Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
sábado, 23 de enero 2021
23/01/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Sociedad

Silvia observará el maltrato animal en Medellín

08/02/2019
Por: Jennifer Restrepo De La Pava - Periódico Alma Mater

Entre 15 y 20 mil casos de maltrato animal se registran cada año en el país. Con una prueba piloto y la app Silvia, la academia avanza en el diagnóstico, la prevención del maltrato y la promoción de la protección animal en Medellín y Antioquia.

Foto: Cristina Ruiz Pérez

La violencia física y emocional, el abuso sexual, la negligencia, la explotación y el biocidio, son las acciones más comunes que configuran el maltrato animal en Colombia.

Pese a que las leyes 84 de 1989, 1774 de 2016 y el nuevo Código de Policía sancionan las agresiones contra la vida y la integridad física y emocional de la fauna doméstica, los animales de campo y la fauna silvestre y exótica, el maltrato animal es una criminalidad oculta que va en aumento en Colombia y el mundo.

Con el fin de brindar atención y prevención oportuna, el Programa sociojurídico de protección jurídica a los animales, adscrito al Departamento de Prácticas de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia, iniciará a partir de marzo de 2019 la prueba piloto del Observatorio de violencias contra los animales y violencias interrelacionadas en Medellín. 

La abogada Luz Elena Henao Isaza, coordinadora del proyecto, explicó que el Observatorio tiene como propósito establecer cuáles son, cómo son y en dónde se dan geográficamente las violencias contra los animales y las violencias interrelacionadas con los humanos en la ciudad.

Prueba piloto 

La prueba piloto del Observatorio que se realizará en la comuna 1 Popular y la comuna 10 La Candelaria, busca identificar estas conductas a través de diagnósticos rápidos participativos con la comunidad y una aplicación móvil.

«El diagnóstico, sistematización y gestión de la información, permitirá tener un panorama real de la situación de los animales en la ciudad, identificar las necesidades y ofrecer respuestas y soluciones idóneas. Visibilizará, además, la importancia de la protección animal y el impacto que produce el maltrato en los contextos sociales», agregó la profesora Henao.

Según la investigadora, la información se convierte en insumo para los ciudadanos, las ONG, la academia y los operadores de las normas jurídicas que se encargan de la protección de los animales, también para las instituciones del Estado que hacen control preventivo o sancionan el maltrato.

El Sistema de Información y Localización de Violencias en Interacción con Animales —Silvia, es la aplicación móvil que se lanzará a la par con el programa piloto y permitirá a la comunidad tener acceso a los servicios del Observatorio y capacitarse sobre temas relacionados con el maltrato animal. La aplicación fue programada y diseñada por Juan Pablo Rojas Marín.

«Necesitábamos algo más integral y una aplicación amigable, fácil de manejar; tiene la capacidad de generar cifras, datos y análisis en términos cualitativos. Los ciudadanos podrán alertar de las violencias contra los animales y quiénes son los agresores, con absoluta reserva. También les dirá qué hacer ante un caso de maltrato», detalló Luz Elena Henao.

 

 

Esta será la imagen de la aplicación móvil Silvia: Sistema de Información y Localización de Violencias en Interacción con Animales. Diseño: Juan Pablo Rojas Marín.

«Descosificar», primer paso

Plumas, púas, pelos, escamas, cerdas, lana y hasta la piel desnuda. Pese a que nos vemos distintos, la diferencia entre un animal y un humano es poca, ambos tenemos necesidades básicas y sentimos dolor.

Para los expertos, hay que partir del hecho de que todos somos animales: animales humanos y animales no humanos. «Entender eso nos permite generar empatía hacia los animales no humanos y eso genera respeto. Debemos “descosificar” a los animales, dejarlos de ver como un objeto de nuestra propiedad, ahora no hablamos de mascotas sino de animales de compañía. Es nuestro deber ético no causarles dolor ni sufrimiento», expresó Luz Elena.

