Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 27 de febrero 2020
27/02/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

El Paro Nacional desde los que lo promueven

27/01/2020
Por: Jorge Eduardo Suárez Gómez, profesor Facultad de Ciencias Sociales y Humanas UdeA

« ...El Paro Nacional ha tenido el apoyo de sectores de las universidades públicas que un año antes se habían movilizado masivamente por presupuesto para la Educación Superior Pública. También ha tenido el apoyo de los sectores que en las elecciones presidenciales de 2018 hicieron campaña en forma de movilización social para poder competir con los candidatos del establecimiento político,...»

La movilización iniciada el 21 de noviembre de 2019 en Colombia (21N) puede interpretarse desde dos perspectivas, sí nos centramos en quienes la jalonan.

La primera de ellas, ateniéndose a la literalidad del nombre que le dieron sus promotores iniciales, es que hay un Paro Nacional que fue convocado por las centrales sindicales (CUT, CGT, FECODE), que se volvió un estallido social al que se integraron los que hacen parte del llamado Comité del Paro (estudiantes universitarios y organizaciones sociales de varios tipos).

La dirigencia sindical colombiana lleva décadas convocando “Paros Nacionales” que en el mejor de los casos se agotaban en pequeñas marchas en un par de ciudades. Tan pocos “paros nacionales” han existido, que muchos analistas ubican como antecedente del actual, el de 1977, cuando Colombia era otra.

Algunos sectores como los trabajadores del campo, cocaleros, transportadores o estudiantes han tenido procesos de movilización masiva, pero tan sectoriales que no pueden llamarse "nacional".

La falta de audiencia de los sindicatos que se expresa también en el bajo nivel de sindicalización de los trabajadores (alrededor del 4%), se debió entre otros factores a la fuerte violencia patronal ejercida contra varias generaciones de los dirigentes más capaces de estas organizaciones, dejándolas acéfalas o en manos del bipartidismo, e inoculando en la población una cultura antisindical.

Esta poca popularidad tenía como excepción los primeros de mayo de cada año, cuando en las grandes ciudades muchos sectores se le unían a los sindicatos con el ánimo de “desfilar” y en ocasiones mostrarle los dientes a las fachadas de los edificios y a la Policía. Pasado ese día, cada lora en su estaca.

¿Qué sucedió este año que las anémicas convocatorias de las centrales obreras terminaron desatando el conjunto de manifestaciones que hoy se llaman Paro Nacional?

Aquí viene entonces la otra perspectiva analítica. El Paro Nacional ha tenido el apoyo de sectores de las universidades públicas que un año antes se habían movilizado masivamente por presupuesto para la Educación Superior Pública.

También ha tenido el apoyo de los sectores que en las elecciones presidenciales de 2018 hicieron campaña en forma de movilización social para poder competir con los candidatos del establecimiento político, y cuyo resultado fueron 8 millones de votos en las presidenciales y la llegada al poder de sectores de centro izquierda en 2019 a las alcaldías municipales.

Hay un cuarto actor cuya presencia le ha dado un matiz particular a este “Paro”. Los jóvenes que crecieron en medio del proceso de paz y la efervescencia de las redes sociales. Para ellos el conflicto armado no genera temor de ser estigmatizados como terroristas, como le pasó a varias generaciones anteriores.

Algunos de universidades privadas, otras en el colegio y algunos “NINIS” están más conectados con Chile que con la ruralidad colombiana. No ven televisión nacional.

Por eso sus referentes de movilización no son las tradicionales organizaciones de izquierda nacionales, excepto para reclamarlas en una onda vintage, sino que ven en las actuales revueltas de Chile o de Hong Kong una estética más cercana a la suya.

Por eso no dudaron en importar “la primera línea” que ha sido efectiva herramienta en el país austral en una lucha cuerpo a cuerpo que acá no encaja del todo. Son también una generación muy feminista: la movilización de las jóvenes argentinas y las mexicanas son paradigma.

Tan iconoclastas fueron que se dieron el lujo de salir un mes de vacaciones y volver el 21 de enero en manifestaciones más menguadas pero que escandalizaron a sus contendores por el nivel de agresión al transporte público en Bogotá y los daños en la pintura de un banco y un hotel emblemáticos de la ciudad de Medellín.

Los grandes conciertos han sido también mecanismo de manifestación. Cuando se participa de ellos es difícil saber si se está en Rock al Parque, Stereo Picnic o Altavoz.

Desde esta segunda perspectiva es claro que las centrales sindicales no controlan a esta nueva generación no sindicalizada que es protagonista.

Por eso se necesitaron 104 puntos para incluirles. Por eso, pese a lo aparentemente sostenido en el tiempo, ningún sector de la producción ha parado, excepto la producción de conocimiento en algunas universidades públicas cuya inactividad poco contribuye al cumplimiento de los 104 puntos.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018