Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 21 de julio 2019
21/07/2019
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Vida

Salvavidas enterrados

17/06/2019
Por: Stiven Arias Henao- Periodista

Las mejores reservas de agua dulce no están río arriba o en los páramos, sino resguardadas, hace milenios, en el subsuelo. La disponibilidad y la calidad de este recurso en América Latina es hoy un campo de investigación que propende por su cuidado.

Ilustración: cortesía del Grupo de Investigación en Ingeniería y Gestión Ambiental —Giga—.

Un hombre cargando un garrafón al hombro; otro con un balde en cada mano. Un «¡aghhhh!» quejumbroso que le sigue a la noticia de un corte de agua. Y si es en la mañana, antes de salir a trabajar, el terror ante el grifo de la ducha que solo suelta un gargareo seco. El agua, el agua… añoranza veraniega y hostilidad invernal. Para los puristas es H2O. Para algunos indígenas, deidad mitológica. Para todos, la vida.

Durante los primeros años de escuela nos enseñaron el ciclo del agua. Pero a ese cuento le falta un pedazo. No es solo: «del suelo al cielo y del cielo al suelo». ¿Sabía que el 96 % del agua dulce líquida de la Tierra yace entre dos metros y dos kilómetros debajo de sus pies? Así lo explicó Teresita Betancur Vargas, investigadora del Grupo de Ingeniería y Gestión Ambiental —Giga—. En tiempos de sequía, el agua subterránea es un bono natural por preservar. 

Por ello, desde el 2018, este grupo de la Facultad de Ingeniería, viene trabajando con el Organismo Internacional de Energía Atómica —Oiea— en el proyecto «Integración de la hidrología isotópica en las evaluaciones nacionales de los recursos hídricos», que busca mejorar la disponibilidad y la  calidad de los recursos hídricos subterráneos en América Latina, beneficiando de manera directa a Bolivia, Colombia, México y Paraguay.

En realidad, «hoy tenemos la misma cantidad de agua en el planeta que la que habrá en el año 3000, o la que había en el año 1000 a. C.», explicó Betancur. Sin embargo, eso no quiere decir para nada que el preciado recurso sea ilimitado, máxime al considerar el inquietante panorama medioambiental de las futuras generaciones.

Los acuíferos son claves porque la sociedad no les da tregua a las fuentes hídricas superficiales. La industrialización, la actividad agrícola a gran escala, la urbanización, y la generación de residuos y desechos: todos han dejado su implacable huella.

Reservorios milenarios

Para conocer la edad del agua subterránea tendríamos que emprender un viaje al centro de la tierra, mientras nos remontamos decenas de miles de años atrás en la corriente del tiempo con cada centímetro avanzado.

Cuando la lluvia toca tierra, se encuentra con terrenos planos y pendientes, suelos impermeables y porosos, cultivos diversos y distintas condiciones. El preciado líquido se filtra y es aprovechado por las plantas. El agua que no es secuestrada por sus raíces sigue descendiendo y se almacena en los poros de las rocas Desde allí circula lentamente para desembocar en ríos y lagos.

Los acuíferos están aislados de las nocivas condiciones atmosféricas de la superficie bajo gruesas y pesadas capas de tierra y piedra.

Gracias a esto, la calidad de los reservorios subterráneos abastece al hombre con diferentes servicios ecosistémicos. Así ocurre en ciudades
como Sincelejo —que según Betancur se abastece enteramente de aguas subterráneas—, Turbo o Riohacha. «La Media y la Alta Guajira son territorios semidesérticos con zonas rurales que dependen exclusivamente de aguas subterráneas.

Los pozos que cavábamos hace 20 o 30 años tenían 60 metros de profundidad. Pero, por el cambio climático, hoy algunos tienen hasta 500 metros», dijo Samuel Santander Lanao Robles, subdirector de Gestión Ambiental de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira —Corpoguajira—. 

Asimismo, «el sistema de riego de la caña de azúcar del Valle del Cauca —señaló Betancur— se vale de pozos de agua subterránea.
En las épocas secas de diciembre y marzo, todas las plantaciones bananeras de Urabá son regadas con agua subterránea».
Y añadió que en esa misma vía transitan muchas industrias y negocios, como servicios hoteleros, lavaderos de vehículos y restaurantes.

Los reservorios también contribuyen al mantenimiento de la vida en ríos y lagos. Incluso producen los denominados «servicios paisajísticos», determinando la vegetación de los suelos. Es claro: los acuíferos no son solo una parte más del ciclo del agua. Son, en esencia, el grueso del agua dulce de la que dependemos  las formas de vida del planeta. Y su calidad es nuestra deuda.

  • La extracción de agua subterránea debe ser sostenible, es decir, no debe extraerse más de la que ingresa. 
  • La minería del agua consiste en la extracción no planificada de agua subterránea, un problema en términos de ahorro del recurso para las futuras generaciones.
  • Las acciones del hombre que impactan negativamente los suelos —como el uso excesivo de agroquímicos— también afectan la calidad de los acuíferos.

 

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018