Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 2 de agosto 2021
02/08/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Academia Ciencia

Así se protegen los inventos de la Universidad

20/05/2021
Por: Carlos Olimpo Restrepo S. - Periodista

Las ideas y desarrollos que salen de los laboratorios y aulas de la Universidad de Antioquia cada año son presentados ante la Superintendencia de Industria y Comercio para obtener una patente y, de esta manera, garantizar que el esfuerzo en investigación se vea compensado mediante su uso comercial.

Los sistemas de combustión desarrollados por Gasure son útiles para el sector productivo y contribuyen a disminuir la emisión de contaminantes. Foto: cortesía.

A muchos de nosotros la combustión sumergida o la combustión sin llama no nos dice mucho, pero las investigaciones y desarrollos que se hacen al respecto en el Grupo Ciencia y Tecnología y Uso Racional de la Energía (Gasure), de la Facultad de Ingeniería, llevaron a que la Universidad de Antioquia obtuviera dos nuevas patentes por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), el pasado mes de marzo.

Y en noviembre de 2020 la SIC concedió una patente a un hidrogel para el tratamiento de la leishmaniasis cutánea, desarrollado por el Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet) de la Facultad de Medicina, una enfermedad de la que se reportan en promedio 1.5 millones de casos al año en el mundo y más de 6000 en Colombia.

Recientemente también se notificó la concesión de un mismo registro en 19 países por un número igual de patentes, con lo cual la UdeA tiene hoy 105, que le representan un balance acumulado de $714 millones de pesos por concepto de regalías con corte al año pasado.

Esto se logra gracias a que, en gran parte del mundo, las ideas, creaciones e invenciones de las personas y entidades están protegidas por los derechos de propiedad intelectual, fundamentados en los acuerdos firmados en el marco de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). En Colombia, la entidad encargada de hacer cumplir esta protección es la SIC.

De esta manera, la Universidad de Antioquia se mantiene entre las primeras instituciones de educación superior colombianas en la obtención de estos registros de propiedad, que garantizan ingresos no solo para la institución, sino también para los integrantes de los equipos de investigación —profesores, estudiantes, empleados administrativos—, quienes por varios años reciben entre un 17 % y un 40 % de los ingresos, según el monto que perciba la Alma Máter por ese concepto.

Liderazgo

«En nuestra Universidad hacemos importantes esfuerzos para que la mayor parte de los resultados y productos de investigación, el nuevo conocimiento, no se quede en los anaqueles y pueda llegar a los sectores externos como aportes al desarrollo de diferentes sectores económicos y sociales. Obtener las patentes es parte de esos esfuerzos, ya que así se conservan los derechos de propiedad de los investigadores y de la Institución, se reconoce la capacidad creativa e inventiva y se brindan bases jurídicas y comerciales para negociaciones en el ámbito nacional e internacional», señaló el profesor e investigador David Hernández García, vicerrector de Extensión de la UdeA.

Los datos de la SIC durante las últimas dos décadas muestran que la Alma Máter ocupa lugares destacados en solicitud y obtención de patentes. Entre 2001 y 2019, la SIC recibió 1040 solicitudes de patentes por parte de 94 instituciones de educación superior colombianas y entre las que más realizaron este procedimiento se encuentran la Universidad Nacional de Colombia, con 132; UIS, con 83; Eafit, con 62, y UdeA, con 61. Solo en 2019 —último año del que hay datos consolidados— la SIC recibió 136 solicitudes de universidades del país: 13 de la Nacional, 9 de la Santo Tomás, 8 de La Sabana, 8 de la UPB y 7 de la Universidad de Antioquia.

En cuanto a patentes concedidas por la SIC entre 2001 y 2019, del total de 473, la Nacional recibió 67, Eafit 41 y la UdeA 38. Para 2019, de las 158 concedidas a universidades, el ranquin lo lidera la Nacional, con 18, seguida de la UIS, con 12, y las del Valle y Eafit, con 10. La UdeA solo obtuvo dos ese año.

El año pasado, la Universidad presentó ante la SIC nueve solicitudes de patentes y le fueron concedidas ocho, entre algunas de las peticiones nuevas y otras que ya estaban en proceso.

Esto, en medio de un panorama mundial que muestra un crecimiento sostenido en la inversión de los países en investigación y desarrollo entre 1996 y 2016, que llega a estar incluso por encima del crecimiento de la economía global, según el informe «La propiedad intelectual y la transferencia de tecnología para lograr un cambio estructural en Colombia», elaborado por la ingeniera Pamela Álvarez Acosta, coordinadora de la Unidad de Transferencia de Tecnología de la Universidad de Antioquia.

En dicho documento queda claro que América Latina es la región de más lento crecimiento en materia de innovación en el mundo, y que nuestro país ocupa el sexto lugar en esta zona y el 67 en el mundo en el Índice Mundial de Innovación de la OMPI, pero también se destaca que Colombia puede ser en pocos años una referencia en este campo en Latinoamérica, si pasa del 0.25 % al 1 % de su PIB invertido en investigación y desarrollo, como es la meta del actual Gobierno.

Utilidad

«Tener una patente da cuenta de la calidad de la investigación de la Universidad, porque es un producto bastante exigente de producción científica y tecnológica, para obtenerla se debe pasar por un proceso de evaluación riguroso», aseguró Pamela Álvarez Acosta, quien agregó que la novedad es el criterio esencial para que las entidades nacionales e internacionales la otorguen.

Según la SIC, las ideas que buscan la protección con una patente también deben cumplir con otros dos requisitos, además de la novedad, como el nivel inventivo (que la invención no se desprenda o deduzca del estado de la técnica de forma obvia o evidente) y aplicación industrial (que pueda ser fabricada o aplicada en cualquier tipo de industria).

«Las patentes son un permiso que nos da el Estado para tener un monopolio sobre un desarrollo, porque la propiedad intelectual también tiene un fin comercial; además de propender por la innovación, busca que se lleven esos desarrollos del laboratorio al sector real y generen esas soluciones que se requieren en el mercado y para beneficio de la sociedad», dijo María Conchita Ramos Duque, de la Unidad Transferencia de Tecnología de la División de Innovación de la UdeA.

Agregó que, además, la patente significa «un reconocimiento al esfuerzo de los profesores que, con su dedicación y trabajo de investigación, logran una invención, un desarrollo que permite solucionar problemas a la comunidad en general». 

Para asegurar que la comunidad universitaria se beneficie económicamente de los desarrollos que logran sus investigadores, la Alma Máter «busca en el mercado a las empresas interesadas en ese conocimiento, para licenciarlo y obtener regalías por ese trabajo», sostuvo Ramos.

Las patentes son un indicador de la calidad de la investigación que se hace en un país y a su vez un mecanismo de valor para la transferencia de tecnología con impacto en la productividad y competitividad, por eso la UdeA sigue haciendo un gran esfuerzo para que las unidades académicas y sus grupos de investigación continúen esta tendencia de desarrollar ideas que aporten a solucionar necesidades de la sociedad colombiana y del mundo.

Otras protecciones

La entrega de una patente por parte de la SIC o de algún país significa un grado de protección de la propiedad intelectual diferente al que se hace cuando se divulga un proceso de investigación o sus resultados en una revista científica especializada. Y también es diferente al registro de los derechos de autor, que se hace para software, obras de arte —música, literatura—, entre otros.

En 2020, la UdeA logró 45 registros de protección de propiedad intelectual, de los cuales 37 corresponden a derechos de autor. También se adelantaron procesos para la protección de los inventos de la Universidad en otros países.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020