Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 29 de julio 2021
29/07/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Academia Sociedad Vida

La pandemia también es informativa

10/06/2021
Por: Julián David Ospina Sánchez - Periodista

Ignorar el autocuidado, deslegitimar la vacunación o entrar en pánico son algunas reacciones ante la infodemia o exceso de información sobre la covid-19. Un sin número de noticias, mensajes en redes, cadenas y el chisme callejero dificultan la aplicación de políticas de salud pública. Analistas de la UdeA comparten su visión y plantean alternativas.

Ilustración: Carolina Gomes.

A mediados de mayo, el Departamento Distrital de Salud de Cartagena reportó que en la ciudad más de 4000 personas se habían negado a vacunarse contra la covid-19 con el biológico AstraZeneca de la Universidad de Oxford, con el argumento de que producía coágulos sanguíneos. ¿De dónde salió esta información?

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud —OMS— y la Agencia Europea de Medicamentos afirmaron que este biológico contra la covid-19 es seguro, versiones preliminares de algunos medios de comunicación en enero, sobre posibles trombos en pacientes del Reino Unido, tomaron fuerza y se tradujeron en múltiples mensajes por redes sociales, cadenas de WhatsApp y rumores callejeros que hoy generan dicha desconfianza.

La OMS definió este fenómeno como infodemia, un neologismo que describe al exceso de información sobre un tema de interés, en este caso la pandemia por el SAR-CoV-2, que dificulta la toma de decisiones correctas a nivel personal y social, y avanzar en la aplicación de políticas de salud pública.

Una noticia puede ser cierta, pero sumergida en el océano de datos que se ofrecen es posible que termine convirtiéndose en desinformación, como explicó el residente de psiquiatría de la Universidad de Antioquia Diego Alejandro Espíndola Fernández, que fue escogido por la OMS, con otros 200 profesionales del mundo, para estudiar la infodemia.

En este panorama los nuevos actores y con papeles preponderantes son las redes sociales, que en su mayoría son gratuitas y de fácil acceso para los ciudadanos. «En Pakistán, en medio de la campaña de vacunación para erradicar la polio en 2019, la replicación vertiginosa por redes de información que reseñaba efectos secundarios de los biológicos terminó con el asesinato de varios profesionales de la salud y la quema de centros médicos», argumentó Espíndola Fernández.

Esto evidencia que la saturación informativa no depende solo de quienes emiten el mensaje, sino de la forma en que los ciudadanos buscan y reproducen los contenidos. «La posición ética que tenemos frente a la vida, más allá de la formación académica, se traslada a este campo y en la mayoría de los casos no se hace una curaduría de las noticias que se reciben, su fuente e intención. Se terminan consumiendo y replicando una cantidad de datos que nos atragantan y luego se vomitan», anotó el sociólogo egresado de la Alma Máter, Ómar Alonso Urán Arenas.

«Desde el punto de vista matemático lo analizamos basados en que tenemos un sistema de creencias y las informaciones que nos lo ratifican son aceptadas y multiplicadas fácilmente, sin hacer corroboración alguna», expresó César Augusto Uribe, ingeniero electrónico de la UdeA y profesor de la Universidad de Rice en Houston. Un país con un alto grado de marginalidad, incredulidad y desprecio por la vida se acerca más a los llamados «influenciadores» que al discurso médico, manifestó el profesor Urán Arenas.

Vacunación contra la infodemia

Para el médico Diego Espíndola, la infodemia puede conducir a malas prácticas de prevención y tratamiento del virus, estrés y falta de interés por los cuidados básicos. Por eso se necesita la vacuna contra la epidemia informativa que establece como principio básico el contraste de toda noticia que se reciba. En palabras del sociólogo Urán Arenas: «No tragar entero».

Como segunda medida, siempre se debe evaluar la fuente. Los expertos son de vital importancia en este punto, son ellos con su conocimiento los que pueden entregar los contenidos y ponerse al nivel de la ciudadanía para explicarlos, como decía Leonardo da Vinci: «La ciencia más útil es aquella cuyo fruto es el más comunicable», planteó Espíndola González.

Por último, el ingeniero César Uribe recomendó ignorar las cadenas, sobre todo de WhatsApp, que se propagan tan rápido como un virus altamente contagioso. «Aquí se habla de un verdadero crecimiento exponencial en muy corto tiempo, sin ningún sustento ni previo análisis del emisario», concluyó.

Información confiable

Para garantizar el acceso oportuno a la información de los especialistas en la covid-19, la Universidad de Antioquia dispone de canales como: la web y el Twitter de la Facultad de Medicina: medicina.udea.edu.co y @Medicina_UdeA; de la Facultad Nacional de Salud Pública: saludpublica.udea.edu.co y @FacNSaludPublic; la web del hospital virtual: livinglab.medicinaudea.co; y de la IPS Universitaria: ipsuniversitaria.com.co.

Además, a nivel nacional e internacional, se pueden resolver dudas sobre el virus y el proceso de vacunación en los sitios del Instituto Nacional de Salud: ins.gov.co; del Ministerio de Salud: minsalud.gov.co; de la OMS: who.int, y del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos: cdc.gov.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020