Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 24 de septiembre 2020
24/09/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Duque y sus tormentas

12/08/2020
Por: Adrián Restrepo Parra, profesor Instituto de Estudios Políticos UdeA

«En Colombia el inicio de la pandemia fue una oportunidad para el gobierno Duque, gracias a ella paró la tendencia al bajón en las encuestas y tuvo una remontada, pero eso fue momentáneo, la tendencia a la baja popularidad ha retornado.»

En las teorías de gobierno es común la metáfora del capitán del barco: el gobernante es como el timonel, su responsabilidad es llevar el barco al destino trazado. La grandeza del timonel aparece en los momentos difíciles, en las tormentas, es allí cuando sabemos de la calidad del barco, los tripulantes y especialmente del capitán.

La metáfora supone a la tormenta exógena, algo que viene de afuera, un ataque, un problema, que debe sortearse de la mejor manera, sin naufragar. El timonel, por tanto, debería tener la destreza para sortear las posibles tormentas y demás problemas que aparecerán en el camino sin mayores alteraciones del rumbo.

El gobernante cuando asume las tareas de gobierno tiene entre sus cuentas los problemas habidos y por haber, tiene que estar preparado para las tormentas a pesar de los pronósticos de buen tiempo.

Esta interpretación de la metáfora hace que la tarea de gobierno considere como los mayores obstáculos los provenientes del “afuera”: la oposición al gobierno, los enemigos políticos, una guerra mundial, un cambio internacional de política económica, una pandemia, etc.

El timonel Duque está en altamar, a mitad del mandato presidencial, y con el covid-19 como uno de los problemas que conforman su tormenta. La pandemia puso en un nivel más alto de exigencia lo que de hecho era un compromiso de gobierno: reactivación económica (economía naranja), bajar las cifras de desempleo y avanzar en la formalización laboral.

La fórmula aplicada hasta el momento parece operar sobre el mayor endeudamiento privado posible y el menor para el Estado. De allí, que hasta la fecha son más los préstamos que las personas buscan en la banca que los empréstitos estatales liderados por el ministro de Hacienda.

El manejo del covid también ha puesto en debate la estructura del sistema de salud, sector cuyos mayores cambios los han liderado miembros del partido de gobierno, motivo por el cual la oposición les endilga responsabilidad en la situación actual. Además, las tensiones y choques entre las directrices presidenciales y las tomadas por algunos gobernadores y alcaldes para controlar la pandemia.

Como un problema externo también podría considerarse Venezuela, uno de los objetivos principales de la política diplomática colombiana. Sobre la idea de llevar nuevamente la democracia al vecino país, el gobierno ha encabezado en la región, en estrecho lazo con el gobierno Trump, la riesgosa estrategia del golpe de Estado, y últimamente la incursión mercenaria con fines de reclamar recompensas.

El régimen venezolano ha demostrado que las horas de vida sentenciadas por Duque se cuentan en años. Duque por sus errores recurrentes logró desplazar a Maduro, pero en las secciones de humor político del país. 

La citada metáfora del timonel, a pesar del uso corriente para señalar los problemas de gobierno como asuntos externos, también permite comprender que, si bien las tormentas son exógenas, el timonel debe a la vez capotear con los problemas internos: su barco, la tripulación y él mismo.

Duque no es ajeno a esta situación. Su propuesta de gobierno ya anunciaba la tormenta, empezó con la reforma al Acuerdo de Paz, la cual no prosperó por fallo de la Corte Constitucional. Esto a la vez permitió ver las discrepancias internas del partido de gobierno, acabar el Acuerdo o hacerle modificaciones.

Situación ahora intensificada con la captura del jefe político del presidente Duque. Los copartidarios, unidos por la defensa de su líder, concibieron contradictorias formas: unos convocaron marchas, protestas en rechazo del fallo y las instituciones mismas, otros proponen reforma constitucional para cambiar el sistema de justicia. Otros tantos dijeron respetar el fallo, pero controvierten a la institución que lo emite, la Corte Suprema de Justicia.

Ese fue el camino elegido por el presidente teniendo como principal argumento su confianza en la inocencia y honorabilidad del imputado. Y otros, al parecer minoritarios, incitaron a la reserva activa del Ejército para que desobedeciera el fallo, es decir, hicieron un llamado a un golpe de Estado contra Duque.

Gracias a las declaraciones del presidente una parte del país lo descalifica porque él sobrepuso ante sus funciones presidenciales su vínculo personal con el capturado senador. Y, para otra parte, especialmente sus copartidarios, lo descalifican por tibio, por darle la espalda a quien lo llevó a la presidencia.

El manejo de la pandemia ha posicionado a unos mandatarios y castigado a otros. En situaciones como esas, los ciudadanos conocen prontamente la talla del mandatario. En Colombia el inicio de la pandemia fue una oportunidad para el gobierno Duque, gracias a ella paró la tendencia al bajón en las encuestas y tuvo una remontada, pero eso fue momentáneo, desde julio la tendencia a la baja popularidad ha retornado, lo cual parece mostrar que la tormenta del gobierno es interna y la desata el mismo presidente. Así conmemoró en agosto sus dos años de gobierno.

Este texto fue publicado en La Silla Vacía el lunes 10 de agosto de 2020


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020