Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 4 de agosto 2021
04/08/2021
Síguenos

Ciencia

UdeA Noticias
Academia Ciencia Vida

El meteorito también cambió el bosque tropical

08/06/2021
Por: Carlos Olimpo Restrepo S. - Periodista

Una egresada de Biología de la Universidad de Antioquia participó en una amplia investigación sobre los ecosistemas de bosque tropical. El estudio consolidó importantes descubrimientos y abre las puertas a otros análisis científicos sobre los cambios que se presentaron hace 66 millones de años, tras el impacto de un asteroide contra el planeta.

Hoja fósil del Paleoceno de Colombia (58-60 millones de años). Foto: Mónica Carvalho.

Hasta hace poco, la ciencia tenía claro que el asteroide que cayó hace unos 66 millones de años cerca de la actual península de Yucatán contribuyó a la extinción del 75 % de la vida en la Tierra, la mayoría de las especies de animales, entre ellas los dinosaurios no avíanos.

Sin embargo, hasta hoy poco se conocía de la afectación en los bosques tropicales y, por eso, en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, un grupo de científicos liderados por Carlos Alberto Jaramillo Muñoz se trazó la meta de establecer lo sucedido con las plantas en esta zona del planeta. 

En ese equipo se encuentra Mónica Carvalho, egresada del pregrado de Biología en la Universidad de Antioquia, quien desde antes de graduarse, en 2009, ya se había acercado a la investigación de las plantas fósiles. Su maestría en Geociencias y su doctorado en Botánica, ambos en Estados Unidos, le abrieron el panorama.

«Cuando terminé el doctorado quería volver a estudiar sobre Colombia y apliqué a una beca posdoctoral de tres años del Instituto Smithsonian, con el planteamiento de un proyecto para investigar fósiles de plantas. Estuve los últimos tres años haciendo trabajo de campo en muchas áreas del país en busca de fósiles del Cretácico, la era de los dinosaurios, y posteriores, para completar una historia en la que numerosos estudiantes e investigadores contribuyeron», dijo la científica.

Mónica Carvalho explicó que lo de completar la historia se refiere a que «no estábamos buscando el origen de los bosques tropicales, sino qué les pasó cuando cayó el asteroide. No existía un registro completo que contara qué ocurrió con la vegetación tropical con la extinción del final del Cretácico. Descubrimos que los bosques que había antes de la extinción eran totalmente distintos a los actuales y que fue después de ese evento cuando aparecieron los bosques como los conocemos hoy».

Los encontrado

El anuncio de este hallazgo sobre las selvas del norte de América del Sur se hizo el pasado 2 de abril en un artículo publicado en la revista Science, en el cual también se destacó que los investigadores «no solo encontraron cambios en la composición de las especies, sino que también pudieron inferir cambios en la estructura del bosque (…) el dosel del bosque evolucionó de relativamente abierto a cerrado y en capas, lo cual llevó a una mayor estratificación vertical y una mayor diversidad de formas de crecimiento de plantas».

Carvalho agregó que «una característica de los bosques tropicales hoy es que un número pequeño de familias de plantas, unas 25, agrupan casi el 75 % de las especies de árboles. Estas familias son las mismas que vemos en mayor abundancia y diversidad sólo después de la extinción. Las diferencias en la estructura del bosque y en la abundancia de especies de plantas con flores nos indica que no solo hay un cambio en la composición del bosque, sino que también se generó un ecosistema totalmente distinto, compuesto por plantas diferentes y que funcionaba de manera diferente». 

Para llegar a esta conclusión se estudiaron más de 50 000 granos de polen y 6000 hojas de plantas fosilizados, recogidos por los investigadores en las minas de carbón de El Cerrejón —La Guajira—, en canteras de arcillas y ladrilleras en las afueras de Bogotá y en minas artesanales de carbón en Cundinamarca y Boyacá que explotan la Formación Guaduas.

«Con el polen, sobre todo, se ve que antes de la extinción las comunidades vegetales estaban formadas por una mezcla de helechos, plantas con flores y coníferas, de una manera equilibrada. Hace 66 millones de años, cuando cayó el asteroide, se perdió el 45 % de la diversidad de especies vegetales y aparece entonces un bosque dominado por plantas con flores, que pasan de ser un 4 0% a casi un 90 %, según todo el polen encontrado, y eso indica que hay un cambio muy drástico en la composición de los bosques», explicó Mónica Carvalho.

Con las hojas —agregó— «encontramos diferencias ecológicas marcadas: antes de la extinción de los dinosaurios, los bosques no eran cerrados, eran muy abiertos, para permitir la entrada de la luz y eso se sabe por la química de las hojas fósiles y por características físicas. Los bosques de hoy son muy cerrados, muy densos, multiestratificados, lo cual hace que la luz que llega al suelo es muy tenue en comparación con la cantidad que llega al techo del bosque».

Este gran estudio y la conclusión de que los bosques tropicales de hoy son muy diferentes a los que había hace 66 millones o más años abre las puertas a nuevas indagaciones científicas. La paleobotánica Carvalho señaló que «estamos mirando más atrás en el tiempo. Los fósiles de la era de los dinosaurios que examinamos en el estudio datan entre 70 y 66 millones de años, ahora estamos buscando más atrás, hasta 100 millones de años o más, para poder mirar cómo eran las plantas, si la productividad de los bosques era menor, cuáles especies de plantas los componían. Esto nos va a contar mucho sobre esa primera evolución de las plantas con flores en el trópico, que hoy son fundamentales en el planeta».

Otro de los proyectos que se desprende de esta investigación tiene que ver con la evolución y diversificación de las leguminosas y su impacto sobre la productividad global. «Las leguminosas son uno de los grupos más diversos y abundantes en bosques tropicales hoy en día, y son determinantes de la productividad del bosque debido a que tienen la capacidad de hacer disponible nitrógeno uno de los nutrientes esenciales para las plantas en el suelo. Esta familia de plantas se torna abundante y diversa en el trópico sólo después de la extinción. Queremos mirar cómo la diversificación de esa familia después del impacto del meteorito pudo haber cambiado el ciclo de nitrógeno», explicó la experta.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020