Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 24 de junio 2022
24/06/2022
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Sociedad

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Sociedad Vida

Educación ambiental se fortalece en 13 comunas de Medellín de la mano de la UdeA

17/05/2022
Por: Johansson Cruz Lopera - Periodista

Mediante procesos formativos ambientales, estrategias y acciones que tienen en cuenta los contextos y cotidianidad de las comunidades, la Facultad de Educación de la UdeA ejecuta, desde el 2020, el Proyecto Educativo Ambiental. Son 13 comunas de Medellín las que priorizaron este proceso en sus programas de Planeación Local y Presupuesto Participativo, que ya suma una inversión cercana a los 12 mil millones de pesos. 

Construcción de una Ecohuerta Urbana en la Comuna 9, como parte de las estrategias de sensibilización con la comunidad. Foto cortesía: Proyecto Educativo Ambiental 

Gracias a una invitación de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, desde el año 2020 la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia, a través del Departamento de Extensión y Educación a Distancia, operó y ejecutó el Proyecto Educativo Ambiental en 13 comunas de la ciudad con recursos del programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de cada una de esas comunidades.  

Para la Alma Máter es fundamental hacer parte de estos procesos de planificación y gestión ambiental en las diferentes comunas y corregimientos, expresó Wilson Antonio Bolívar Buriticá, decano de la Facultad de Educación, porque son el escenario por excelencia que permite dar cumplimiento a las tres funciones misionales de la institución: la investigación, docencia y extensión. 

Uno de los aportes más interesantes que realizó la UdeA, más allá del manejo transparente y eficiente de los recursos —cerca de 12 mil millones de pesos hasta la fecha— fue el enfoque del proyecto. Según Leny Yohana Cano, profesional en Planeación y Desarrollo Social y coordinadora del Proyecto Educativo Ambiental, la apuesta es formar ciudadanos críticos y reflexivos que sean conscientes de la forma como se relacionan con los ecosistemas. 

Tradicionalmente lo ambiental siempre ha sido visto en términos de recoger los residuos, separar, limpiar un punto crítico; pero hay otras problemáticas desde la visión sistémica de ambiente. «La convivencia misma hace parte de esa realidad ambiental y eso es hoy lo que nosotros estamos posicionando en el territorio, entender lo ambiental como esa relación conmigo mismo, con mis semejantes, pero también con los ecosistemas, los animales, toda esa riqueza que tenemos y que necesitamos para vivir. Hoy hemos logrado, como Universidad, que las comunidades aumenten esa confianza y hemos pasado de tener 8 comunas en el 2020 a 13 en el 2022, que han priorizado el tema ambiental», expresó Cano.  

«Lo ambiental es el escenario donde nos encontramos todos como humanidad y es desde ese punto que el cuidado y la protección no puede ser solo responsabilidad del empresario o de la institucionalidad, tiene que ser desde el ciudadano más pequeño hasta el más grande. ¿Cuándo logramos eso? Cuando lo hacemos de manera consciente. Cuando logramos incorporarlos como una práctica, por ejemplo, cuando abrimos la llave para bañarnos y no desperdiciamos agua como una práctica cotidiana. Se necesitan procesos formativos para entender eso porque el ser humano aprende por etapas, aprende con el tiempo. Este es un proceso educativo al que le estamos apuntando y, por fortuna, en esta alianza con la Secretaría de Medio Ambiente, hemos entendido que estos procesos no pueden ser a corto plazo, que requieren tiempo para modificar ese pensamiento», Leny Yohana Cano, coordinadora del Proyecto Educativo Ambiental. 

El decano de la Facultad de Educación destacó que este proyecto permite desarrollar procesos formativos ambientales donde se ponen en escena los diferentes enfoques, herramientas y estrategias que la pedagogía y la didáctica tienen, permitiendo la interdisciplinariedad y el intercambio con el saber comunitario.  

«Con las comunidades realizamos lecturas sistémicas del territorio para comprender las diversas problemáticas ambientales y, desde ahí, construir propuestas de solución desde sus alcances y realidades. Muestras de ello es la instalación de paneles solares, sistemas de aguas lluvias, estufas eficientes», afirmó el directivo.  

