Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
martes, 7 de abril 2020
07/04/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Profe Sara

10/03/2020
Por: Carlos Vásquez Tamayo, profesor Instituto de Filosofía UdeA

«.. Cualquiera que conozca a Sara sabe de inmediato que ella no admite la violencia en ninguna forma. Utiliza las manos para abrirle camino a sus palabras. Argumenta y discute. Replica y propone...»

En filosofía hablamos de Sara. Fue la semana pasada, en una reunión que incluyó, como a ella le gusta y sin ninguna distinción jerárquica, a diversos profesores.

Dijimos el estupor que nos causaba el que hubiera sido apuñalada. Nos pareció insólito, un vejamen que no tiene nombre: que alguien, envuelto en la empuñadura de la noche, entrara a su casa en la madrugada; y que a ella la despertara un puñal en la carne.

No podíamos dar crédito a ese hecho. A Sara, la pacifista convencida, la que rechaza una y otra vez la mano criminal y su guante de anónimo.

Cualquiera que conozca a Sara sabe de inmediato que ella no admite la violencia en ninguna forma. Utiliza las manos para abrirle camino a sus palabras. Argumenta y discute. Replica y propone. Los infinitivos de su habla hacen vibrar de vitalidad su entorno.

Sara y la U. El amor de ella por la Universidad da ejemplo. No le saca el cuerpo a nada. Va a las reuniones, habla y respira los argumentos de otros. Enfrenta con lealtad a sus detractores. Yo fui enriquecido en más de una ocasión por sus divergencias. No maltrata, no ironiza, no se burla de sus interlocutores.

A Sara le urge más decir que la U es lo máximo, que debemos cuidarla entre todos. Sara se entretiene con la Universidad, hace sentir que es su casa. Debe ser una gran profesora, por apasionada y por estudiosa.

Yo me he preguntado, más de una vez, por la naturaleza del amor de personas como Sara. Hay, en cambio, amores por la Universidad que son engañosos, fingidos, oportunistas. También los hay exagerados, patéticos, demasiado febriles. El amor de Sara es verdadero. Irradia, da calor, critica y hace despejar lo que nubla. No es un amor ciego, en él todo se ve en su imperfección y su gracia.

Siendo de unidades académicas distintas, cada vez que me cruzo con Sara, ella me sonríe y me dice: hola profe. Una vez en Carlos E. Restrepo repitió esa frase, que debe ser para ella el calificativo más honroso. Uno se siente acogido cuando ella lo saluda a uno así. Aún en la calle, o en vacaciones, como en esa ocasión, uno es para Sara un profe.

Una vez, hacia el 2015, nos encontramos en el teatro universitario. Discutíamos el plan de acción propuesto por el equipo rectoral en cuya orilla yo estaba. Ella dijo: ese plan tiene estas y aquellas fallas. Se extendió. Dijo sus razones. Y agregó: está escrito en un lenguaje inapropiado, tiene una poética entre barroca y rococó que no nos conviene. Yo me sentí aludido, había participado en la redacción de motivos y de seguro ese dejo era un prurito mío.

La profe Sara tocó mi vanidad y, soberbias de poeta, me sentí afectado por su crítica. Días después, leyendo el borrador final del dichoso plan, corregido por otras manos, le agradecí en la mente a Sara. ‘Cuida tu sonsonete’ me dije, zapatero a sus zapatos.

El salpullido de arrogancia se me desvaneció y después de eso seguí estimando a Sara. Y ahora pienso, que salga pronto del hospital, para que vuelva a la U en la que todos la extrañamos. Que esté aquí, entre nosotros, en este lugar en que con unos pocos ademanes se ahuyenta el miedo.

Y que se acabe por fin, como ella lo reclama y lo pide, la afilada noche de los cuchillos.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018