Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 17 de diciembre 2018
17/12/2018
Síguenos

Ciencia

UdeA Noticias
Ciencia

Ciénaga de Ayapel, en listado internacional de conservación

05/04/2018
Por: Lina Marcela Gallo Benítez- Corrporación Académica Ambiental

El Sistema Cenagoso de Ayapel en Córdoba entró en 2018 en el listado de la Convención Internacional Ramsar, que busca la conservación y el uso racional de los recursos en ecosistemas valiosos y vulnerables.

Fotografía: Ciénaga de Ayapel. Foto: Álvaro Wills, profesor de la Escuela Ambiental. Fotografía secundaria: Tatiana Puerta, Ingeniera Ambiental, Universidad de Antioquia.

Ayapel era conocida como la Ciénaga que más pescado producía en la cuenca del río Magdalena. Hoy en día la pesca “está poquita, a veces no podemos levantarnos la liga”, advierte Jesús María Viloria Mesa, pescador de 87 años, oriundo del municipio de Ayapel, quien se define a sí mismo como “hijo de este pueblo, dedicado a la pesca desde los 12 años”.

En siete décadas de relación con la ciénaga, Olaya -como es conocido en Ayapel- ha atestiguado sus transformaciones y la ha visto decrecer: es muy difícil que volvamos al pasado. Estamos sufriendo una calamidad, los chinchorros están acabando con los peces. En mi época no permitíamos pescar con eso porque se van acabando el bocachico y el bagre; además con el mercurio que trae la minería, estamos traicionando a los peces”. Vivir en Ayapel es vivir con el agua, pues además de la Ciénaga, el pueblo está bañado por el río San Jorge. 

Investigadores de la Universidad de Antioquia celebran la declaratoria, pero llaman la atención sobre problemáticas socioambientales de este territorio que ha sido objeto de estudio por más de 15 años.

Mientras la Ciénaga, uno de los más extensos y complejos sistemas de humedales del país, se convierte en el décimo sistema de humedales de Colombia en entrar al listado Ramsar, investigadores de la Universidad de Antioquia se suman a la preocupación de las comunidades locales y señalan las amenazas que enfrenta este ecosistema. 

A la escasez del pescado por la sobrepesca, se suman la contaminación de las aguas por efectos de la minería que, según estudios de la Universidad de Córdoba, vierte sus residuos tóxicos; la cría de búfalos como especie foránea; el aumento del número de habitantes en la población de Ayapel y la ausencia del tratamiento de descargas domésticas que son vertidas directamente en la ciénaga. 

Además, hay que tener en cuenta eventos climáticos como las inundaciones que en 2010 generaron la pérdida de especies de fauna y flora, tal como relatan los pobladores y lo mencionan estudios de la Universidad de Antioquia. 

Fabio Vélez, coordinador del grupo Geolimna, explica que “la ciénaga cuenta con importantes problemas en su funcionamiento natural como la explotación minera, la ganadería extensiva, la sobrepesca y las inundaciones, y entre los años 2010 y 2013 el ecosistema estuvo en vilo al romperse un dique que contenía las aguas del río Cauca”.  

Para afrontar estas amenazas, desde la Facultad de Educación de la Universidad se ha trabajado en los últimos años con los habitantes de la zona, en especial con los jóvenes, para articular las asignaturas de los colegios locales en torno a la conservación de este cuerpo de agua.

Tras 10 años de investigación, la Ciénaga está en Ramsar

Ramsar es una convención intergubernamental, presente en más del 90% de los estados miembros de la ONU, para promover el uso racional de los humedales y su aprovechamiento sostenible. 

La Universidad de Antioquia lleva trabajando en Ayapel alrededor de 15 años. Las primeras investigaciones, en la década del 90, se concentraron en los impactos de la minería en la zona. Pero hasta 2004, cuando el grupo GAIA presentó a Colciencias el proyecto “Análisis de la relación Río-Ciénaga y su efecto sobre la producción pesquera en el sistema cenagoso de Ayapel”, con el que la Universidad estableció su interés en el lugar, y posteriormente en el 2012, profesores de la Escuela Ambiental promovieron la creación del Plan de manejo ambiental de la ciénaga. 

