Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

Clic aquí para ir a la página gov.co
miércoles, 24 de abril 2024
24/04/2024
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Academia

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Sociedad

«Académica-Mente», la ruta para personas con TEA en la UdeA

02/04/2024
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periodista

Los trastornos del espectro autista —TEA— determinan la aproximación de las personas al mundo y, de la misma manera, pueden potenciar sus habilidades y destrezas. La UdeA cuenta con la ruta «Académica-Mente», que desde el 2021 ha realizado 1413 acciones con estudiantes y profesores que conviven con esta condición y para quienes el diagnóstico y acompañamiento idóneo, son claves en su permanencia académica.

Aunque algunas personas diagnosticadas con el trastorno del espectro autista evitan las actividades grupales o los métodos y tecnologías que no les facilitan el aprendizaje, suelen ser exitosos implementando rutinas y desarrollando temas que les interesan. Foto: Dirección de Comunicaciones/ Alejandra Uribe Fernández.

Cuando Santiago Elejalde Vásquez llegó al programa de Educación Especial de la Facultad de Educación de la UdeA enfrentó varios temores, uno de ellos relacionado con sus dificultades para trabajar en equipo y su preferencia por la soledad y la concentración. Su facultad de grabarse —casi al pie de la letra— capítulos completos de los libros en los que estudiaba opacaba su desinterés en entregar textos extensos o exámenes escritos; para él las respuestas estaban en redacciones de unos cuantos párrafos.

Algunos de sus compañeros y profesores pensaban que era un mal estudiante, pero encontraría en su camino a Luz Helena Uribe, profesora que marcaría su vida a partir de su primer diagnóstico y que permitiría que finalizara exitosamente su trabajo de grado. No hicieron falta muchas sesiones de asesorías para que ella rápidamente identificara uno de los factores claves en su proceso estudiantil y de vida: era un chico con trastorno del espectro autista —TEA—. Reconocer que durante veintitrés años había sorteado todo tipo de dificultades sin una orientación, fue el comienzo de un proceso que hasta hoy le ha permitido desarrollarse profesionalmente.

«Aunque existen diferentes tests y pruebas diagnósticas de gran utilidad, la identificación de los TEA no siempre es tarea fácil. Ello en razón a la gran variabilidad en las formas de expresión de esta condición y, por ende, a las particularidades y las necesidades de cada persona», aseguró Luz Helena Uribe Pedroza, neuropsicóloga, investigadora y docente de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia.

A partir de la ruta «Académica-Mente» de la estrategia de Permanencia Universitaria de la Vicerrectoría de Docencia el profesor Sergio Ernesto Casas y un equipo de trabajo –del que recientemente forma parte de la profesora Uribe Pedroza– vienen diseñando, gestionando y proyectando una serie de acciones para acompañar pedagógicamente a los estudiantes de las distintas sedes o seccionales de la Universidad de Antioquia que tienen un diagnóstico de TEA.

Desde el segundo semestre de 2021 hasta el primer trimestre de 2024, con ese propósito, la ruta ha ejecutado 1413 acciones para acompañar a un grupo de 32 estudiantes con diagnóstico, en proceso de diagnóstico o con presunción diagnóstica para remisión. «Se trata de una ruta interdisciplinaria y dirigida a estudiantes, admitidos y aspirantes con diversidades psicosociales, cognitivas e intelectuales. Dentro de este escenario se acompaña a estudiantes con presunciones diagnósticas y diagnósticos del autismo en diferentes trayectos como el acceso —admisión—, el ingreso —matrícula y liquidación—, permanencia —ciclo formativo y educativo— y graduación o cierre», explicó Sergio Casas, integrante del equipo de Permanencia Universitaria.

Esta ruta dispone de asesorías y estrategias pedagógicas que pueden ser gestionadas desde las oficinas de bienestar de las diferentes unidades académicas. La solicitud para acceder a ella pueden hacerla directamente los estudiantes o también puede derivarse de parte de profesores o personal administrativo de la Universidad de Antioquia que identifiquen esta condición en su entorno o en sí mismos. Debe ser un proceso en el que se reconozcan las necesidades puntuales de cada caso, con miras a plantear estrategias de participación y permanencia.

