Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 22 de septiembre 2021
22/09/2021
Síguenos

Destacados

El camino hacia una paz completa, entre aciertos y desaciertos

La Unidad Especial de Paz ha invitado, para esta entrega de su estrategia de comunicación "Apuntes de paz", a Fredy Chaverra (politólogo de la Universidad de Antioquia y colaborador de diferentes iniciativas de la Unidad) para que comparta su calificada opinión en relación con los más recientes hechos y decisiones del gobierno que tienen un impacto directo en la política de paz.

Para la Unidad Especial de Paz es un imperativo promover esta discusión, en la medida que la consolidación de una paz negociada y completa ocupa un lugar primordial en su marco de acción. Este eje estratégico de acción de la Unidad es, en concreto y de forma determinante, su apuesta por defender la garantía plena, efectiva y segura del legítimo derecho que todas y todos los colombianos tenemos a la paz.

A continuación reproducimos la opinión enviada por Fredy, que se suma a su permanente y valorada colaboración con esta Unidad:

Junio 11 de 2020 - Apuntes de paz #3

Con la expedición de Ley 1908 de 2018, se avanzó en la implementación normativa del acuerdo de paz y en la ambientación de las condiciones necesarias para el sometimiento a la justicia de los grupos armados organizados al margen de la ley. Se expidió a través del procedimiento legislativo especial para la paz o fast track y buscó implementar el subpunto 3.4.13 del acuerdo de paz relativo a la presentación de un proyecto de ley para promover el sometimiento o acogimiento a la justicia de las organizaciones armadas sucesoras del paramilitarismo (Acuerdo de Paz; pág. 97). Con la sanción de la Ley 1908 en julio de 2018 se dictaron medidas para la sujeción a la justicia de los Grupos Delictivos Organizados (GDO) y los Grupos Armados Organizados (GAO).

Aunque el Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia, el GAO más grande que opera en el país, manifestó interés en acogerse a esa ley y avanzar en un proceso colectivo de sometimiento a la justicia, debido a las tensiones generadas tras el cambio de gobierno, resistencias al sometimiento entre los liderazgos de esa organización y una inadecuada coordinación por parte de gobierno Nacional, en la forma de plantear los incentivos jurídicos, esa posibilidad no pudo prosperar y la oportunidad de una paz total que involucrará a esas organizaciones que en el acuerdo de paz se definen como sucesoras del paramilitarismo, se tuvo que posponer en ese arduo camino hacia una paz completa.

Para esos días, también se avanzaba en la negociación política con la guerrilla del ELN. Tras varios meses de acercamientos exploratorios en marzo de 2016, se concertó una agenda común muy diferente a la establecida con la extinta guerrilla de las Farc-EP a mediados de 2012, contemplado seis puntos – Participación de la sociedad civil; - Democracia para paz; - Transformaciones para la Paz; - Víctimas; - Fin del conflicto e implementación – con estos puntos el gobierno de Juan Manuel Santos avanzó en una negociación que se caracterizó por su lentitud y que quedó a merced de la voluntad política de un gobierno de corte uribista, que llegó al poder central en 2018 planteando una serie de críticas y reformas al acuerdo que ya se había firmado y se venía implementando precariamente con la extinta Farc-Ep.

Así las cosas, con la irrupción del gobierno Duque en escena, la posibilidad de un sometimiento colectivo de las GDO y GAO en uso de los incentivos e instrumentos contemplados en la Ley 1908 se desvaneció al igual que la mesa de negociaciones con el ELN, que tras varios meses de dilaciones se reventó a raíz del atentado de ese grupo guerrillero a la Escuela de Policía General Santander en plena capital, y que les costó la vida a 22 cadetes de la Policía. Tras ese infortunado hecho, el gobierno decidió levantarse de la mesa de negociaciones, reactivó las órdenes de captura a los negociadores e inició una serie de reclamaciones diplomáticas al gobierno cubano para su extradición. La confianza se destruyó y la posibilidad de alcanzar la paz completa con uno de los actores armados más importantes del conflicto armado también se desvaneció.

Sin embargo, a finales de abril el presidente Duque expidió el Decreto 601 de 2020 en el cual le otorga facultades al Alto Comisionado para la Paz para verificar la voluntad real de sometimiento a la justicia de las GAO presentes en el territorio nacional. Con este decreto Duque le apuesta a la desmovilización individual sobre la colectiva, es decir, va en contravía de la ley 1908 que se enfoca especialmente en generar incentivos para la desmovilización colectiva. También resulta problemático, que el ELN sea incluido en la categoría de GAO porque ese grupo guerrillero sigue planteando la necesidad de establecer una mesa de negociaciones donde se aborde una solución integral a las causas que han permitido la persistencia del conflicto armado en el país y que se les reconozca un estatuto político: No van por un sometimiento sino por una negociación.

En ese camino hacia la paz total, entre aciertos y desaciertos, debe primar una voluntad real de paz, reconstrucción del tejido social lacerado por la guerra y una actitud ciudadana que abrace las posibilidades de la paz negociada como la más alta expresión del artículo 22 de la Constitución Política, comprender la paz como un derecho y deber de obligatorio cumplimento. La Unidad Especial de Paz de la Universidad de Antioquia, propuesta de convergencia y articulación en torno a las dinámicas académicas de construcción de paz, aboga por el diálogo como la salida más humana a los conflictos e invita a los actores armados, institucionales y sociales a seguir transitando en ese camino del diálogo y en la búsqueda de esa paz total que tanto necesita nuestro país.

Fredy Chaverra
Unidad Especial de Paz
Universidad de Antioquia

A propósito de este artículo compartimos la entrevista realizada por Fredy Chaverra al exministro y promotor de la Ley de víctimas y el Acuerdo de Paz, Juan Fernando Cristo, sobre el decreto de sometimiento, posibilidades de negociación con el ELN y el Acuerdo de Paz.

Clic acá para ver la entrevista.

 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020