Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 9 de abril 2020
09/04/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Un grado, un reto

19/12/2019
Por: Juan Carlos Arenas Gómez, docente Instituto de Estudios Políticos UdeA

« ...La ceremonia de grado es siempre un ritual en el que confluyen la alegría de quienes ven coronado un esfuerzo y el sentido de responsabilidad de una institución que ve realizada su razón de ser en estos momentos de cierre de ciclo, ...»

“Los méritos de una cosa no vienen de ella: van a ella” (A. Porchia)

Si eres asiduo visitante a los predios de la Universidad de Antioquia o si trabajas en ella, te habrás dado cuanta que a menudo hay fiesta, que rondan por allí gentes con traje de domingo, también endomingada la familia y alegres los amigos, con el acontecimiento habitando en el abrazo, en la pose sonreída de la foto, en la nostalgia que comienza a rondar en la palabra y en la promesa de que habrá proximidad en el futuro.

La ceremonia de grado es siempre un ritual en el que confluyen la alegría de quienes ven coronado un esfuerzo y el sentido de responsabilidad de una institución que ve realizada su razón de ser en estos momentos de cierre de ciclo, en los que, cumplidos ciertos requisitos, se transforma el estatus de sus estudiantes a graduados y egresados, portadores de un título que lleva la marca de la Universidad de Antioquia, de sus dependencias y acaso, en la memoria, alguna palabra o gesto de los muchos acompañantes del proceso.

Se enlazan con estas alegrías de los amigos y con la realización misional de la Universidad, las propias expectativas de la sociedad de acoger, en medio de sus turbulencias y complejidades, a un nuevo grupo de expertos en las disciplinas que forma la universidad.

¿Qué espera la sociedad de este cambio de estatus? La Universidad y los profesionales que portan su marca afrontan una sociedad ruda, portadora de heridas viejas, reclamos sin cumplir, marcada por la complejidad y la incertidumbre, con lo cual la convivencia y la gestión de los principales problemas de la sociedad es aún más difícil y exigente para aquellos que se toman en serio sus responsabilidades éticas y políticas, para quienes imaginan que la trayectoria en la Universidad tiene un fin que va más allá del ámbito de la vida personal.

Uno de los retos que afrontamos cuando vemos más allá del horizonte del logro personal, es entender y cuestionar el talante de nuestra clase dirigente, que ha hecho que este país sea, retomando las sentidas palabras del poeta Efraín Huerta, “ardiente, amado, hambriento, desolado… país de oro y de limosna, país y paraíso… país-infierno, largo rio de llanto… república de ángeles… una patria perdida…”. En medio de ese infierno nuestra responsabilidad es buscar y encontrar aquello que no es un infierno y darle fuerza, haciendo que sirva de base para potenciar nuestras posibilidades individuales y colectivas.

Con esta sociedad a cuestas venimos cotidianamente a la Universidad –ella misma como expresión de sus contradicciones y sus anhelos– y esa misma sociedad nos esperan con nuestro título, nuestras capacidades y nuestra formación, para urgirnos con interrogantes.

¿Con qué tipo de esperanzas debemos conjugar los propios sueños para que el Título signifique algo más que un papel colgado en una pared? ¿Qué caminos reforzar cuando es crucial imaginarse rutas que nos saquen del lodo y de la guerra?

¿Qué espera la universidad que hagan sus egresados en medio de este conflicto doloroso y largo? El momento, el brindis, la euforia tendrá que ser seguida por las personales respuestas a estas preguntas que nos recuerdan el sello y el legado y que marcan el cierre de ciclo y el comienzo de este nuevo camino.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018