Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 1 de octubre 2020
01/10/2020
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Sociedad Vida

Más donantes vivos: el reto que evidenció la pandemia

28/07/2020
Por: Yénifer Aristizábal Grajales- Periodista

El aislamiento preventivo subrayó retos importantes en materia de trasplantes de órganos en el país. Aumentar el porcentaje de donantes vivos es una de las estrategias necesarias para disminuir la brecha entre donantes y receptores.

Foto: National Cancer Institute /Unplash.

Hace más de 20 años, cuando Colombia vivía una desafortunada ola de violencia en la que murieron, en su mayoría, jóvenes, y el número de accidentes de tránsito era mayor, «había tal cantidad de donantes por muerte encefálica, especialmente por heridas de armas de fuego en cráneo, que nos fuimos olvidando que existían otros donantes», así lo expuso Francisco Duque Villalobos, cirujano de trasplantes y hepatobiliar de la IPS Universitaria.

Sin embargo, señaló Duque Villalobos, hoy en el país como en el mundo «estamos virando hacia donantes que mueren por otras causas y que son añosos; que tienen derrames cerebrales, aneurismas rotos, trombosis, emergencias hipertensivas, o desarrollan muerte encefálica de diversas maneras». De acuerdo con el profesional, esta población ronda en promedio los 60 años: «Hoy, afortunadamente, la gran mayoría de donantes tienen estas características. Ya no tenemos el tipo de donantes de hace 20 años —dijo—, porque la violencia ha disminuido, la seguridad es cada vez mayor y esto significa un avance para la sociedad».

En Colombia, la mayoría de los donantes de órganos sólidos siguen siendo donantes cadavéricos, es decir, con muerte cerebral por diferentes causas, entre estas los accidentes y las muertes violentas. En 2019 este tipo de donante representó el 82.4 %, según datos del Instituto Nacional de Salud —INS—.

El cirujano de la IPS Universitaria explicó también que la brecha entre donantes y las 3000 personas que esperan por un órgano en el país, es cada vez más amplia. Por esto, advirtió, se requiere que las instituciones de salud implementen estrategias para acortarla. «En los últimos tres meses —durante la cuarentena—, la donación disminuyó en un 53 % en todo el país. En nuestra regional —Antioquia—, que es la que mejor índice tiene, caímos un 33 %, con datos a abril», indicó.

Estas cifras podrían tener una relación paradójica con dos buenas noticias: en los primeros cinco meses del año, por cuenta del aislamiento obligatorio, la siniestralidad disminuyó en un 19.5 %, de acuerdo con el Observatorio Nacional de Seguridad Vial —ONSV—. De otra parte, las cifras de muertes violentas son las más bajas desde 1974 (34 %), según informes de la Policía Nacional a mayo de 2020.

Aunque algunos trasplantes solo son posibles de cadáver, en Colombia se está haciendo un gran esfuerzo por promover a los donantes vivos en aquellos procedimientos en los que estos son posibles. Es decir, familiares que tengan el altruismo y la voluntad de donar uno de sus órganos para sus seres queridos, libre de toda transacción económica, como lo indica la ley. El año pasado este tipo de donante representó apenas un 17.6 %, según el INS.

Pero la pandemia ha abonado ese deseado cambio de pacientes cadavéricos a pacientes vivos. «A mayo de este año, el total de trasplantes realizados fue de 320. De ese total, 246 trasplantes —el 77 %— fueron realizados con donante cadavérico y 74 —el 23 %— a partir de donante vivo», señaló el INS. El 40 % de estos procedimientos se llevó a cabo durante los meses de marzo a mayo.

«En la clínica —IPS Universitaria— hacemos procedimientos con donantes vivos de riñón por vía laparoscópica. En la región —Antioquia, Córdoba, Chocó, Caldas y San Andrés— también se hace trasplante de donante vivo a niños y, en Colombia se hace trasplante de hígado de adulto a adulto. Realmente estos programas se han creado al tener pacientes enfermos y no tener suficientes donantes», señaló Duque Villalobos.

Pero en Colombia, donde la cultura de la donación apenas está en formación, aparecieron otros obstáculos. Por un lado, el temor de un contagio por coronavirus no solo embarga a posibles donantes, sino también a aquellos que requieren seguimiento o la donación de un órgano; ambos prefieren no visitar hospitales. De otra parte, la prueba para determinar si un potencial donador está contagiado con el coronavirus, lleva a algunas familias a declinar. «Si hay una familia solidaria que va a donar, es complicado decirle que debe esperar entre seis y ocho horas más. La gente quiere resolver su dolor lo más rápido posible», indicó Juan Carlos Restrepo Gutiérrez, jefe de la Sección de Gastrohepatología y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

Esta necesidad de aumentar el porcentaje de donantes vivos, sumada a los impactos en las donaciones por cuenta de la pandemia, requiere explorar experiencias como las de Japón o Corea, que no tienen donantes cadavéricos por principios religiosos; o la de España, el país que más trasplanta y donde el programa de donante vivo inició en la última década..

Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020