Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 21 de julio 2019
21/07/2019
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Academia Ciencia

Un atlas para mejorar diagnósticos de enfermedades

13/06/2019
Por: Elizabeth Cañas Rodríguez- Periodista

La segunda edición del «Atlas de Parasitología» compila fotografías de casos reales y descripciones del ciclo de vida, además aporta información para mejorar los diagnósticos relacionados con 35 especies que generan enfermedades en los humanos.

«Mirar a través del lente del microscopio es una fortuna, una experiencia única. Es entender, por ejemplo, cómo la ameba va moviéndose, observar las formas de las larvas, los colores que son de otro mundo. Cuando encontrábamos una muestra con el parásito ideal, decíamos: ¡esto es para el libro!». 

Así detalló la profesora Martha Nelly Montoya Palacio, que fue como se realizó la segunda edición del Atlas de Parasitología, un producto editorial al que se consagró durante más de un año, acompañada por los investigadores Sonia del Pilar Agudelo López y Víctor Alfonso Gómez Calderin. Los tres se han desempeñado como investigadores y docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia. El Atlas de Parasitología referencia parásitos intestinales obtenidos de las muestras fecales recogidas de estudios coprológicos, así como de pruebas sanguíneas con presencia de parásitos tisulares —aquellos que se hospedan en los tejidos—. Estos exámenes se realizaron en pacientes atendidos tanto en el Laboratorio de parasitología de la Facultad de Medicina, como en el Alto Baudó y en zonas rurales de Urabá, entre otros lugares del país.


Huevo de Trichuris trichiura, conocido como Tricocéfalo. Habita en el intestino grueso. Imagen: cortesía Atlas de Parasitología.

Tener «listas para la foto» a 35 especies de parásitos intestinales y tisulares es complejo. «En el microscopio todo se ve precioso —comentó Gómez Calderin—, lo difícil es la calidad de la microfoto, pues hacer una microfotografía toma más tiempo que un registro fotográfico normal, equipos diferentes y mucha paciencia para encontrar el mejor momento del parásito». 

Para ambos investigadores, un plus de este trabajo es, precisamente, la calidad e imágenes de organismos obtenidos de las muestras de pacientes reales, con un banco fotográfico propio que —a diferencia de otros textos similares publicados en el país—, ilustra sobre los ciclos de vida de los parásitos y los posibles orígenes o fuentes de contagio. 

Esta condición, sin duda, es muy importante para que los organismos de prevención y control de salud atiendan las enfermedades parasitarias. Hasta el 2015, se consideraba a Colombia entre los 17 países con mayor número de niños en edad preescolar y escolar en riesgo de infección, según el estudio Estimación de la prevalencia de parásitos intestinales en niños de dos comunidades colombianas, publicado en el mismo año por la revista Biosalud. 


Ascaris lumbricoides (gusano hembra), comúnmente llamada lombriz intestinal. Se encuentran en el intestino delgado. Imagen: cortesía Atlas de Parasitología.

La segunda edición del Atlas de Parasitología está disponible para ser consultada en otros países de América Latina, donde circula a través de la Corporación para Investigaciones Biológicas, CIB, encargada de la edición. De acuerdo con Gómez Calderin, «el atlas acompaña el trabajo diagnóstico en zonas rurales, donde no hay cómo corroborar lo que se ve a través del lente del microscopio». Y agregó también que, ante todo, «es un mecanismo para corregir el error del diagnóstico en el laboratorio, porque el médico se basa en los resultados de los exámenes y quien ve en el microscopio debe generar un reporte seguro. Es educar el ojo para hacer diagnósticos precisos».

 

Escolex de Taenia solium, comúnmente llamada "la solitaria”. Puede medir hasta 8 metros y vive en el intestino delgado. Imagen: cortesía Atlas de Parasitología.

En la segunda edición del Atlas de Parasitología, los investigadores incluyeron parásitos que van en aumento en el universo microscópico, entre ellos: 

Microsporidio 
Aunque este microorganismo se incluyó también en la primera edición —publicada en 2011— se destaca como un ejemplo para observar por ser extremadamente pequeño y difícil de detectar, tanto que en el microscopio requiere un aumento de mil veces. Este parásito es común en pacientes con sida, a quienes produce diarreas crónicas y, antes de esta asociación con la enfermedad, se detectó en insectos y  en otras especies animales, pero no en humanos.

Hasta 2009 eran considerados parásitos y, gracias a la biología molecular, se clasificó como parte del grupo especial de hongos. Sin embargo, en los libros de micología o dedicados al estudio de esta tipología, que produce enfermedades en humanos, no siempre se tocan estos temas. 

Dipylidium caninum 
Esta especie de parásito, que también se conoce como «solitaria de los perros», puede ser adquirida accidentalmente por los dueños de perros y gatos, porque estos son sus hospederos, especialmente si tienen pulgas. El parásito es similar a un grano de arroz o de pepino o calabaza y se aloja en el intestino delgado. La afectación del parásito en humanos es mayor en niños y ha aumentado por el incremento de mascotas en los hogares.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018