Tipos de maltrato

«Hemos conocido casos donde a los perros les amarran el hocico con cinta para que no ladren, donde están confinados en espacios pequeños, sin alimentos o a la intemperie. Herir, punzar, enterrar, ahogar, no alimentar, no llevar al veterinario, es causar sufrimiento y se considera como una violencia directa», recalcó Gabriel Chica Castaño, politólogo y miembro del Observatorio.

Además de la fauna doméstica, estas libertades también cobijan a la fauna silvestre y exótica. Organizaciones internacionales a favor de la protección de los animales han referenciado como maltrato animal las siguientes prácticas:

  • Tauromaquia.
  • Zoológicos.
  • Experimentación científica.
  • Animales criados para consumo.
  • Caza deportiva, para consumo y extracción de pieles y partes del cuerpo.
  • Tráfico ilegal.
  • Uso para trabajo pesado.
  • Instrumentalización de animales para la guerra y delitos.
  • Criaderos de animales para la venta.
  • Corte de orejas y cola.

 

Infografía: Mónica Valencia Arismendy.

Libertades para el bienestar animal

Cualquier maltrato se constituye en una violencia. De acuerdo con el politólogo Chica Castaño, el artículo 6 de la Ley 84 de 1989 hace referencia al maltrato con unos verbos rectores que van desde la «a» hasta la «z».

«Cortar, punzar, ahogar, golpear, enterrar vivo; el maltrato se da por acción u omisión, es generar daño físico o emocional. Cuando se lesiona cualquiera de las cinco libertades que son propias del bienestar animal, se está generando un daño y, por ende, un acto de maltrato», resaltó el abogado.

1 Libres de hambre, sed y desnutrición.
2 Libres de dolor, lesiones o enfermedades.
3 Libres para comportarse de acuerdo a sus características biológicas.
4 Libres de miedo, estrés o sufrimiento.
5 Libres de incomodidades físicas o térmicas.

Violencias interrelacionadas

Las violencias interrelacionadas son aquellas que se causan a los humanos usando los animales como un instrumento.

«Se conjugan violencia física, psicológica, sexual, social o económica contra un animal y simultáneamente de manera relacionada con un humano, por ejemplo, amenazar o hacer daño al propietario a través del animal o generar temor o violentar con un perro de raza potencialmente peligrosa», señaló la abogada.

Según la fundación internacional AnimaNaturalis, la violencia hacia los animales podría tener un valor predictivo de violencia hacia los humanos. En uno de los artículos publicados por la fundación, Núria Querol Viñas, reconocida especialista en crueldad hacia los animales, explica que el FBI conoce la relación entre ambas violencias y la usa para elaborar perfiles de asesinos en serie.

Estudios comparativos han mostrado una mayor incidencia de criminalidad y violencia en presidiarios que cuando eran niños presentaron antecedentes de abuso a animales, respecto a un grupo de hombres no violentos, no encarcelados.

«Se encontraron también antecedentes de crueldad con animales en exhibicionistas (30 %), acosadores sexuales (36 %), acosadores sexuales encarcelados (46 %), violadores convictos (48 %) y asesinos adultos (58 %)», contextualizó la experta.

La protección, un objetivo común

El proyecto piloto del Observatorio de Violencias contra los animales y Violencias Interrelacionadas de la Universidad de Antioquia, busca, además, construir convenios interinstitucionales, que conjuguen el conocimiento académico y la práctica institucional en búsqueda de la construcción de una cultura de respeto por los animales no humanos. 

De esta manera, las alianzas público-privadas resultan necesarias para un proyecto de tal magnitud, es necesario establecer una sinergia que permita conseguir este objetivo común.

El Programa sociojurídico de protección jurídica a los animales está ubicado en el edificio de la antigua Escuela de Derecho de la Universidad de Antioquia. Calle 49 N° 42A -  39, Ayacucho con Girardot, Medellín. Horario de atención de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. Correo electrónico derechosanimales@udea.edu.co
 

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020