Z7_89C21A40LGRJC0A6CAE7SVL2O1

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

Clic aquí para ir a la página gov.co
domingo, 3 de marzo 2024
03/03/2024
Síguenos
Z7_89C21A40LGRJC0A6CAE7SVL240

Listado

Z7_NQ5E12C0LO02E0QOBJGLM10OC2

Pronunciamiento del equipo administrativo de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia

El equipo administrativo de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia expresa un respetuoso y vehemente rechazo a las recientes afirmaciones y calificativos que, desde diferentes tribunas públicas, se vienen generando en contra de nuestra universidad, para las cuales se esgrime como argumento que la presencia de estudiantes con un número significativo de semestres es un indicador de desgreño administrativo y de despilfarro de los recursos financieros que la universidad recibe del Estado o los que consigue mediante actividades proyectos o programas desarrollados por sus profesores estudiantes y personal administrativo.

Estas afirmaciones muestran desconocimiento de las dinámicas propias de la academia y en especial de la universidad. Durante su historia casi milenaria, la institución universitaria ha sido fundamental en las transformaciones sociales, culturales, científicas, tecnológicas y económicas de la humanidad. El Renacimiento, la Revolución científica, la Ilustración y la segunda, tercera y cuarta revoluciones industriales han sido el resultado de pensadores, artistas, investigadores, ingenieros y profesionales que, formados bajo los principios de libertad académica y en complicidad con las universidades en todo el mundo, han movido la frontera del conocimiento gracias a que las sociedades han respetado las dinámicas propias de la academia sin obedecer a las demandas cortoplacistas de los gobernantes de turno que gobiernan para su tiempo y para sus grupos de poder que pretenden mover hacia sus intereses particulares bienes tan públicos como el del conocimiento y la técnica.

La autonomía para producir y difundir el conocimiento ha sido motor de la eficiencia de la universidad en el cumplimiento de sus misiones académica y social. La universidad de Antioquia es una de esas buenas universidades de Colombia y del mundo. Y ha sabido progresar y hacer progresar a la sociedad administrando con responsabilidad esa autonomía académica. Porque la autotomía no es aislamiento. Es por ello por lo que tiene un sistema de autorregulación fuerte, es crítica de sus propios procesos y ha respondido por los criterios de calidad. Pero además está sometida continuamente a evaluaciones; tanto a las que ella misma elige cuando emula las fronteras de la ciencia y de la educación científica, como a las evaluaciones que son legalmente obligatorias.

Los sistemas de educación superior han establecido mecanismos para promover la calidad de los diferentes elementos o dimensiones que constituyen los procesos misionales, administrativos y de soporte de la función universitaria. Desde hace un buen tiempo en nuestro país se estableció una clara política de calidad de la educación superior y precisamente la Universidad de Antioquia ha sido un referente para las demás instituciones de educación superior en los procesos de acreditación de alta calidad, tanto así que en las oportunidades de acreditación ha tenido el máximo tiempo de reconocimiento por parte del Ministerio de Educación Nacional. En este sentido, la matrícula de un mínimo de créditos por semestre u otras iniciativas en procura de darle garantías académicas a los estudiantes, no son otra cosa que irrebatibles estrategias de permanencia estudiantil que hacen parte de procesos académicos sometidos a la regulación institucional y que por supuesto pueden ser revisados a la luz de los criterios del aseguramiento de la calidad.

Un factor para considerar y que ha tenido un peso enorme en la situación que ahora se le critica a la Universidad de Antioquia es la profunda inequidad que existe en nuestra sociedad. Más del 90% de los estudiantes matriculados provienen de los estratos 1, 2 y 3 del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, de otros municipios de Antioquia y de prácticamente todos los departamentos del país. Las condiciones socioeconómicas de muchos de ellos son bastante precarias, de manera que no sólo su permanencia en la universidad sino su propia supervivencia depende de los apoyos que brinda el sistema de bienestar universitario de nuestra institución y de los ingresos que reciben en trabajos y oficios, muchos de estos informales. Esto ha conducido a que un sinnúmero de nuestros alumnos dedique sólo una parte de su tiempo a las actividades académicas y, por tanto, responsablemente matriculan pocos créditos cada semestre con la consecuente prolongación del tiempo de su proceso formativo. Por tal razón, desconocer esta realidad social y las demandas de una educación universal y verdaderamente incluyente, en donde los estudiantes deben estudiar, buscar su sustento económico o sostener a su familia al mismo tiempo, resulta a todas luces lamentable. Son pocas las verdaderas alternativas que como sociedad se ofrecen para aquellos a los que recorrer el camino se dificulta solo por nacer o pertenecer a sectores menos favorecidos.

Por último y no menos importante, es la situación de salud de un grueso número de nuestros estudiantes. En muchas ocasiones los jóvenes que ingresan a la universidad evidencian condiciones asociadas a malos hábitos alimenticios, consumo de sustancias psicoactivas, al uso del tiempo libre o a particularidades relacionadas con su procedencia, pero sobre todo sufren de los efectos de un entorno difícil que afecta su salud mental. La pandemia puso en evidencia condiciones precarias de salud mental en todos los ámbitos de la sociedad, sin embargo, desde mucho antes los jóvenes vinculados a la educación superior vienen presentando situaciones que los tornan más vulnerables frente al estrés emocional asociado con las exigencias del entorno universitario.

Estos aspectos -propios de nuestras instituciones de educación superior, en especial de las públicas- tienen efectos directos sobre el desempeño de muchos estudiantes. A manera de ejemplo, sí un estudiante vinculado al programa de medicina de nuestra facultad, que tiene una duración de trece (13) semestres y que ostenta la máxima acreditación de calidad, se atrasa un semestre como consecuencia de las circunstancias descritas asociadas a condiciones socioeconómicas o de salud, pasaría de inmediato a ser parte de ese grupo de matriculados que ahora se endilga, evaden su compromiso con el proceso formativo o que incluso utilizan la universidad para propósitos diferentes a su educación. La universidad no abandona a sus estudiantes por sus dificultades para el estudio, pero tampoco les regala. Los asiste para que superen sus dificultades y sean personas de bien, buenos ciudadanos y eficientes profesionales, como corresponde ética y jurídicamente a los mandatos que le exige una Constitución cuya entraña es propia del Estado Social de Derecho.

La excepcionalidad que se difunde con muy tosca intención sirve para confirmar todo lo contrario de lo que se ha pretendido con esta afrenta estratégicamente perifoneada por medios de comunicación con mucho poder mediático, pero con dudosa epistemología.  

Instamos a nuestros gobernantes y a los medios de comunicación a reconocer la universidad pública tal cual lo es: universal y autónoma académicamente.

 

 

Z7_89C21A40LGRJC0A6CAE7SVL241
Z7_89C21A40LGRJC0A6CAE7SVL2K2
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2033 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020