Una de las estrategias de más impacto fue la caravana ambiental, la cual recorrió las diferentes comunas para sensibilizar a las comunidades sobre la importancia de abordar y ser partícipe de los proyectos de educación ambiental que se realizan en sus territorios. Foto cortesía: Proyecto Educativo Ambiental. 

Un punto crucial de esta iniciativa es llevar todo este discurso a la reflexión, pero también materializarlo en los hogares, por ello se tienen múltiples estrategias. «Una de esas estrategias, por ejemplo, son los hogares sostenibles, trabajar con los integrantes de ese hogar para saber cómo viven, cómo consumen el agua, la energía, cómo conviven entre ellos, cómo se movilizan y a partir de un diálogo y un acompañamiento permanente empezamos a identificar que es necesario cambiar algunas prácticas que van en referencia al cuidado y protección de los ecosistemas. Es comenzar a transformar prácticas», dijo Leny Yohana Cano.  

No es fácil convencer a la comunidad para que priorice parte del Presupuesto Participativo en educación ambiental; en el territorio hay necesidades también de otro índole, como el de infraestructura, sin embargo los ciudadanos han recibido con agrado el proyecto que lidera la Facultad de Educación. En eso coinciden Magnolia Pérez, líder comunitaria de la Comuna 1 y Marleny Castañeda, habitante de la Comuna 2, resaltando la importancia de este programa en la cultura ambiental en sus calles. «Tomamos una excelente decisión al abordar este tema, se siente el cambio de mentalidad», afirmó Marleny. 

Esta experiencia permite, en palabras de Edgar Ocampo Ruiz, jefe del Departamento de Extensión y Educación a Distancia de la Facultad de Educación de la UdeA, traer a la academia las vivencias y experiencias dadas desde el proyecto para producir nuevos conocimientos, para cualificar las prácticas y orientar los currículos y procesos formativos que desde la Facultad se desarrollan.   

«Es un proceso que permite el diálogo entre los actores, el relacionamiento con las diferentes formas de organización del territorio, la construcción colectiva en función de las condiciones ambientales. Igualmente permite poner en escena la teoría y la práctica. Es un escenario que legitima y re-significa la labor de la academia en los territorios», concluyó  Ocampo.  

Hay tres grandes elementos del proceso que la Universidad aportó a este proceso, más allá del enfoque: lo primero es el conocimiento del contexto y del territorio. En la Universidad sabemos cómo aprenden y piensan en las diferentes comunas de la ciudad. Lo segundo es la legitimidad y el amor por la Universidad por parte de las comunidades. Un operador que le da confianza a los ciudadanos en el manejo de los recursos. «Ese es un asunto vital dentro de los procesos que se realizan con Presupuesto Participativo y es que al operador de esos recursos le duela el territorio, lo valore y quiera aportar», anotó Leny Ocampo.  

Tercero es que se logró crear una infraestructura administrativa que le paga a las personas de la comunidad que prestan servicios a los proyectos —refrigerios, guías, logística, etc— quincenalmente y eso es un alivio muy importante para ciertos entornos sociales que no tienen el músculo financiero de los grandes operadores. «Entonces hicimos de un proyecto, que está hablando de lo educativo ambiental —del ambiente como sistema— no solo una práctica académica, sino que dimos soluciones administrativas y operativas e hicimos una conjugación de elementos donde mostramos que se puede poner en escena la visión sistémica que plantemos y que va más allá del discurso», puntualizó la coordinadora del proyecto. 

Nota: La coordinación del programa desde la UdeA, realizó el 11 de mayo de 2022, una caravana ambiental —similar a las que se realizan en los barrios— para sensibilizar a los estudiantes de la Alma Máter sobre algunas problemáticas que encierra la Universidad en el tema ambiental. La idea es importar al claustro académico parte de lo que se realiza a través de extensión universitaria. Así se vivió esta jornada: 

 

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020