Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
sábado, 30 de mayo 2020
30/05/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

¡Eche pa´dentro!

01/04/2020
Por: Cristian Sánchez Salazar, Coordinador Pregrado en Desarrollo Territorial UdeA

«... Hoy estamos frente a una oportunidad, que convoca a cuestionarnos sobre las diversas condiciones sociales y económicas que vivimos, el cuidado de la vida en todas sus formas y los modos en que el aislamiento social nos representa desde el control y la infracción. Tal vez, sea preciso rastrear los tantos virus mortales con los que nos hemos acostumbrados a vivir,...»

Hoy la humanidad está afrontando una adversidad a escala global. Enfrentar un virus altamente contagioso ha implicado que los gobiernos tomen medidas que, en principio, no entendemos o dimensionamos.

Una de ellas ha sido permanecer en casa para evitar la propagación del virus a través del contacto personal; no deberíamos de hablar siquiera de aislamiento social, esta manera de nombrar una medida de cuidado perpetua el sentido de separación y fragmentación que hemos construido como humanos, por el contrario podemos permanecer solidarios y en construcción colectiva.

Este fenómeno nos está convocando a estar adentro. Adentro de nuestras casas, con nosotros mismos, con los nuestros. Eso significa también que debemos aprovechar este momento para adentrarnos a nuestras propias verdades, en el regocijo del hogar –incluso unipersonal–, como se ha denominado. De manera que estar puertas adentro implica reconocernos y vernos profundamente en las relaciones familiares, en el sentido de solidaridad, en las manifestaciones de afecto que sostenemos desde la cotidianidad y el compartir.

Lo sucedido el martes 23 de marzo es el reflejo del verdadero aislamiento social. Una sociedad que juzga desde el privilegio de sus casas. Un sinnúmero de ciudadanos volcados a las calles expresa un síntoma, tal vez más fuerte que el mismo virus, de falta de educación, de desigualdad y de pobreza.

Un llamado de la turba pedía que se les sancionara mientras que al Estado no se le pidió explicaciones sobre su falta de pedagogía que contemple una visión sobre las diversas realidades de nuestras gentes. Ejemplo de lo que nos falta trabajar como sociedad pues no entendemos ni reconocemos al otro.

Personas desempleadas o que obtienen sus ingresos al diario tuvieron una esperanza ese día. Algunos engañados por falsas noticias en redes sociales o bien, porque podían desplazarse a sus lugares de origen dada las dificultades económicas que afrontan. Los desempleados e informales son hoy los más afectados por las medidas de contención del virus.

Al cerrar la puerta, en casa se pone todo: nuestros sentimientos, emociones y sensibilidades. Han aparecido chistes machistas sobre cómo los adorables esposos no se aguantan a una déspota mujer en casa y piden el rescate para ser librados de ese mal; mientras que madres y esposas no soportan al marido "echao" todo el día solo esperando a llegar la hora de la comida.

El sin saber qué hacer con los niños en los hogares porque su lugar corresponde gran parte del tiempo a las escuelas, jardines y cuidadores. Parecen chistes y escenas lejanas, pero la realidad es que ha aumentado la violencia intrafamiliar desde que se ha hecho el llamado al confinamiento y muestra como la sociedad vive su cotidianidad.

Estamos aturdidos. Aturdidos por la televisión y la radio que han encontrado en la pandemia noticias permanentes que, aunque no son falsas, se disponen estratégicamente y terminan generando miedo y zozobra. Cada uno frente a una pantalla viendo un numerito avanzando, esperando a que ese número termine de sumar. Inquieta porque los días pasan y la vida que tenemos adentro se nos va.

Salir a la calle se ha vuelto una hazaña. El control del que tanto nos habíamos quejado, hoy lo exigimos: Toques de queda, sanciones, pico y cédula y restricciones de movilidad son algunos ejemplos. Ahora en la calle vemos al otro como una potencial amenaza. ¿Cuánto podría durar esa prevención en una sociedad que está tratando de transitar la guerra? Ver al otro como un enemigo puede socavar los avances de cohesión social que venían tejiéndose.  

Hoy estamos frente a una oportunidad, que convoca a cuestionarnos sobre las diversas condiciones sociales y económicas que vivimos, el cuidado de la vida en todas sus formas y los modos en que el aislamiento social nos representa desde el control y la infracción. Tal vez, sea preciso rastrear los tantos virus mortales con los que nos hemos acostumbrados a vivir, como la indiferencia y la injusticia que nos mantienen y sujetan en el afuera como modelo a seguir

Pa`dentro se puede sentir abrumado, con impotencia, incertidumbre e impaciencia. Triste, vulnerable, incapaz, desalentado…Es normal, vernos implica movernos y sacudir emociones que teníamos enmascaradas con el corre corre del día a día. Es la oportunidad, entonces, de echar pa` dentro, de encontrarnos con nosotros y de pasar agobiados a sentirnos regocijados. Para que, pensando con el deseo, al salir progresivamente a la calle nos cohesionemos desde la solidaridad y el amor por nosotros y los otros. A entender la colectividad con una mirada más apacible, a cuidar nuestros recursos naturales y sobre todo a valorar el tiempo y la vida.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020