Santiago Elejalde Vázquez destaca la experiencia académica que pudo desarrollar de la mano de la profesora Uribe Pedroza: «me obsesioné con el tema del autismo en la educación superior. Ha sido una experiencia de aprendizaje muy grande porque me pasaban cosas que no sabía nombrar y me di cuenta de que buscaba la manera inadecuada para resolverlas, pero nadie me entendía. Las asesorías con la profe Luz Helena me permitieron realizar el trabajo de grado, y después de egresar de la Licenciatura en Educación Especial, ser docente. Si como profesor desconocemos esta condición, los estudiantes pueden ser malinterpretados o subestimados. Comprender la condición puede ayudar a docente a orientar el proceso de enseñanza y promover su potencial», advirtió.

El 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, una fecha para promover la participación de personas de todo el planeta en las actividades que se convocan desde diferentes centros educativos y organismos locales. En la Universidad de Antioquia, durante el mes de abril, se realizarán diferentes actividades asociadas a la efeméride, entre ellas el conversatorio «Trastorno del espectro autista TEA en la UdeA», que será el 18 de abril a las 2:00 p. m. en la Plazoleta Barrientos.

Foto: Dirección de Comunicaciones/ Alejandra Uribe Fernández.

«El autismo se entiende como una condición en la que hay alteraciones en la comunicación y la interacción social que se reflejan en tres asuntos fundamentales: dificultades en la reciprocidad social, alteraciones en la comprensión y el uso del lenguaje no verbal que acompaña las interacciones y dificultades para iniciar, mantener o comprender qué son las relaciones sociales», indicó Uribe Pedroza, quien por más de diez años ha dedicado su trabajo académico a estudiar y acompañar a personas con TEA.

La investigadora destaca que esta condición también comprende una dificultad de aceptar los cambios y la expresión de una serie de comportamientos que se caracterizan por ser repetitivos, ritualizados y estereotipados o estar centrados en intereses con un marcado carácter obsesivo y limitado. Por ello, puede propiciar la tendencia de algunas personas a estudiar muy profundamente temas especializados, por lo cual se han visto varios casos célebres en los que sus investigadores en temas como la robótica, las matemáticas y la ingeniería le han dado grandes aportes a la historia de la ciencia.

Los trastornos del espectro autista se clasifican de 1 a 3 según su grado de severidad y, por ende, de los apoyos que requiere cada persona. No hay rasgos físicos concretos, en ese sentido, para atender efectivamente el diagnóstico debe ser realizado por un equipo de profesionales del área de la salud, tales como psiquiatras, neurólogos, psicólogos clínicos, fonoaudiólogos, que profundizan en las especificidades de cada persona para reconocer sus fortalezas, debilidades y necesidades particulares.

Los intereses obsesivos, la preferencia por las actividades individuales y la tendencia a repetir las mismas actividades por largos periodos de tiempo, son algunas de las conductas que se advierten en estos individuos. Autismo típico, trastorno generalizado del desarrollo, asperger, son algunas clasificaciones de los TEA.

Una de las perspectivas que orientan hoy al equipo de la ruta Académica-Mente se enfoca en apoyar a los docentes que tienen en sus clases estudiantes con esta condición, para que  sepan acompañarlos desde sus particularidades. «La transición de la vida escolar a la vida universitaria es fundamental para el reconocimiento de la condición, porque implica el enfrentar o desarrollar habilidades relacionadas con la autonomía, la toma de decisiones y el uso de procesos de pensamiento de orden superior. Por eso, contar con grandes habilidades como la memoria, puede haber ocultado o apocado las verdaderas necesidades de estos estudiantes en la educación media o, incluso, hacer que pasen años de su vida sin saber de la condición», insistió Elejalde Vázquez.

El cine y la televisión han instalado imaginarios centrados en estereotipos o sesgos sociales sobre el autismo, por lo que es fundamental que en diferentes espacios se consideren las características y diferentes formas de expresión de esta condición, desatendiendo a los moldes de cómo lucen los autistas. En este sentido, la ruta emprendida por Permanencia Universitaria trabaja día a día en revisar sus potencialidades y destrezas, para que las personas con trastornos del espectro autista no solo tengan un acompañamiento en su trayectoria académica, sino que puedan ayudar a otros a vivir esta condición desde el desarrollo de sus destrezas.

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2033 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020