Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 17 de enero 2022
17/01/2022
Síguenos

Sociedad

UdeA Noticias
Academia Sociedad

El acuerdo de paz marcha pese a las dificultades

26/11/2021
Por: Carlos Olimpo Restrepo S. - Periodista

Pese a los incumplimientos, para un grupo de actores vinculados con la implementación del acuerdo de paz —invitados por la UdeA al foro Avances y desafíos de la Reincorporación en Colombia—, tras cinco años de posacuerdo hay aspectos positivos como la vinculación internacional y de la sociedad civil, así como los avances en justicia transicional y un cambio de narrativa sobre la violencia. Sin embargo, advierten la gran preocupación por los asesinatos de excombatientes, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Los panelistas fueron críticos con el avance del proceso de implementación de los puntos del acuerdo, pero también señalaron los avances y expusieron alternativas para mejorarlo. Foto: Dirección de Comunicaciones UdeA/ Alejandra Uribe.

A cinco años de la firma del Acuerdo Final para terminar el conflicto armado entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo —Farc-Ep—, hay frecuentes denuncias por incumplimiento de algunos puntos, pero lo logrado hasta hoy permite mirar al futuro con optimismo moderado.

Esto se desprende de lo manifestado en el foro nacional Avances y desafíos de la Reincorporación en Colombia, que se realizó en la Universidad de Antioquia a instancias de la Unidad Especial de Paz de la UdeA, y en el cual participaron, entre otros, Raúl Rosende, director de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Pastor Alape, representante de los firmantes de la paz por parte de las Farc y miembro del Consejo Nacional de Reincorporación; María Isabel Palacio, lideresa social y defensora de derechos humanos, representante de víctimas; Carlos Arturo Velandia, investigador y consultor sobre paz y conflictos, exnegociador del ELN, y John Fernando Mesa, director de Redepaz Antioquia.

Hugo Buitrago, director de la Unidad Especial de Paz, reconoció que no ha sido un proceso fácil, por las múltiples dificultades y obstáculos que se han presentado para la implementación de lo pactado, pero llamó la atención sobre la necesidad de destacar las potencialidades del acuerdo y el apoyo que este recibe de instituciones como la Universidad de Antioquia.

Para Buitrago, es muy importante resaltar «el permanente respaldo de la comunidad internacional y de amplios sectores de la sociedad civil, lo cual hace que el acuerdo siga caminando, aún con sus tormentas políticas y sociales».

Tras asegurar que con la firma de hace cinco años se empezó a avanzar por un camino de grandes transformaciones sociales, Buitrago destacó logros como la articulación de instrumentos de planeación local con programas de desarrollo con enfoque territorial, disposiciones sobre participación política, como las recién aprobadas curules en la Cámara de Representantes para las víctimas, así como el trabajo integrado de las instituciones que hacen parte del sistema de verdad, justicia y reparación.

Hugo Buitrago, director de la Unidad Especial de Paz de la UdeA, recordó que la Universidad ha estado comprometida con el apoyo al proceso de paz desde los inicios de este. Foto: Dirección de Comunicaciones de la UdeA / Alejandra Uribe.  

En esta línea, Raúl Rosende, director de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, manifestó que «hay muchos elementos de los que la comunidad internacional está aprendiendo de lo que están haciendo los colombianos con este proceso: sobre la Jurisdicción Especial para la Paz —JEP—, la dejación de armas —que se hizo de manera muy efectiva y en un corto periodo de tiempo —, la reincorporación. Eventualmente esas enseñanzas de hoy serán aplicadas el día de mañana para resolver otros conflictos en el mundo».

El funcionario destacó como uno de los logros más importante del fin del conflicto entre el Estado y las Farc la disminución general de la violencia y, al citar cifras del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos —Cerac—, dijo que gracias al acuerdo se han salvado cerca de 6.300 vidas en estos cinco años.

Y dentro de los puntos del acuerdo, resaltó el relacionado con los avances del sistema de justicia transicional, compuesto por la JEP, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Carlos Arturo Velandia, investigador y consultor sobre paz y conflictos, señaló que «el acuerdo ha permitido ampliar la democracia: tenemos un nuevo partido con lenguaje de revolución, para tramitarla a través de la lucha política, sin las armas. Y se ha ampliado la democracia a territorios que antes estaban en la marginalidad, no solo por las distancias ni por la relación periferia-centro, sino también porque el conflicto no permitía llegar a ellos».

Este exintegrante del Comando Central del ELN y negociador entre ese grupo guerrillero y varios gobiernos, señaló la importancia de que hoy el país cuente con un alto número de desmovilizados —más de 13 608 siguen en el proceso, según cifras oficiales, de los firmantes y otras instituciones—, que hoy construyen una nueva vida, «desde luego, con muchas dificultades, pero la vida del monte tampoco era mejor».

Agregó que los cuatro puntos claves del acuerdo —seguridad para la vida de los excombatientes, seguridad jurídica, seguridad económica y participación política—, se han implementado con los mínimos, pero destacó sobre todo los avances del sistema de justicia transicional.

Pastor Alape, representante de los firmantes por las Farc, indicó que «en estos cinco años el país se sacudió del miedo y dejó de sumirse en esa narrativa que establecieron círculos políticos que crecieron en la violencia y que ostentan poder a partir de la violencia».

El exmiembro de la extinta guerrilla de las Farc señaló que lo anterior se vio reflejado en las movilizaciones ciudadanas de este año en el país, en el referendo anticorrupción, en otros procesos graduales en los que, poco a poco, se va asentando el espíritu del acuerdo, sobre el cual reiteró el compromiso de los excombatientes, pese a que este año, en promedio, ha sido asesinado uno de ellos cada semana y 298 en total desde 2016.

La Universidad de Antioquia realizó, el 25 de noviembre de 2021, el foro nacional Avances y desafíos de la Reincorporación en Colombia, convocado por la Unidad Especial de Paz de la UdeA, la Secretaría de la No-Violencia de la Alcaldía de Medellín, con el acompañamiento de la Misión de Verificación de Naciones Unidas en Colombia, y al cual se vinculó el Coro Reconciliación de la Orquesta Filarmónica de Medellín.

 

María Isabel Palacio, representante de las víctimas, señaló que los asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, como ella, son el problema más grave que tiene el colectivo que ella representa a la hora de reclamar que se cumpla lo pactado y que, de verdad, las víctimas estén en el centro de este proceso.

«Al proceso le falta credibilidad, por más que queremos verlo desde otras perspectivas, hay debilidades fuertes, por ejemplo, seguimos en el proceso de pedir permisos para pasar, para llegar a ciertas zonas de la ciudad, ¿hasta dónde estamos seguros de esa respuesta? Seguimos perdiendo personas, a líderes sociales, y nos persiguen frecuentemente. ¿Cómo podemos tener otro tipo de acompañamiento, para nosotros poder seguir en esta lucha tan difícil? Queremos más aportes desde las mismas entidades del Estado», sostuvo.

John Fernando Mesa, director de Redepaz Antioquia, invitó a seguir trabajando en la generación de confianza desde las bases, como lo hicieron hace casi tres décadas desde esta organización de la sociedad civil, para que el acuerdo de paz sea cada vez más sólido. «Los consejos de paz son espacios para qué los firmantes, las organizaciones, los gremios puedan tener un lugar de encuentro, para dialogar. Una palabra básica para nuestra sociedad es la confianza y ahí, en esos espacios, se están empezando a tender esos puentes de confianza entre organizaciones de la sociedad civil, firmantes del acuerdo, actores del Estado, que nos pueden decir hacia dónde vamos», indicó.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020