Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

martes, 4 de octubre 2022
04/10/2022
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Opinión

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Opinión

La precarización del trabajo. A propósito de los profesores universitarios

18/08/2022
Por: Harold Cardona Trujillo, profesor ocasional Instituto de Estudios Regionales Iner-UdeA

«... A menudo tenemos que hacer malabarismos y buscar ser contratados como docentes en varias facultades para llegar a fin de mes, y muchos de nosotros pasamos incontables horas cada semana viajando a los campus de las regiones, lo que exacerba nuestros recargados planes de trabajo...»

Los profesores ocasionales y de cátedra son un componente grande y creciente de lo que el economista británico Guy Standing ha llamado el "precariado", personas para quienes la posibilidad de un empleo pleno y justo es un sueño que se desvanece rápidamente.

Si bien los trabajadores precarios representan una triste realidad en todos los sectores, el público se ha mostrado menos inclinado a creer que cualquier persona con múltiples títulos universitarios y un título de "doctor" o "profesor" podría entrar en esa categoría.

El jueves 4 de agosto en la Asamblea ampliada de profesores de la Universidad de Antioquia se abordó el desafío de estas precarias condiciones de empleo. Todos los profesores trabajan arduamente para garantizar que los estudiantes reciban una educación que los prepare para el mundo más allá de la universidad. Sin embargo, cada vez son más los profesores con contratos a corto plazo sin salarios equitativos o beneficios sociales.

A menudo tenemos que hacer malabarismos y buscar ser contratados como docentes en varias facultades para llegar a fin de mes, y muchos de nosotros pasamos incontables horas cada semana viajando a los campus de las regiones, lo que exacerba nuestros recargados planes de trabajo.

Esto reduce profundamente nuestro tiempo para escribir y publicar lo que se requiere para ser considerados seriamente para el número cada vez menor de puestos permanentes que se abren en las universidades públicas. Somos vistos y tratados como mano de obra prescindible y barata, y las condiciones de nuestra vida y trabajo así lo reflejan.

Los efectos de nuestra prescindibilidad también se ven en nuestras condiciones de trabajo. Nos preocupamos por los estudiantes y queremos ayudalros a tener éxito, pero es difícil asesorarlos cuando no se está seguro de estar allí de un semestre a otro.

Aun así, como profesionales, hacemos lo mejor que podemos para pasar más tiempo con los estudiantes, para mejorar nuestra enseñanza a través de formación adicional, para enriquecer nuestro conocimiento e investigación a través de la asistencia a conferencias y mejorar nuestras universidades a través del servicio a las dependencias. Sin embargo, la elección de hacer estas cosas es la elección de trabajar sin remuneración.

A diferencia de nuestras contrapartes los profesores vinculados, cuyos niveles salariales y planes de trabajo reconocen tales actividades, es limitado el reconocimiento en tiempo o pago para participar en capacitaciones, reuniones sindicales o reuniones departamentales, realizar investigación y publicar, pero se espera que hagamos precisamente eso para demostrar que merecemos trabajar en la academia.

No siempre fue así. Nuestras universidades están sub-financiadas por el gobierno de Colombia. El estancamiento de los fondos significa que nuestras universidades no contratarán suficientes profesores permanentes para mantenerse al día con el crecimiento de la matrícula. Los profesores ocasionales y de cátedra se ven como una forma de llenar este vacío. Pero nuestras condiciones de trabajo son las condiciones de aprendizaje de los estudiantes.

Mejorar esas condiciones es apoyar una educación excelente en las universidades. También se trata de justicia social y equidad. Y se trata de asegurarse de que cada trabajo académico sea un buen trabajo, al igual que cada trabajo debería ser un buen trabajo.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos.  Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

 

 

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020