Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
martes, 3 de agosto 2021
03/08/2021
Síguenos

Vida

UdeA Noticias
Vida

El agua, elemento vital amenazado

22/03/2018
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Dirección de Comunicaciones

A través de la celebración del Día del Agua se reconocen los desafíos para mejorar la salud de este elemento y las estrategias que desde la Universidad de Antioquia se despliegan para tratamiento y recuperación de aguas contaminadas por actividades humanas. 

Fotografía principal: Río Cauca. Fotografía secundaria: Contaminación de las aguas en Turbo. Cortesía: Ana Judith Giraldo Alzate.

El sistema abiótico más abundante de la Tierra es el agua, sin embargo la sanidad de este elemento vital se ha visto comprometida por ser receptor de plásticos, pesticidas y metales pesados derivados de diversas actividades humanas. Los datos de Greenpeace en 2017 son contundentes: solo un 3% del agua del planeta es potable y 780 millones de personas carecen de este mineral para sus actividades cotidianas.

A través del lema “Naturaleza para el agua” y en el Día Internacional del Agua, este año la ONU propone la reflexión sobre cómo alcanzar los desafíos para recuperar su sanidad, desde lo natural y lo orgánico. 

Desde la Universidad de Antioquia se trabaja en el estudio y tratamiento de aguas oceánicas y continentales desde diferentes áreas del conocimiento, ya que Antioquia cuenta con abundantes recursos hídricos y marítimos, como ciénagas, ríos, humedales de alta montaña y páramos, cuyos ecosistemas han sido impactados por diferentes agentes de contaminación, reduciendo la disponibilidad del recurso. 

“La naturaleza siempre puede regenerarse, pero tenemos que permitírselo”, es la respuesta de Ana Judith Giraldo Alzate, profesora asociada a la Corporación Académica Ambiental, quien actualmente desarrolla su misión en la Sede de Ciencias del Mar, en Turbo. 

Pero ¿qué tanto puede recobrarse la calidad del agua? Ante esta pregunta ella asegura que la recuperación de las aguas oceánicas es la recuperación de las aguas continentales y la recuperación de las aguas continentales es la de las oceánicas, ya que el agua es el elemento que conecta a todos los seres que habitan el planeta”

La Universidad en la seccional Urabá investiga desde diferentes frentes la zona costera de Antioquia, en el Golfo de Urabá, que por la confluencia del río Atrato (agua dulce) y el mar (agua salada) es un estuario con un ecosistema único y ecológicamente resiliente.

“En el Golfo llegan a desovar diferentes especies de río y del mar, además allí abundan macroinvertebrados y organismos endémicos de bosque primario; toda esta diversidad lo convierte en un laboratorio que nos ha permitido valorar lo que se tiene allí y trabajar por la sanidad de aguas cercanas a Turbo, que están altamente polucionadas por ser el vertedero de aguas residuales de esa zona”, explica Giraldo Alzate.

La Facultad de Ingeniería, a través de su Escuela Ambiental y en alianza con el Estado, el sector empresarial y las comunidades locales también ha desplegado diversas investigaciones e intervenciones de ríos y ciénagas contaminados. Y es que el agua es más que un cuerpo complejo, como lo expresa el profesor Néstor Aguirre Ramírez: “los ríos, los humedales, las ciénagas son mucho más que canales por los que fluye el agua; están compuestos por ecosistemas de seres macro y microscópicos que intercambian allí su materia y energía, entonces el equilibrio del agua depende de esas interacciones que en su medio se establecen”.

La Escuela Ambiental ha liderado varias propuestas de descontaminación de más de cincuenta ciénagas ubicadas entre Caucasia y Nechí, cuyos recursos hidrobiológicos están degradados por plaguicidas, metales pesados y aguas residuales provenientes de la actividad ganadera de la parte alta del río Cauca.

Además, en el pasado mes de febrero se logró la declaratoria del Sistema Cenagoso de Ayapel, en Córdoba, como unidad protegida y de importancia internacional- Ramsar; como producto de la misión emprendida en 2004 por un equipo liderado por la Facultad de Ingeniería, en asocio con las facultades de Ciencias Exactas y Naturales, Educación, Nacional de Salud Pública, de Ciencias Sociales y Humanas, la Corporación Académica Ambiental, el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Corpoayapel y la comunidad local. 

Esta sería la décima comunidad Ramsar en el país, de una lista encabezada por la Ciénaga Grande de Santa Marta. “Hasta ahora sabemos que existen cerca de 2.000 ciénagas en el país, sin contar con que gran parte de los humedales de la Orinoquía y la Amazonía están sin estudiar. Antes de que se acaben esos cuerpos de agua, debemos protegerlos”, anota Aguirre Ramírez.

¿Qué podemos hacer desde lo cotidiano?

En cada región del Departamento se han detectado aguas contaminadas por plaguicidas y metales pesados asociados a la ganadería, la agricultura y a ciclos acelerados de minería; a  través del agua estos agentes llegan a sus ecosistemas y son consumidos por las plantas y los animales, incluidos los humanos. 

Estas son algunas acciones que se proponen para mejorar la salud del agua y con ello, la salud de los organismos vivos:

  • Racionar el uso de sustancias químicas como el hipoclorito, los jabones y detergentes líquidos y en polvo.
  • Usar de manera moderada productos farmacéuticos y enjuagues bucales.
  • Consumir productos agrícolas y cárnicos que sean amigables con el medio ambiente.
  • Evitar el uso de productos vegetales tratados con plaguicidas.
  • Separar los desechos sólidos y los blandos.
  • Reciclar y reusar materiales.Recolectar aguas lluvia para el lavado de autos y el regado del jardín. 
  • El agua potable debe utilizarse para consumo directamente humano, como cocción de alimentos.

La mayor esperanza en cuanto a la conservación de las aguas está puesta en las nuevas generaciones, de ahí la urgencia de sensibilizar a niñas y niños en la admiración y respeto por la naturaleza.

El problema del agua se contempla a menudo sólo para el beneficio humano, sin embargo, el bienestar integral de los elementos vivos requieren un cambio de paradigma: el hombre debe aprender del agua su capacidad de regeneración y apreciar que la vida va más allá de su propia especie. 

Artículo relacionado

Cantar al río y al mar 

“El río y el mar son como los enamorados que se abrazan y se besan sin parar, son testigos de la vida, de la muerte y del azar, desde la distancia nos miran aterrados porque no logran entender lo que ha pasado a su alrededor” Ver más

 

 

 

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020