Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

martes, 31 de enero 2023
31/01/2023
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Periódico Alma Máter

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Ciencia Sociedad

Valle de Aburrá: una de las zonas más afectadas y propensas a deslizamientos en Colombia 

20/01/2023
Por: Jennifer Restrepo de la Pava

Por distintos factores naturales y por la actividad humana, el Valle de Aburrá se ve afectada frecuentemente por derrumbes o deslizamientos de tierra: ¿cuáles son los principales causantes de estos movimientos? 

Derrumbe en San Antonio de Prado, corregimiento de Medellín

Movimiento en masa de tierra en la vereda Las Playas del corregimiento de San Antonio de Prado ocurrido el pasado 13 de julio, donde las autoridades reportaron como fallecidos a una mujer de 40 años y su hijo, de 3. Fotos: Alcaldía de Medellín.

Las complejas condiciones naturales y el rápido crecimiento urbano hacen de Colombia uno de los países del mundo más afectados por deslizamientos de tierra. En 99 años —entre 1921 y 2019— se registraron un total de 2338 incidentes de este tipo que dejaron 34 242 personas fallecidas93 % de estos movimientos en masa se presentaron en la región Andina, zona montañosa donde se concentran algunas de las ciudades más pobladas del país, como Bogotá y Medellín.  

En el departamento de Antioquia, tres de cada diez derrumbes que ocurrieron en este periodo de tiempo se presentaron en el Valle de Aburrá, subregión ubicada en la cordillera central de los Andes. 

En total, son 10 municipios los que conforman el Valle de Aburrá: Medellín como ciudad núcleo, y a su alrededor Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Itagüí, Sabaneta, Envigado, La Estrella y Caldas. Estos municipios están bajo el esquema asociativo territorial llamado Área Metropolitana del Valle de Aburrá.  

Los anteriores datos fueron recopilados en los estudios Distribución espacial y temporal de muertes por deslizamientos en Colombia (2021) y Efectos de la intensidad de la lluvia en la evaluación de la amenaza de deslizamiento debido al cambio climático en el noreste de los Andes Colombianos (7 municipios del Valle de Aburrá, 2022), realizados por investigadores de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, con la participación de la Universidad de Antioquia. 

Predisposiciones y posibles causantes 

De acuerdo con el Área Metropolitana, máxima autoridad ambiental y de planeación del Valle de Aburrá, existen múltiples factores que hacen esta zona una zona propensa a los deslizamientos.  

«La formación geomorfológica del valle, su composición litológica —corteza terrestre— variada, las pendientes, los factores climáticos, la actual y progresiva ocupación urbanística, y la ocupación y construcción informal en el territorio, llevan a formas constructivas inadecuadas que favorecen los deslizamientos», destacó Mario Gil Montoya, ingeniero geólogo del Área. 

Por su parte, el doctor en Ingeniería Edwin Fabián García Aristizábal, coinvestigador del estudio y profesor de la Facultad de Ingeniería de la UdeA, explicó que la primera asociación a los deslizamientos tiene que ver con la lluvia, como principal detonante.

Adicionalmente, el suelo del Valle de Aburrá juega un papel muy importante, debido a sus condiciones de material de partículas finas —como la arcilla— en laderas de alta pendiente:

«Encontramos que cuando hay época de lluvias, o cuando empiezan a manifestarse, aparecen los movimientos en masa, aunque esta no es la única causa. Uno de los aspectos más complejos, por tantas diferencias en los tipos de suelos: hay unos en los que el efecto de las lluvias puede ser más importantes que en otros, por lo tanto, existen zonas donde se presentan más deslizamientos», agregó el docente.  

García Aristizábal señaló que cuando se habla de la lluvia no solamente se alude a la cantidad de agua que cae, sino también a la duración de tiempo de esta. En ocasiones, la intensidad de las lluvias es baja, pero pueden durar mucho.  

«Esas lluvias de baja intensidad y de larga duración pueden ser inclusive más dañinas para cierto tipo de suelos que cuando cae un “aguacero” fuerte que dura poco. Cuando es muy intenso generalmente se acumula el agua y hay inundaciones en las zonas bajas, pero es poco probable que hayan deslizamientos; mientras que cuando llueve poco no hay problemas de inundación porque el agua se va infiltrando lentamente, pero tenemos posibilidades de que el suelo se humedezca, pues el agua se está filtrando en el suelo». 

Durante el segundo semestre de 2022 se prolongó el fenómeno de La Niña, que ha afectado cuencas importantes como la del río Medellín. 

El impacto del hombre 

De acuerdo con la investigación, los movimientos en masa detonados por lluvias, son una de las causas más frecuentes de desastres en países tropicales y terrenos montañosos, sin embargo, esta no es la única causal: «Estudios recientes muestran un aumento en la ocurrencia de deslizamientos como un impacto esperado del cambio climático inducido por el hombre», dijo Gil Montoya. 

Por otro lado, hay una correlación directa con la incidencia de proyectos de construcción en la ciudad. «Las laderas del Valle de Aburrá han sido zonas de desarrollo urbanístico desde hace muchos años y eso se ha incrementado. Vemos que el área metropolitana está altamente densificada con construcciones en las laderas; esto hace que estos fenómenos afecten considerablemente a la población desde el punto de vista económico y en términos de pérdida de vidas humanas», indicó el ingeniero Edwin García. 

El profesor de la UdeA anotó que siempre que hay construcción también hay una modificación de las condiciones naturales del terreno, como interrumpir el drenaje natural del agua, «sin embargo, esto no quiere decir que siempre que construyamos estamos causando esos problemas. Aquí es fundamental la buena ingeniería, restablecer las condiciones de drenaje, erradicar lo que genera inestabilidad y sobrecargas en el terreno. También hay un desarrollo indiscriminado de las viviendas sin un adecuado ordenamiento territorial; estamos haciendo procesos constructivos no adecuados en zonas susceptibles a deslizamientos». 

Eventos fatales en el Valle

De acuerdo con los estudios, algunos de los deslizamientos más catastróficos ocurridos en el Valle de Aburrá son el Rosellón (1927), Media Luna (1954), Santo Domingo Savio (1974), Villatina (1987), La Cruz (2007), El Socorro (2008), El Poblado (2008) y La Gabriela (2010). 

De acuerdo con las alertas publicadas por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), con corte al 18 de enero, por lo menos tres municipios de Antioquia —Medellín, Nariño y Santo Domingo— están en alerta roja ante el riesgo de deslizamientos de tierra, un fenómeno que ha ido creciendo en los años recientes:

«El número de reportes por municipios es cada vez mayor y la acumulación de las lluvias recientes hacen más susceptible el territorio. Medellín es el más afectado en las partes altas de la ladera donde existen ocupaciones informales. Le siguen Bello donde hay dos grandes zonas con invasiones del territorio de difícil control», señaló el ingeniero geólogo del Área Metropolitana Mario Gil Montoya.  

Los expertos coinciden en que para garantizar la seguridad de las poblaciones es necesario contar con Planes de Ordenamiento Territorial —POT— que estén sustentados en estudios de amenazas, además de la protección a zonas sensibles como las riberas de las fuentes hídricas en los territorios. 

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020