Esp
martes, 24 de abril 2018
24/04/2018
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria, reto académico

13/12/2017
Por: Holmes Rodríguez, profesor Facultad de Ciencias Agrarias, UdeA

"...Uno de los aspectos sobresalientes del nuevo SNIA es la integración de la formación, la investigación y la extensión agropecuaria, procesos complementarios y muy necesarios para poner al servicio de los productores, los resultados de la investigación por medio de profesionales cualificados para la prestación del servicio..."

El pasado 29 de noviembre el Congreso de la República aprobó la ley que crea el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria (SNIA), que reemplazará la Ley 607 del año 2000 donde se establecía la prestación del servicio de asistencia técnica directa rural. Esta ley, surge como respuesta a los acuerdos de La Habana en la implementación de una reforma rural integral que favorezca el acceso de los pequeños productores agropecuarios al servicio de asistencia técnica integral, que de acuerdo con los resultados del III Censo Nacional Agropecuario, tiene una cobertura muy baja en el país, indicando que solo uno de cada diez productores ha tenido acceso al mismo.

Uno de los aspectos sobresalientes del nuevo Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria es la integración de la formación, la investigación y la extensión agropecuaria, procesos complementarios y muy necesarios para poner al servicio de los productores, los resultados de la investigación por medio de profesionales cualificados para la prestación del servicio. La Ley configura para este efecto tres subsistemas: Subsistema Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico; Subsistema Nacional de Extensión Agropecuaria y Subsistema Nacional de Formación y Capacitación para la Innovación Agropecuaria.

Por otra parte, se establece el concepto de extensión agropecuaria en reemplazo del de asistencia técnica, entendido como un proceso de acompañamiento que busca el desarrollo de capacidades de los productores agropecuarios, su acceso al conocimiento y servicios de apoyo; con el propósito de mejorar la competitividad y sostenibilidad de su producción y por ende a la mejora de la calidad de vida familiar. Este concepto es mucho más incluyente y aborda en la prestación del servicio elementos adicionales a los netamente técnicos o tecnológicos entre los cuales están aspectos sociales, ambientales, económicos, acceso al financiamiento y acceso al mercado; para mejorar la competitividad de los sistemas de producción agropecuaria.

Adicionalmente, se crea el Consejo Superior del SNIA, como el organismo asesor del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, integrado por los ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural; Educación; Comercio, Industria y Turismo; Ambiente y Desarrollo Sostenible, Colciencias, Departamento Nacional de Planeación, Agencia de Desarrollo Rural, Corpoica, ICA, Consa, Presidencia de la República, representante de los productores y representante de las Universidades.

Igualmente, se destaca dentro de la ley aprobada la inclusión de un mecanismo de planificación de largo plazo por medio de los planes departamentales de extensión agropecuaria, instrumento que busca la planificación cuatrienal y la coordinación de acciones entre los departamentos y sus municipios para definir los elementos estratégicos y operativos requeridos para la prestación del servicio de extensión agropecuaria. Además, la incorporación del seguimiento y evaluación a la prestación del servicio de extensión agropecuaria, a cargo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Agencia de Desarrollo Rural y el Departamento Nacional de Planeación, entidades que deberán presentar el informe al Consejo Superior del SNIA.

Algunos de los retos que plantea la ley y que deberían quedar esclarecidos en su reglamentación para el subsistema de investigación, son los mecanismos para la gestión del conocimiento y la investigación aplicada sobre extensión agropecuaria. Tratándose de un sistema de innovación, es fundamental establecer mecanismos que permitan gestionar el conocimiento generado en la implementación de la ley, que permitan sistematizar y difundir experiencias exitosas que puedan ser aprovechadas por otros actores del sistema y es necesario llevar a cabo investigación sobre estrategias para mejorar el ejercicio de la extensión agropecuaria y la adopción del conocimiento.

Para el subsistema de formación, los retos son establecer el mecanismo para la certificación de competencias de los extensionistas de manera que el servicio sea prestado por personal idóneo, al igual que la implementación de programas de inducción y actualización de los profesionales que prestarán el servicio. Para el subsistema de extensión agropecuaria, algunos de los retos serán la definición del sistema de seguimiento y evaluación, y la definición de mecanismos para establecer el costo del servicio.

Finalmente, es importante indicar que las universidades y en particular la nuestra, deben jugar un rol muy importante en la implementación de este sistema de innovación, participando activamente en los espacios previstos en la ley para la academia y vale la pena resaltar el rol destacado que tuvo en las discusiones del proyecto de ley, la Red Nacional de Extensión Rural (RENER) liderada por la Universidad de Antioquia e integrada por más de 20 instituciones universitarias del país, lo que permitió incluir dentro del texto final aprobado en el Congreso, aspectos tan importantes como la inclusión de las universidades en el Consejo Superior del SNIA.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos.  Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia. Escriba y envíenos sus columnas de opinión al correo electrónico: udeanoticias@udea.edu.co.

Correo del contacto
[57+4] 219 91 79
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación UdeA
No + filas
No + filas
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282 | Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias
NIT 890980040-8
Política de Tratamiento de Datos Personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2017