Cerca de 40 personas con diversos perfiles participaron en estas investigaciones, con la asistencia logística de CorpoAyapel. Para ese año ya se habían realizado alrededor de 100 trabajos de grado, de pregrado y posgrado, en ingeniería, biología y otras áreas del conocimiento. 

Para la profesora de la Escuela Ambiental, Esnedy Hernández, “en Ayapel se entrecruzan la gobernanza del agua, la investigación, los grupos locales, y el hecho de que un sistema tan grande y de tal complejidad haya entrado en el listado, evidencia eso”. 

Yarín Tatiana Puerta, ingeniera ambiental integrante del grupo Geolimna, recopiló información para postular la ciénaga como sitio Ramsar. Consciente del papel de los habitantes en la protección del ecosistema, involucró a la comunidad local y durante cada visita desde el año 2013, analizó con ella el significado de una posible declaratoria.

Los resultados de los trabajos de investigación, el trabajo de Yarín Puerta y el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente para definir los límites del área protegida y el acompañamiento de CorpoAyapel, condujeron a la declaratoria que permite aplicar a recursos internacionales para hacer investigación que permita recuperar el sistema natural.

La declaratoria identifica a esta ciénaga como un hábitat de importancia para las aves acuáticas y limita la asignación de nuevos títulos mineros dentro o cerca del área protegida. Lo anterior significa que deberán desarrollarse iniciativas de buenas prácticas mineras, proyectos productivos y turísticos sostenibles, e investigaciones para la restauración de las condiciones naturales. 

Ser Ramsar también es una alerta

Tras esta declaratoria, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge -CVS- deberá diseñar un Plan de Manejo Ambiental ajustado a las nuevas condiciones de conservación y que responda a las inquietudes de pescadores como Jesús María: “queremos repoblar la ciénaga, reforestar los manglares”. 

Lo anterior porque la Ciénaga de Ayapel es estratégica, ya que es la zona de apertura de la Depresión Momposina y la Mojana. Está en el vértice sur del delta de esa desembocadura, es un paso obligado de migración de aves y en investigaciones de la Universidad se han encontrado más de 60 tipos de peces. 

“Probablemente el punto más débil en la gestión de la ciénaga es la incapacidad que tenemos las instituciones para invitar, concertar, ofrecer a los pescadores, ganaderos y habitantes, posibilidades para el aprovechamiento del ecosistema sin deteriorarlo”, agrega el profesor Fabio Vélez, quien cree que paulatinamente se irá recuperando la biodiversidad y llegarán más especies, por eso el trabajo social relacionado con la producción sostenible es fundamental, pues “las personas deben vivir de algo y hay que armonizar el desarrollo económico con la sostenibilidad ambiental”

En esto coincide Luz Fernanda Jiménez, doctora en biología y especialista en peces dulceacuícolas, quien resalta que además de la importancia de este cuerpo de agua para la biota y la amortiguación de las crecientes de los ríos Cauca y San Jorge, la ciénaga provee de proteína a la población local y dinamiza su economía gracias a la venta de peces en plazas de mercado de diferentes ciudades del país.

“Yo veo esto como una oportunidad para el renacer de la Ciénaga, pero se necesita la presencia del Estado, que ha sido muy poco eficiente en proteger los humedales continentales. No se puede esperar que en un año se recupere este ecosistema, hay que pensar en planes a largo plazo, serán décadas de trabajo constante para lograr una oferta sostenible de peces para los pescadores y de otros servicios que provee la ciénaga a su gente. Es claro que lo que los humanos le hacemos a los sistemas acuáticos en un año, puede tomar décadas el recuperarse”, concluye Luz Fernanda Jiménez.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018