguerrida formación profesional, sino también de su condición humanista, de escucha y comprensión para sus pacientes, un abordaje que en estas latitudes bien podría considerarse novedoso en una época en la que la salud mental representaba aún incomprendidas circunstancias y escasas certezas académicas.

En un reconocimiento a la labor de la doctora Luzmila, el también siquiatra Jesús Dapena Botero, resaltó en el texto Una historia digna de ser contada, que la actitud terapéutica que ella profesaba enaltecía al sujeto, «que deja de ser el loquito del hospicio para convertirse en un hombre con la dignidad recuperada». Esa, justamente, fue una condición ética de su labor: «al paciente siquiátrico hay que oírlo y estar dentro de su interior para buscar sus problemas», explicó ella misma en una entrevista que le realizó la Gobernación de Antioquia en el año 2014.

Seguramente por ello, en cada encuentro con sus pacientes siembre tuvo como convicción favorecer el restablecimiento de sus derechos y su dignidad, y la descronificación del enfermo; de tal forma que, con la asistencia profesional, este pudiera reintegrarse funcionalmente a su cotidianidad y a la de su entorno familiar.

 Además de su trabajo en el Hospital Mental, la doctora Luzmila estuvo vinculada profesionalmente al Instituto de Seguros Sociales y a la Clínica León XIII —hoy una de las sedes de la IPS Universitaria—. Y, también, tuvo una destacada representatividad en la Sociedad Antioqueña de Psiquiatría, de la que fue cofundadora en 1959, experiencia que la llevó también a contribuir, en 1961, en la fundación de la Sociedad Colombiana de Psiquiatría. Precisamente esta agremiación le entregó el premio «A una vida y obra» durante el Congreso Colombiano de Psiquiatría, realizado en Medellín en noviembre del 2006.

Así, su realización profesional no solo se materializó en los pasillos y habitaciones de las instituciones de salud o en los consultorios en los que atendía a consultantes particulares. Las aulas de la Universidad de Antioquia, también, acogieron sus conocimientos y experiencias, y sirvieron de inspiración a nuevas generaciones de profesionales de la Facultad de Medicina, donde ejerció como catedrática ad honoren de psiquiatría entre 1959 y 1962.

Justamente sobre la formación de nuevos médicos, la doctora Luzmila advirtió en una entrevista que «de nada sirve la soberbia en el ejercicio profesional y la ficción de que uno es un sabio infalible […] Hay que fortalecer en los médicos otras facetas, mostrarles del mundo lo ancho y lo ajeno».

Por ello, su muerte —ocurrida el domingo 20 de octubre del 2019—, nos invita hoy a enaltecer esas y otras muchas ideas inspiradoras, que quedarán, sin duda, consignadas en la memoria de quienes tuvieron la oportunidad de reconocer en ella la encarnación de una cierta rebeldía, esa rebeldía transformadora que, tal vez sin pretenderlo, señaló la ruta que hoy plantea importantes reivindicaciones para las mujeres colombianas.

Con el afecto de universitarios abrazamos solidariamente a sus amigos y familiares, en especial a sus hijos Ana, Emilia, Maria Teresa y Ernesto. Y tras su partida, hacemos eco de las retadoras palabras que esta pionera universitaria expuso en una entrevista de El Colombiano en 1978, y que hoy resuenan como estímulo para nuevas generaciones de mujeres: «si la sociedad nos ha brindado la oportunidad de asistir a la universidad, de capacitamos y de producir, es injusto que no lo hagamos. Se trata de cumplir un deber». Deber que ella, Luzmila Acosta, reivindicó también como derecho; y en ambos sentidos, de manera ejemplar.

Foto cortesía Vivir en El Poblado

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018